La ´joven Gioconda´ del Prado

Los investigadores del Museo del Prado dieron a conocer el descubrimiento de una ´melliza´ de La Gioconda, realizada en el taller de Da Vinci.

El Museo del Prado reveló ayer un impresionante descubrimiento: una réplica que se guardaba de La Mona Lisa, procedente de la colección real, a la que los expertos madrileños consideraban una de las tantas copias anónimas del famoso retrato de Leonardo Da Vinci que representa a Lisa Gherardini, resultó, después de un profundo trabajo de restauración, haber sido “realizada en el propio taller del humanista italiano mientras este pintaba la original”, reseñó la agencia EFE.

Un retrato flamenco

Las razones por las que los expertos consideraron esta obra como una réplica algo “banal” del original fueron varias, empezando por el aspecto cromático: la paleta de colores de La Mona Lisa del Prado es más vibrante que la del original. Por eso se pensó que “había sido pintada por un artista flamenco u holandés”, coincidencia probable si se considera que la pintura flamenca destaca por la maestría en el manejo del color al óleo inclusive sobre la perspectiva matemática, tan cara a los artistas florentinos del renacimiento.

Aunado a esto, fomentó el desinterés el que el fondo de la pintura fuera totalmente oscuro: carecía del paisaje en perspectiva de la original, marca que también apuntaba a Flandes, ya que el retrato típico de los siglo XV y XVI que se realizaba en esta región captaba al personaje en un fondo neutro de color oscuro, estilo que se adoptó en España durante siglos al ser esta una colonia española.

Otros datos que revela El Prado, acerca de su poca relevancia fue el soporte: una tabla de roble, que tampoco era utilizado por los artistas toscanos, quienes preferían otros como el nogal.

Sin embargo, fuentes del museo informaron ayer a la agencia EFE que los restauradores han descubierto bajo el fondo negro del cuadro “el mismo paisaje toscano que el de La Mona Lisa del Louvre, y al estar esta copia en mejor estado de conservación, arroja luz sobre el enigmático cuadro de La Gioconda y su icónica sonrisa”. Ahora se piensa que ese fondo oscuro fue añadido al cuadro en el siglo XVIII, y que al retirarse permite observar el paisaje del norte de Italia presente en el original de Da Vinci.

Por otro lado, pudo haber sido realizada en Italia ya que la tabla resultó ser de nogal, al igual que la auténtica. Coinciden, asimismo, en las dimensiones: el tamaño de original y réplica es prácticamente el mismo: 77 X 53 centímetros para el primero, y 76 X 57 para la segunda, según informa Europa Press.

Otro dato que dio El Prado a la agencia de noticias española es que con mayor nitidez en el sfumatto creado por Da Vinci y una nueva luminosidad en el rostro de la retratada hace considerar a La Mona Lisa “no tan madura como se intuía en el original”.

Según publica el diario El País “el rostro del original de París permanece oscurecido por el barniz envejecido por el paso del tiempo, lo que hace que el aspecto de la muchacha del cuadro parezca el de una mujer de mediana edad, mientras que el de El Prado ofrece ahora la visión de una chica de unos 20 o 25 años”.

Otra conclusión a la que llegaron los expertos fue que esta copia de La Gioconda fue pintada simultáneamente y en el mismo taller de Da Vinci. Esta inferencia se ha obtenido al descubrir, mediante reflectografías con rayos infrarrojos, que las rectificaciones de la copia son prácticamente exactas a las que hizo Da Vinci, lo que hace pensar que el discípulo presenció el proceso de creación de la obra e introdujo los mismos cambios que su maestro.

Ana González Mozo, una de las especialistas de la pinacoteca madrileña, presentó una ponencia en la que establecía la evidencia de que la copia salió del estudio de Leonardo.

La obra, fechada comúnmente en el primer tercio del siglo XVI, como contemporánea a la obra de Da Vinci, divide ahora su autoría entre dos de los alumnos más próximos al pintor: Andrea Salai y Francesco Melzi.

El museo madrileño ha calificado el descubrimiento de “muy científico” y muy importante para los historiadores de arte.

exposición

El descubrimiento, que será presentado oficialmente el 21 de febrero, viajará a la exposición que el Louvre prepara sobre “La Santa Ana” de Leonardo, prevista entre el 29 de marzo y el 25 de junio. El Prado garantiza que su obra nunca ha salido de las paredes del museo y que en ningún caso ha estado abandonada o perdida. La copia ha sido expuesta en diversas ocasiones, aunque no era una pieza codiciada.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código