A lavarse bien las manos

Tener el cuidado de mantener las manos limpias previene el contagio de un sinnúmero de enfermedades.

Mantener las manos limpias y lavarlas adecuadamente puede reducir en 80% la posibilidad de contraer enfermedades infecciosas, explica la doctora Mónica Rodríguez, epidemióloga especialista en salud ocupacional.

Con lavarse las manos se previenen infecciones intestinales, diarrea, conjuntivitis, influenza, hepatitis A, salmonela, cólera, virus respiratorios y enfermedades cutáneas, amplía Rodríguez.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dado a conocer que cada año 3.5 millones de niños no llegan a celebrar su quinto año debido a la diarrea y la neumonía, situaciones que pudieran cambiar con una higiene adecuada, advierte.

¿Cómo hacerlo?

Rodríguez recomienda que para que el lavado de manos se haga debidamente, se deben frotar palmas y dorsos con agua y jabón por espacio de 20 segundos. Un lavado inferior a los 10 segundos no suele ser eficaz.

Además, aclara que si solo se usa agua para lavarse omitiendo el uso del jabón “no se está haciendo nada”.

Otra alternativa para mantener las manos limpias es el uso de soluciones alcoholadas, siempre y cuando se usen en manos que se vean limpias, pues si están sucias el gel o líquido no funciona.

Las soluciones alcoholadas son un complemento al lavado de manos, pero no es un sustituto del agua y jabón, explica Rodríguez.

Adicionalmente, las manos deben estar secas al aplicar el producto y no se debe retirar con papel toalla o secarse.

Cuidados

El hábito de lavarse las manos es recomendado antes de comer, después de ir al baño o luego de cambiar pañales desechables a los bebés, por ejemplo.

Sin embargo, recuerda Rodríguez que hay que tener presente la cantidad de bacterias que existe en los espacios de convivencia pública, por lo cual es necesario lavarse frecuentemente. Indica que lo recomendado es lavarse las manos como promedio 10 veces al día.

Se refirió a un estudio de la Universidad de Arizona de 2001 que indicaba que los cinco lugares más contaminados en una oficina son: el teléfono, la manigueta de la fuente de agua, la del horno microondas, el escritorio y el teclado de la computadora.

Otros objetos de uso común muy contaminados son: las perillas de lavamanos, puertas, pasamanos y ascensores, considerando que las bacterias pueden vivir sobre una superficie entre 24 y 48 horas.

Rodríguez dice que este hábito se debe aprender desde el hogar, y la intención de las campañas es reforzar la conciencia de la población. Para ese fin, Kimberly-Clark Professional desarrolla la campaña “La salud está en tus manos”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código