En locomotora hasta 1890

El tren llegó a Uruguay en 1910 luego de ser construido por una firma inglesa. Hoy se encarga de llevar a turistas por el Montevideo antiguo.
DATO. La locomotora es considerada un patrimonio histórico nacional. EFE DATO. La locomotora es considerada un patrimonio histórico nacional. EFE
DATO. La locomotora es considerada un patrimonio histórico nacional. EFE

Uruguayos y turistas pueden viajar atrás en el tiempo con un recorrido en tren de vapor que redescubre el antiguo barrio de Peñarol, creado en 1890, germen de la revolución industrial del país y origen del laureado club de fútbol del mismo nombre.

El viaje transcurre en una locomotora construida por la firma inglesa Beyer Peacock of Co., de Manchester, totalmente restaurada por la Asociación Uruguaya Amigos del Riel con coste de 200 mil dólares y que luce espléndida.

Es capaz de arrastrar 400 toneladas de peso a una velocidad de hasta 100 kilómetros por hora.

Llegó a Uruguay en 1910, estuvo al servicio de los empresarios ingleses del ferrocarril para transporte de pasajeros y cargas a comienzo del siglo pasado y, posteriormente, fue incorporada a la Administración de Ferrocarriles del Estado cuando estos pasaron a manos del Gobierno en 1952.

Cayó luego en desuso y fue abandonada por más de 20 años, pero más tarde “con trabajo minucioso, caro y de gran cariño se logró recuperar”, agregó Rodolfo Fontela, encargado de su mantenimiento y puesta a punto. Actualmente, la locomotora a vapor está destinada a paseos turísticos, históricos y patrimoniales.

Junto a la locomotora, se restauraron dos vagones, con 96 asientos cada uno, a los que se sumó acondicionador de aire y un equipo de audio a partir del cual se relata al viajero la historia de la locomotora y del Montevideo antiguo, especialmente la referida al barrio Peñarol y su Museo de la Estación del Ferrocarril.

Los visitantes, turistas o uruguayos “pueden asistir a una experiencia única a nivel regional, como es viajar en la locomotora a vapor y recorrer un museo vivo y en su sitio”, destacó a EFE Manuel Esmoris, de la Intendencia de la capital uruguaya.

Señaló que en otros países de América del Sur funcionan trenes antiguos, pero “en ningún caso corren hacia lugares históricos, vinculados con el origen del ferrocarril y con un museo vivo como sucede en Uruguay”.

Al llegar a Peñarol, tras un viaje de 30 minutos, los visitantes recorren la sala de espera, boletería, sala de operaciones, otras oficinas y hasta pueden utilizar un viejo telégrafo o marcar manualmente con la fecha del día un añejo boleto de tren.

La palabra Peñarol deriva de la ciudad italiana de Pinerolo, ubicada en la región del Piamonte, de donde en 1751 llegó a la por entonces colonia española Banda Oriental Juan Bautista Crosa.

El emigrante italiano se radicó en la periferia de Montevideo, donde instaló una pulpería (comercio de ramos generales), y se puso como apodo el nombre de su ciudad natal.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código