Tras los males cardiovasculares

Cerca de 17.3 millones de personas en el mundo perdieron la vida por enfermedades cardiovasculares en 2008.
CIFRA. Se estima que cerca de 23.6 millones de personas fallecerán por una enfermedad cardiovascular en 2030. Fotolia CIFRA. Se estima que cerca de 23.6 millones de personas fallecerán por una enfermedad cardiovascular en 2030. Fotolia
CIFRA. Se estima que cerca de 23.6 millones de personas fallecerán por una enfermedad cardiovascular en 2030. Fotolia

Las enfermedades cardiovasculares son en el mundo un mal que resta vidas.

Y es que hasta 2011, este tipo de padecimiento lidera las causas de fallecimientos y discapacidad en el planeta, según cifras de la Organización Mundial de la Salud.

Este fue el tema que se abordó, recientemente, durante una jornada médica realizada en el país por AstraZeneca sobre la evidencia científica en relación con enfermedades cardiovasculares.

La cardióloga Eva Lonn, profesora de medicina de la Universidad de McMaster, fue una de las expositoras.

En su intervención sobre el manejo de las dislipidemias, la especialista señaló que un estimado de 17.3 millones de personas perdieron la vida por enfermedades cardiovasculares en 2008, y que más del 80% de estas muertes se registraron en países de bajo y mediano ingreso.

De acuerdo con las estadísticas mundiales, se estima que cerca de 23.6 millones de personas fallecerán a causa de una enfermedad cardiovascular en 2030, expuso la doctora Lonn.

La experta hizo referencia a que la enfermedad cardiovascular tiene un componente cardíaco –en el cual puede ocurrir muerte coronaria, insuficiencia coronaria, angina–, eventos cerebrovasculares –derrame isquémico, derrame hemorrágico–, falla cardíaca y enfermedad arterial periférica.

En su ponencia, Lonn aprovechó para compartir sobre avances importantes.

Indicó que en 1974 el bioquímico Joseph Goldstein y el biólogo Michael Brown descubrieron que el nivel de la concentración del colesterol malo (LDL, por sus siglas en inglés low density lipoprotein) en la sangre es controlado por la actividad de una proteína de superficie celular, el receptor LDL.

Señaló también que en 1976 el científico Akira Endo descubrió un metabolito fúngico, que puede bloquear la síntesis de colesterol a través de la inhibición de la enzima reductasa HMGCoA. El descubrimiento conllevó a la primera estatina, fármaco que reduce el colesterol. Gracias a su hallazgo, la FDA aprobó en 1986 la primera estatina (lovastatina).

Lonn aprovechó para destacar el valor del concepto de la polipíldora, que según un estudio de Nicholas Wald y Malcolm Law publicado en el British Medical Journal en 2003, consiste en una estrategia para reducir el riesgo cardiovascular más del 80% en personas con riesgo cardiovascular mayores de 55 años.

Dicha polipíldora contiene estatina, tres medicamentos para bajar la presión arterial a la mitad de las dosis, ácido acetilsalicílico, un inhibidor de la enzima convertidora de angiotensina y ácido fólico, y disminuye en esa población el riesgo de cardiopatía isquémica y el de accidente cerebrovascular.

Mientras tanto, en el planeta, en 2008 cerca del 40% de los adultos mayores de 25 años fueron diagnosticados con hipertensión arterial, planteó la doctora Lonn, quien presentó algunas medidas que se deben tomar en el estilo de vida para modificar la presión sanguínea. Reducir la ingesta de sodio (no mayor a mil 500 mg al día), la pérdida de peso (mantenimiento de un índice de masa corporal normal), la reducción del alcohol (no más de dos bebidas al día), el fomento del ejercicio (más de cuatro veces a la semana) y llevar una dieta balanceada son recomendaciones de la especialista para tener una buena salud cardiovascular.

>>> Faltan esfuerzos en la región

El médico endocrinólogo Patricio López-Jaramillo, de la Universidad de Santander (Colombia), expuso durante su ponencia sobre la situación de la enfermedad cardiometabólica en América Latina, que se ha comprobado que hay una alta concentración de la proteína C reactiva (proteína plasmática que incrementa sus niveles en respuesta a la inflamación) en niños mexicanos, en comparación con los caucásicos, lo que demuestra que el estilo de vida de los menores en la región debe mejorar.

rella rosenshain

Más noticias de Vivir+

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código