´Lo nuestro fue un milagro´

EFE EFE
EFE

Eran las 3:10 a.m. del 13 de octubre de 2010. Ha pasado un año desde entonces, y el chileno Mario Sepúlveda todavía recuerda cuando salió de las entrañas de la tierra.

A cada rato su memoria lo conduce al ayer y se ve a sí mismo entusiasta, repartiendo besos, abrazos y minerales al escapar de su claustro obligado.

Aquel día se le veía tan feliz y energético por estar libre, que toda la tristeza ocurrida a 700 metros bajo tierra se le olvidó enseguida.

Dejó atrás lo sucedido en las profundidades de la mina San José, durante los 69 días que junto a otros 32 obreros estuvo alejado del mundo exterior.

“Siempre he sido hiperquinético, alegre, extrovertido. Siempre tomando todo con humor”, explica desde Hungría, vía correo electrónico.

Aunque a veces no quiera ni lo pida, su cuerpo le prohíbe olvidar lo que pasó. Todavía quedan las pesadillas nocturnas; el poco dormir, aunque esté cansado, así como la incomodidad ante las luces fuertes y la pérdida de parte de sus piezas dentales.

Nada de eso es importante ahora, pues confiesa que lo peor, la posibilidad de morir en las fauces del norteño desierto de Atacama, ya no existe.

Por eso, Súper Mario, como le dicen después de la hazaña de sobrevivir, decidió repartir optimismo a quien quiera escucharlo.

Quiere inculcar a propios y extraños que la esperanza nunca debe perderse y que siempre se puede salir adelante ante cualquier escollo.

Desea comentarles que se puede vivir 24 horas del día a ciegas, en medio de una oscuridad permanente, con pocos alimentos en el estómago y sin ninguna tecnología a la mano, siempre y cuando se tenga una razón para no desfallecer.

El accidente en la mina de cobre le enseñó que ciertas desgracias tienen su lado amable, aunque a la primera no lo parezca para quien sufra su presencia.

Este electricista de 40 años piensa así, porque ha tenido un vuelco positivo desde que nació por segunda vez al abandonar la cápsula Fénix que lo sacó a la superficie, donde lo esperaba su familia, el presidente chileno Sebastián Piñera, cientos de periodistas y miles de personas que veían el rescate por la televisión mundial.

“Mi objetivo ahora es transmitir que Dios existe y debemos tener fe. Lo nuestro fue un milagro”, indicó el también sindicalista.

Mañana jueves a las 6:00 p.m. Mario Sepúlveda ofrecerá la conferencia “Ver en la oscuridad: vida y esperanza”, en el Teatro Anayansi de Atlapa.

Este compartir sus impresiones ya lo hizo en México, Guatemala, Costa Rica, Los Ángeles, Nevada y Hungría. VEA 4B

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código