5 mitos sobre el VIH/sida (segunda parte)

Temas:

Las directrices terapéuticas de la Organización Mundial de la Salud de 2015 recomiendan el inicio del tratamiento tan pronto la persona sea diagnosticada con el VIH. Fotolia Las directrices terapéuticas de la Organización Mundial de la Salud de 2015 recomiendan el inicio del tratamiento tan pronto la persona sea diagnosticada con el VIH. Fotolia
Las directrices terapéuticas de la Organización Mundial de la Salud de 2015 recomiendan el inicio del tratamiento tan pronto la persona sea diagnosticada con el VIH. Fotolia

1

El virus de inmunodeficiencia humana (VIH) no tiene cura.

Cierto. Al momento no existe una cura para el VIH. Sin embargo, para tratar la infección por el VIH existen varios tipos distintos de fármacos.

Estos medicamentos inciden en diversos aspectos del proceso por el cual el virus se replica. Puesto que el VIH muta con rapidez para volverse resistente a cualquier fármaco individual, las personas que viven con VIH deben tomar una combinación de medicamentos con el fin de lograr la supresión máxima del VIH.

Esta combinación de medicamentos se conoce como terapia antirretroviral. Los fármacos antirretrovirales se emplean para tratar a los niños y adultos con VIH o como terapia preventiva (PrEP, por su sigla en inglés).

Las directrices terapéuticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de 2015 recomiendan el inicio del tratamiento tan pronto como la persona sea diagnosticada con el VIH.

La OMS ha basado su recomendación en pruebas que revelan que el tratamiento más temprano con fármacos seguros y asequibles puede mantener saludables a las personas que viven con el VIH, además de reducir la cantidad de virus en la sangre, lo cual reduce a su vez el riesgo de transmisión a otras personas.

2

Soy mujer y tengo VIH, por lo tanto no debo quedar embarazada, pues infectaré a mi hijo.

Falso. Es un derecho de todas las mujeres decidir si desean o no tener un hijo.

Los estudios indican que el conjunto completo de medidas de prevención del VIH (asesoramiento y pruebas voluntarias; asistencia prenatal exhaustiva y asesoramiento pertinente; terapia antirretroviral apropiada con el régimen más eficaz, cesárea electiva, y asesoramiento sobre alternativas a la lactancia materna) puede reducir el riesgo de transmisión del VIH de madre a hijo hasta convertirlo en un hecho excepcional.

Con estas medidas, el riesgo de transmisión materno infantil puede disminuir hasta tan solo el 2%.

Por lo que se refiere a la transmisión posnatal, las madres que viven con VIH deberían evitar en lo posible la lactancia materna y administrar tan solo sustitutos de la leche materna, siempre y cuando sean seguros y estén disponibles.

3

No puedo besar a mi novia o esposa porque he sido diagnosticado con VIH.

Falso. El VIH se transmite por tres formas. Una es por contacto sexual no protegido, principalmente coito anal, vaginal u oral sin protección con una persona que vive con el VIH.

Otra es por la exposición a sangre infectada. El modo más eficiente de transmisión del VIH es la introducción de sangre infectada en el torrente sanguíneo, especialmente a través de transfusión de sangre infectada.

La tercera es la transmisión del VIH de una madre a su hijo, durante el embarazo, el parto o a través de la lactancia materna.

La sangre, el semen, el líquido preseminal, las secreciones anales y vaginales, y la leche materna infectados por el VIH deben entrar en contacto con una membrana mucosa o un tejido dañado, o inyectarse directamente en el torrente sanguíneo (con una aguja o jeringa) para que pueda ocurrir la transmisión.

Las membranas mucosas se pueden encontrar en el interior del recto, la vagina, el orificio del pene y la boca.

4

Si uso los mismos cubiertos o vasos que han sido usados por alguien VIH positivo, me infectaré.

Falso. El VIH no se transmite por contacto cotidiano en el trabajo, la escuela o lugares para reuniones sociales. El VIH no se transmite por dar la mano, abrazar o besar. No se adquiere el VIH a través de asientos de inodoro, fuentes de agua para beber, perillas de la puerta, platos, vasos, alimentos, cigarrillos, mascotas ni insectos. El VIH no se transmite a través del aire, y no vive mucho tiempo fuera del cuerpo.

5

Un bebé puede nacer con VIH.

Cierto. Si una mujer tiene VIH y no hace ningún tratamiento, el bebé tiene casi un 30% de probabilidades de nacer con VIH. Sin embargo, con el tratamiento adecuado, el riesgo disminuye a menos del 2%.

(El autor es director regional de Onusida para América Latina)

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código