Avance: Cancillería de Panamá activa el Centro de Coordinación de Información tras terremoto en México.

8 mitos sobre el cuidado del acné

1

El acné no afecta la calidad de vida de los pacientes.

Falso.  La calidad de vida de los pacientes con acné se ve afectada por su aspecto físico, independientemente de la gravedad del cuadro. Existe una relación entre el acné y el sentido del humor, la autoimagen, la autoestima y las relaciones interpersonales, y por ende, un impacto negativo sobre estos, lo que favorece la depresión.

2

Todos los acnés son iguales por lo que el tratamiento es el mismo para todos los pacientes.

 Falso. No todos los acnés son iguales. Varían en el tipo de lesiones presentes (comedones, pápulas, pústulas, nódulos, quistes, abscesos), en el predominio de lesiones no inflamatorias o inflamatorias y en el grado de severidad del cuadro (leve, moderado, severo). Así,  dependiendo del tipo de acné presente, el tratamiento puede variar de sustancias aplicadas tópicamente a sustancias tomadas oralmente o una combinación de ambas. Se debe tener en cuenta que las sustancias aplicadas y tomadas también pueden variar de acuerdo con el tipo de lesiones presentes.

3

El acné desaparece solo y no necesita tratamiento.

 Falso. El acné mejora con el tiempo, pero siempre debe tratarse para mejorar la apariencia de la piel y prevenir manchas y cicatrices. En un estudio se determinó que el 95% de los pacientes que sufrió de acné durante más de 3 años y no recibió tratamiento, desarrolló cicatrices permanentes, lo que apoya la necesidad de tratamiento de forma temprana.

4

Todos los anticonceptivos hormonales causan acné.

 Falso. No todos los anticonceptivos hormonales causan acné. Los anticonceptivos hormonales de efecto anticonceptivo reversible a largo plazo (Depo - Provera, etonogestrel implantable, levonorgestrel dispositivo intrauterino), compuestos únicamente de progestágenos, son los que causan o empeoran el acné. Y todos los anticonceptivos orales combinados (estrógenos y progestágenos)  sirven  para tratar el acné. 

5

La exposición solar no influye en el acné.

 Falso. La exposición solar influye y afecta a muchas enfermedades dermatológicas de la piel, y el acné no es la excepción. La exposición solar puede exacerbar las lesiones inflamatorias del acné mediante la generación de especies reactivas de oxígeno; por lo que la protección solar  es importante. 

6

La alimentación no influye.

 Falso.  No se puede negar la asociación de la dieta con el acné en algunos casos, ya que en estudios recientes se ha observado que la dieta rica en carbohidratos de alto índice glucémico (barras energéticas, alcohol...) y lácteos (leche entera y descremada, chocolate a base de leche) influyen negativamente en el acné. La asociación del acné y el consumo de chocolate por sí solo no son concluyentes. Personas que observan empeoramiento del acné con estos alimentos  deben suprimirlos de su dieta.  Por otro lado, la alimentación puede influir positivamente en el acné, debido a que se ha observado que los ácidos grasos-omega 3 y sustancias antioxidantes (vitamina A, E, resveratrol) en la dieta, disminuyen la inflamación, con efecto terapéutico en el acné.

7

Lavarse la cara con frecuencia y apretar las espinillas mejora el acné.

 Falso. El lavado de la cara ayuda a remover impurezas como el polvo y el exceso de grasa de la piel (seborrea). Pero el exceso de higiene puede alterar la barrera de la piel y producir sequedad e irritación, lo que a la larga estimula producción de más grasa y la aparición de brotes de acné.  Lo recomendado es el lavado de la cara máximo dos veces al día y con jabones especiales, dependiendo de cada tipo de piel. Por otro lado, nunca deben apretarse,  frotarse o tocarse las ”espinillas”, porque puede empeorar el acné, provocar infecciones y dejar manchas o cicatrices.

8

El acné es consecuencia de mala higiene personal y suciedad en la piel.

Falso. El acné no es consecuencia de suciedad en la piel o mala higiene personal. El acné es una enfermedad multifactorial compleja donde interactúan factores primarios como la sobreproducción de sebo y la queratinización folicular anormal, ambas influenciadas por hormonas; y factores secundarios como la colonización bacteriana y la respuesta inmune inflamatoria. En algunos casos, estrés, factores externos (exposición solar, maquillaje),  genes y  dieta pueden estar asociados. Estos últimos, más que ser la causa, son factores agravantes o exacerbantes del acné.

(La autora es dermatóloga y miembro de Grupo Médico Panamá. http://www.grupomedicopanama.blogspot.com/ Twitter: @GrupoMedico2)

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código