El mundo del autismo

El Teletón 20-30 2012 apoyará a la causa de la discapacidad física y mental, entre ellas, el trastorno del espectro autista.

Fotolia Fotolia
Fotolia

Lunes. El reloj marcaba las 6:00 a.m. Había sido otra larga noche para Judith Casís.

Su hijo Xander estuvo despierto casi toda la madrugada dando vueltas en su cuarto, prendiendo y apagando la televisión.

Ya era hora de despertarlo para ir a la escuela. “Perezea” en la cama, pero finalmente se levanta y se dirige al baño.

Ahí se desviste y se queda parado debajo del chorro del agua. Tiene nueve años y “aún no sabe enjabonarse, enjuagarse ni mucho menos cepillarse los dientes. Debo hacer todo eso por él”, cuenta Judith. Sin embargo, ella y su esposo están felices porque aprendió a ponerse la correa y colocarse su desodorante.

La mañana transcurre. Xander parece estar contento. Se sienta a desayunar, pero repentinamente explota a gritar y llorar de forma desgarradora.

Ante la situación, su mamá le pregunta: “¿Qué te pasó?, ¿por qué estás llorando? “Por supuesto, no hubo respuesta, nunca hay una explicación”, cuenta Judith.

Al rato, Xander se calma y sigue desayunando. Su tutora llega a buscarlo y se lo lleva para la escuelita.

Xander es un niño con autismo, y aún no dice palabra alguna. No sabe escribir, pero sus padres creen que puede leer algunas cosas.

“¿Cómo te llamas?”

–A tan.

“¿Qué quieres?”

–A tan.

“¿Qué te pasa?”

–A tan.

Solo eso balbucea.

Sin embargo, sus padres han logrado que señale fotos y figuras para expresar lo que quiere.

Así, la vida continúa en el silencio sin poder saber lo que siente, lo que le preocupa y lo que piensa, dice su mamá. “Me sumerjo en la tristeza e incertidumbre de no saber qué pasará con él cuando yo no esté”.

Ella lo describe como un niño hermoso, “quien lo ve pensaría que no padece nada, pero, al transcurrir los minutos y ver sus saltitos extraños, sus sonidos y gritos inusuales, pronto percibes que algo no anda bien”.

Al volver de la escuela, Xander almuerza, se cambia y comienza a trabajar con su tutora. “Nuevamente comienza el berrinche. Me toma de la mano y me lleva a la cocina; parece que quería más comida”, dice su mamá. Por un rato lo perdió de vista, y se escapó hacia el baño. “Cuando nos percatamos, había taponado el retrete con jabón. ¡Tocaba, otra vez, llamar al plomero!”

Xander se baña decenas de veces al día. Parece que el agua le encanta y lo calma. “Tiene momentos de gran lucidez, conectado con el mundo, y otros tantos en los que su mirada se pierde y no responde a nadie”, dice su mamá, quien es médico.

Como él, 1 de cada 88 niños presentan el trastorno autista, condición que en Panamá podría afectar a entre mil y 3 mil personas. Este año uno de los proyectos meta del Teletón 20-30 2012 se enfoca en este caso.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código