Mañana: Café con La Prensa sobre la reestructuración de la ciudad de Panamá

Una noche romántica

Ricardo Velásquez interpretó más de 10 temas la noche del martes pasado, en el patio La Rosa de los Vientos de la Cancillería de la República.

Una brisa fresca acariciaba el rostro de un centenar de personas en el área de San Felipe, Casco Antiguo, quienes se dirigían al patio La Rosa de los Vientos en la Cancillería de la República.

El martes pasado los esperaba una noche romántica al son del bolero. La cita era con el barítono panameño Ricardo Velásquez, acompañado por el cantante y compositor mexicano Armando Manzanero.

El reloj marcaba las 8:00 p.m., hora prevista del encuentro, aunque para ese entonces aún los espectadores estaban en busca de sus asientos. Al tercer llamado para que todos ocuparan sus puestos, a las 8:50 p.m., apareció en el escenario Ricardo Velásquez entonando Adoro, con su usual vestido negro y, en esta ocasión, con una corbata verde.

De inmediato la multitud que llenaba el recinto en un 80% se puso de pie, y los aplausos no tardaron.

Prosiguió con el tema Como yo te amé y, al finalizar esta canción, saludó al público y contó que este era un evento que venía preparando desde hacía meses.

Pasados unos minutos, Te extraño fue la siguiente canción con la que deleitó a los presentes mientras se secaba el sudor de su frente.

Luego de otros temas se apagaron las luces, y a los minutos al encenderse hizo su aparición Cutito Larrinaga con su guitarra y la canción Huele a peligro.

La emoción de la audiencia, que llenaba para ese momento más del 90% del recinto, no se hizo esperar: se levantó y aplaudió.

Larrinaga dijo estar feliz de compartir escenario con Velásquez, quien es su sobrino, y entonó el tema Mujer.

El siguiente fue El día en que me quieras, y lo hizo acompañado por el barítono istmeño, quien regresó con un saco beige y una camisa rosada. Ambos interpretaron otras piezas como Contigo en la distancia y Tú te lo pierdes.

Luego de despedirse el cantautor panameño Cutito Larrinaga, el maestro Dino Nugget deleitó a los espectadores con su piano. Nugget fue el encargado de los arreglos y el concepto musical del evento.

Al regresar al proscenio, de nuevo vestido de negro, Ricardo Velásquez entonó un par de temas, entre ellos Muñequita Linda.

Luego cantó Tiempo, junto a su padre que lleva su mismo nombre. Durante este tema se abrazaron y se tomaron de las manos.

“Ha llegado el plato fuerte de la noche”, expresó el barítono. El reloj marcaba las 9:50 p.m., y entonces apareció el cantante mexicano Armando Manzanero. Entre chistes, el compositor se acomodó frente al piano, pues comentó: “el piano me tapa”.

Además, expresó sentirse orgulloso de estar con alguien de la nueva generación y que cantara tan bonito.

En un ambiente de camaradería entonaron temas a dúo como Mía, Dormir contigo, Historia de un amor y Somos novios.

Luego de que se despidiera el cantante mexicano, cuando el reloj marcaba más de las 10:30 p.m. Velásquez cantó Que alguien me diga, y una de las piezas con las que cerró el espectáculo fue Triste.

Finalizado el evento, para salir de San Felipe el tráfico se produjo de forma ordenada.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código