Mañana: Café con La Prensa sobre la reestructuración de la ciudad de Panamá

LA VOZ DE LA ACADEMIA

El orden de las palabras

El axioma matemático de que el orden de los factores no altera el producto, no se cumple cabalmente en el lenguaje.

La norma elemental es que cada complemento debe estar lo más cerca posible de la palabra modificada.

1. Dijo el viernes que no regresará.

2. Dijo que no regresará el viernes.

En el primer ejemplo, el viernes es el momento en que se dijo algo, mientras que en el segundo (el viernes) es el día especificado en que no regresará.

Así podrían citarse centenares de ejemplos de los cuales el hablante común podría estar consciente en lo que al cambio de sentido se refiere, aunque otra gran cantidad de personas podría no darse siquiera por enterada.

Citamos este ejemplo sacado de un caso real:

“Una ley aplicada en Estados Unidos, que permite a las personas infringir en tres ocasiones las normas penales en Panamá, podría ser la solución para enfrentar los altos índices de delincuencia”.

Resulta claro que el sentido no es que la ley estadounidense permita violar las normas en Panamá, sino que esa ley ayudaría a solucionar el problema de la violencia en Panamá.

Las dos maneras de solucionar el desacierto de redacción (y de interpretación textual) serían colocar una coma después de la palabra “penales” o (mejor aún) colocar el complemento de tiempo “en Panamá” al final del texto para que diga dónde son los “altos índices de violencia”.

Otro ejemplo: Desarrollan retinas artificiales que permiten ver a los ciegos.

Se sigue la misma estructura que tiene la oración:

Desarrollan audífonos artificiales que permiten escuchar (mejor) a las sopranos.

En este orden, lo que se quiere decir estrictamente, es que al usar esos audífonos artificiales, el que los use podrá escuchar mejor a las sopranos.

En caso tal de que los audífonos les permitieran a las sopranos escuchar, el orden

de los elementos debió ser: Desarrollan audífonos artificiales que permiten a las sopranos escuchar (mejor).

En el ejemplo original no se quiso decir que “con esas retinas artificiales” una persona (que las tuviera) podría ver mejor a los ciegos. ¡No!

Lo que se quiso decir (pero no se dijo) fue que “esas retinas artificiales” al ser implantadas a los ciegos les permitirían a ellos (a los ciegos) ver.

Para ello, la oración debió ordenarse como sigue: Desarrollan retinas artificiales que permiten a los ciegos ver.

Finalmente, y solo como un ejercicio para los respetables lectores, dejamos este ejemplo real de mala redacción:

Docentes por dos horas protestan.

La Academia dice: Al redactar (como al hablar) es necesario cuidar la posición de los complementos, de modo que no recurramos en textos confusos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código