Una polémica exposición italiana

En Florencia, una obra de Jeff Koons ha despertado una airada polémica sobre el arte moderno.

Temas:

‘Barberini Faun’. ‘Barberini Faun’.

‘Barberini Faun’.

‘Plutón y Proserpina’. ‘Plutón y Proserpina’.

‘Plutón y Proserpina’.

Han pasado más de 500 años de la colocación de la última estatua de Baccio Bandinelli (1493-1560), Hércules y Caco, para que en una de las plazas más admiradas del mundo fuese puesta el pasado 25 de septiembre otra escultura de gran dimensión, la que desde entonces ha causado numerosas críticas y violentas polémicas en el ámbito cultural italiano.

Se trata de la escultura Plutón y Proserpina, del artista estadounidense Jeff Koons (1955), una obra que mide más de tres metros de alto. Fue parte del evento exclusivo que inauguró el proyecto “In Florence”, programa ambicioso e innovador que pone en confrontación los espacios y las obras del Renacimiento florentino con el arte contemporáneo.

La muestra, que durará hasta el 28 de diciembre de 2015, vino presentada como un enfrentamiento entre la provocante belleza de obras surgidas de la genialidad de Donatello (1386-1466) y Miguel Ángel (1475-1564), y el artista americano, donde los lugares de “diálogo” son la Sala dei Gigli en el Palacio Vecchio y la Plaza de la Señoría.

BANALIDAD

En el interior del Palacio Vecchio está expuesto el facsímil de calco en yeso titulado Barberini Faun, obra realizada en el 2013 y que compone la serie denominada “Gazing Ball”, que reproduce la conocida obra del período grecorromano, que el artista propone en un precario equilibrio y con una esfera de color brillante, objeto que recuerda las esferas espejadas de la infancia del artista norteño en su nativa Pennsilvania.

La reacción ha sido muy dura de parte de la crítica italiana, debido a las picantes declaraciones del artista americano, convencido de la absoluta banalidad del gusto del público (“estaba fascinado de las imágenes banales y comprendí que era eso lo que la gente buscaba: ‘cosas banales”).

Estas explosivas declaraciones no han ayudado a captar la provocadora propuesta del artista que, en confrontación con lo contemporáneo, la cultura pop, recuerda el pensamiento moderno, por lo que en verdad lo que cuenta no es el gusto o el sentimiento por lo bello, sino que (desgraciadamente) la prepotente capacidad de transformar el kitsch en un objeto de culto, poder indiscutible del opulento nuevo mercado del arte.

DISEÑO

Veamos más de cerca la estatua de Jeff Koons, Plutón y Proserpina, colocada en la Plaza de la Señoría, que en el cartel explicativo dice: “Se inspira al Rapto di Proserpina di Gian Lorenzo Bernini”.

Cosa que no es verdad, porque la obra no se “inspira” en nada, más bien “reproduce” algo, debido a que Koons no ha diseñado o plasmado un modelo, más bien cogió una cosa ya existente (no la escultura famosa de Bernini) y la hizo reproducir mecánicamente en su taller, verdadera fábrica donde trabajan 128 personas.

Así vemos que la obra es un ready made, es decir una obra “ya lista”, fórmula utilizada por primera vez por Marcel Duchamp en 1913 en su famosa obra que reproducía una rueda de bicicleta con una silla.

En el concepto del ready made, el artista no creaba nada nuevo con sus propias manos, más bien tomaba objetos existentes y los transformaba en obras de arte, gracias a un puro acto de voluntad

Un cortocircuito posmoderno que Koons ha utilizado para el desarrollo de sus espectaculares obras florentinas. Es así que toma no un objeto cualquiera, más bien una verdadera obra del pasado: en este caso una modesta estatuilla de porcelana francesa de finales del 1700, un verdadero objeto de “antigüedad”, modelado por un sencillo orfebre, que seguramente en su vida nunca vio el Plutón de Bernini, solo algunas de las innumerables e infinitas reproducciones hechas por desconocidos artesanos e imitadores de estatuillas baratas.

Esta situación, tal vez, es de por sí muy interesante, no por el interés de comprender la obra de Koons, sino porque gracias a él logramos comprender nosotros mismos el hecho, que es uno de los ejes principales del arte contemporáneo, a través de nuestras reacciones a las provocadoras propuestas.

Queda en pie para los visitantes de este año esta sugestiva obra que no dejará de despertar interrogantes a aquellos que tengan la oportunidad de visitar la magnífica ciudad de Florencia.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código