‘Diario de Ana Frank’

Hay prejuicios que perduran

El director y los actores del montaje del ‘Diario de Ana Frank’ conversan sobre los racismos que hay en el mundo.

El legado de una joven introspectiva e inteligente

Temas:

El montaje nacional del ‘Diario de Ana Frank’ deja en evidencia que hay ciertos comportamientos negativos del ser humano que no han terminado de acabarse. El montaje nacional del ‘Diario de Ana Frank’ deja en evidencia que hay ciertos comportamientos negativos del ser humano que no han terminado de acabarse.

El montaje nacional del ‘Diario de Ana Frank’ deja en evidencia que hay ciertos comportamientos negativos del ser humano que no han terminado de acabarse. Foto por: Jazmín Saldaña

Hay prejuicios que perduran Hay prejuicios que perduran

Hay prejuicios que perduran

La fuerza de Ana Frank La fuerza de Ana Frank

La fuerza de Ana Frank Foto por: Jazmín Saldaña

Hay prejuicios que perduran Hay prejuicios que perduran

Hay prejuicios que perduran

El Diario de Ana Frank fue la primera obra que produjo Aaron Zebede en 1994. Gracias a su maestro, el teatrero Fernando Navas (qepd), quien le prestó el libreto.

“Confieso que en ese tiempo yo no había ni leído el libro. Desde ese momento la historia de Ana Frank ha sido una parte importante de mi vida”, comenta Zebede.

Esta es la tercera vez que produce esta puesta en escena y en 2001 encarnó al papá de Ana, Otto Frank.

“Pude ir a visitar la casa de Ana en 2010, y hoy es un sueño hecho realidad el poder dirigirla con mi visión. Espero hacerle justicia”, señala Zebede sobre el montaje que dirige en el Teatro La Plaza entre hoy 20 de abril y el 27 de mayo.

Junto a Aaron Zebede conversan con este periódico algunos de los actores que participan en este montaje: Olga Sofía Spiegel (Ana Frank), Randy Domínguez (Otto Frank), María Fernanda Achurra Castrellón (Margot, hermana de Ana), Ramón Serrano (Van Daan, uno de los refugiados en el inmueble) Augusto Galindez (Dussel, otro de los escondidos).

PERSECUCIÓN

-¿Los tiempos de persecución contra los judíos ha  terminado?

Aaron Zebede: En Estados Unidos se reporta una alza muy importante de antisemitismo. En Europa no se ha ido nunca. Hay personas que son racistas por naturaleza, ya sea contra judíos, negros, musulmanes .

Ramón Serrano: Las persecuciones prosiguen en imponer un criterio, una religión o por ambiciones extremas. El exterminio entre tribus africanas, en los países de la antigua Unión Soviética y en el Medio Oriente son un claro ejemplo de estas persecuciones.

Randy Domínguez: Para hablar de persecución religiosa en el mundo actual, habría que poner atención a lo que sucede en Siria y el Medio Oriente. Con respecto a los judíos, hay antisemitismo, sobre todo en Europa, pero la hostilidad no es solo hacia los judíos o los grupos religiosos. Es generada por cualquier persona o grupo que defienda con obsesiva pasión su corriente ideológica ante cualquiera que piense diferente a ellos.

María Fernanda Achurra Castrellón: Sí han terminado en gran escala. Tal vez el mundo ya aprendió de los trágicos eventos del pasado. Aunque, por otro lado, las persecuciones de otras  razas, ideologías o religiones lastimosamente siguen en pie. 

Olga Sofía Spiegel: Alrededor del mundo todavía hay mucha discriminación y persecución hacia ciertas razas y grupos. Tristemente, esto de tratar a alguien como menos por sus diferencias sigue pasando y está por todas partes: escuelas, oficinas, comunidades, países enteros. Mira lo que justamente está pasando en Siria ahora.

ODIOS

¿Hoy día ya no es época de perseguir a nadie por su raza, religión o ideología?

Aaron Zebede: ¿No tenemos ya suficientes problemas? Yo me la paso tratando de dedicarle tiempo a las personas que quiero. Y casi no tengo tiempo para ellos. ¿No deberíamos ser todos así? Las personas que se dedican a odiar a otros tienen demasiado tiempo libre.  

Olga Sofía Spiegel: Deberían ser tiempos de amar. El mundo necesita que enfoquemos nuestras energías en ver la belleza que hay en él y actuar con bondad.

Ramón Serrano: El buen sentido indica que no debería ser así, pero las potencias mundiales se han ido pasando a través de las guerras el dominio del mundo. Desde los egipcios, griegos, romanos, franceses, españoles, Inglaterra y ahora Estados Unidos han tomado en su momento este poder. Lo que se vislumbra son nuevos contendientes como Rusia o China.

Randy Domínguez: Hay que  instar a los gobiernos de todo el mundo a condenar cualquier manifestación de intolerancia religiosa, étnica, política o de lo que sea. No podemos combatir odio con más odio. No existe la raza elegida o la religión elegida. Se quiere  llegar al punto de justificar la agresión hacia personas de diferente raza, clase social, género, orientación sexual, nacionalidad y personas con capacidades especiales. Todos somos iguales y llegamos al mundo con los mismos derechos.

María Fernanda Achurra Castrellón: Las personas que estamos en este mundo venimos a amar, a tolerar, a aprender, a convivir, a respetar, a crecer juntos, pero definitivamente no a odiar. El odio hace que el mundo sea más débil. Yo no entiendo a la gente que no comprende la riqueza de vivir entre diferentes razas, culturas, ideologías y religiones. Ser diferentes es necesario para vivir en armonía.

Augusto Galindez: Sin ir muy lejos, mi país de origen, Venezuela, que en estos momentos se persigue, censura, golpea, agrede y hasta se encarcela a todo aquel que se exprese en contra del régimen actual. Otorgando el calificativo de apátrida.

RACISMO

¿Por qué es tan difícil que todos podamos compartir este mismo planeta?

Aaron Zebede: Jamás lo he entendido. Hasta cuando me preguntan por los musulmanes, que por ser judío aparentemente estoy obligado a odiarlos. Siempre pienso: ‘estoy seguro que el 99.9% de los musulmanes son gente buena’. No puedo definir a una raza por un puñado de terroristas idiotas.  No soy racista, pero estoy en contra del idiotismo.

Randy Domínguez: El problema radica en que aquellos que pueden y deben tomar medidas al respecto, tienden a negar que el problema existe.  Hay tanta gente que ve las diferencias como algo malo, cuando tendría que ser algo que nos enriquece. ¿De dónde sacamos que tenemos   derecho a juzgar a las personas, pretendiendo ser los más moralistas, cuando con eso estamos cayendo en una conducta inmoral?  Hay personas acostumbradas a juzgar lo que no conocen.  Hay personas que necesitan sentirse superiores a los demás, que contribuyen más a acentuar el problema. 

Olga Sofía Spiegel: Tenemos tanto potencial que no aprovechamos. Por alguna razón a veces se llega a ver el mundo con ojos de pesimismo y hacer a los demás sentir inferiores se vuelve un tipo de escudo.

Ramón Serrano: La ambición de poder pareciera imperar en todo momento de la historia. Antes era por expandir los territorios y obtener riquezas. Hoy día no se aleja de la realidad, solo que ahora te esclavizan con el poder económico.

Augusto Galindez: Tenemos interiormente aspectos en los cuales crecer y trabajar como el respeto por las diversas formas de vida y del pensamiento, la empatía y comprensión, pues todos somos vitales en el proceso de crecimiento de una nación y de un universo.

María Fernanda Achurra Castrellón: Uno no nace siendo racista ni discriminante. La gente crece escuchando, viendo, imitando a otras personas que tienen inseguridades y luego se despechan con la humanidad. Hoy somos más vulnerables a discriminaciones gracias a la tecnología. Un punto importante es la falta de educación.

El legado de una joven introspectiva e inteligente

Ana, hija de Otto Heinrich Frank y Edith Hollander, nació el 12 de junio de 1929 en Francfort del Meno, Alemania. Cuando los nazis se tomaron el poder, su familia se mudó a los Países Bajos con ella y su hermana mayor, Margot. El avance de los nazis los llevó a ocultarse en un anexo de una casa en Ámsterdam del 9 de julio de 1942 al 4 de agosto de 1944.

Tenía 13 años cuando llegó al escondite y fue allí donde escribió su famoso diario. En marzo de 1945, Ana murió de tifus en el campo de concentración de Bergen-Belsen. “Ella se convirtió en un símbolo emergente del Holocausto. Su legado se basa en sus vivencias y cómo reaccionó a ellas, y la actitud con la que las enfrentó. Ana Frank nunca se dejó apagar a pesar de todo lo que sufrió. Ella siempre decía que era maravilloso el hecho de que no hay que esperar nada para cambiar el mundo, entendiendo que hay mil diferentes formas de impactar el mundo. Ella lo hizo escribiendo en su diario”, comenta Olga Sofía Spiegel, que la interpreta en el montaje El diario de Ana Frank.

Su colega María Fernanda Achurra Castrellón, quien encarna a Margot en la obra, opina que Ana es un ícono mundial, y agrega: “muchos se preguntan por qué es tan especial si mucha gente pasó por lo mismo y peor que ella, pero Ana en su diario le dejó al mundo muchos mensajes. Esa niña vivió escondida por dos años en un ático sin nunca perder la esperanza, siempre viéndole el lado positivo a las situaciones. Hasta la última línea de su diario ella escribió sobre su esperanza hacia la vida y la humanidad”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código