Imágenes que liberan

El cine es una ventana que libera el espíritu de los presos en el Centro Penitenciario de la ciudad de Huelva (España).

Temas:

Después de la proyección se llevó a cabo un coloquio con José Secall, Pedro Castillo Arteta, Manuel Basoalto y Arlette Torres. CORTESÍA Después de la proyección se llevó a cabo un coloquio con José Secall, Pedro Castillo Arteta, Manuel Basoalto y Arlette Torres. CORTESÍA

Después de la proyección se llevó a cabo un coloquio con José Secall, Pedro Castillo Arteta, Manuel Basoalto y Arlette Torres. CORTESÍA

Después de ver cada producción pasan a depositar sus votos y luego rumbo a sus pabellones. Después de ver cada producción pasan a depositar sus votos y luego rumbo a sus pabellones.

Después de ver cada producción pasan a depositar sus votos y luego rumbo a sus pabellones.

El aislamiento es uno de los máximos castigos para un reo. No puede andar con libertad y su espacio de andar y de compartir con otros está regido por estrictas medidas de seguridad.

Por eso, los estímulos que lo vinculen a la vida exterior son esenciales. Una de esas ventanas que los comunican con lo que ocurre más allá de las rejas es el séptimo arte.

Las películas, como otras manifestaciones artísticas, se convierten en la oportunidad para que olviden sus problemas, sus culpas, sus rencores y, sobre todo, los lleven a otros mundos donde no hay prisiones, donde pueden tener otras experiencias a través de la piel de los personajes de ficción.

Con todo eso en mente, desde hace 27 años, los organizadores del Festival Iberoamericano de Cine de Huelva proyectan en el salón de actos del centro penitenciario de esta ciudad española los largometrajes de su sección de competición.

No solo disfrutan de esta muestra paralela titulada Festival de Cine Iberoamericano en la Prisión, sino que además les llevan a los directores y actores de esas películas para que luego de la proyección se dé un espacio de preguntas y respuestas.

La opinión de los residentes en la prisión provincial es tan importante, que desde hace 14 años entregan un premio a la que consideran la mejor producción en el evento audiovisual de Huelva: la Llave de la libertad.

La dinámica es que después de visionada la producción los espectadores votan y califican lo visto de 1 a 10.

Francisco Regueira, educador y coordinador de esta iniciativa, explicó que esta es una propuesta única en el circuito de los festivales de cine en España, y que busca crear puentes entre los presos y los artistas.

En ediciones pasadas han participado estrellas del cine ibérico como Benito Zambrano, Sancho Gracia, Concha Velasco e Imanol Arias.

Poeta clandestino

Estuve presente cuando los privados de libertad vieron la chilena Neruda, que narra los 13 meses que pasó el poeta Pablo Neruda prófugo en su propio país por orden del presidente Gabriel González Videla.

En el auditorio de la cárcel onubense el silencio era el dueño, mientras en una pantalla grande se reproducía la historia de un ganador del premio Nobel de Literatura que debía escapar de aquellos que una vez apoyó.

Clotario, un colombiano interno, expresó alegría por haber disfrutado de Neruda porque habla de las violaciones a los derechos humanos que han sufrido millones de personas a lo largo de la historia, y confesó que no sabía esa parte de la biografía del autor del Canto General.

Esther, interna que ejerció de presentadora y moderadora del coloquio, comentó sentirse alegre porque grandes personalidades del cine se toman su tiempo para ir a visitarlos.

En mi ocasión asistieron el director del Festival de Cine Iberoamericano de Huelva, el español Pedro Castillo Arteta; la actriz venezolana Arlette Torres, miembro del Jurado Oficial, así como el director y el actor principal de Neruda, los chilenos Manuel Basoalto y José Secall, respectivamente.

Castillo Arteta, que por primera vez está a cargo del Festival de Huelva, le prometió a los más de 200 internos que buscará la financiación necesaria para tener “un nuevo proyector, de manera que puedan ver las películas con la máxima calidad posible para que no se pierdan ningún detalle”.

El director Castillo Arteta también prometió coordinar con los responsables del centro penitenciario la creación de un ciclo de cine de temática social con el que los presos “puedan disfrutar del cine durante todo el año y que los mensajes de las películas les ayuden en su día a día”.

Mientras que Manuel Basoalto manifestó que “tener el contacto directo con el público que ha visionado mi película ha sido lo mejor que nos ha pasado en el Festival de Huelva, tanto en las salas de cine como aquí en el centro, ya que está hecha para las preguntas de la gente”.

Para Basoalto, Neruda “muestra una dimensión desconocida del poeta, en la que se transforma en fugitivo de la policía por su sentir político y recurre a la poesía para luchar por la libertad”.

“A mí me toca estar acá, pero podría estar allá con ustedes. La vida es misteriosa”, dijo Basoalto.

Mientras que José Secall, que encarna al bardo en Neruda, se mostró“encantado de compartir este espacio con los reclusos con el cine como eje que nos une”.

“Miro sus rostros, sé lo que están pasando, conozco a gentes como ustedes en Chile y voy a replicar lo que he visto aquí. Son una enseñanza para mí y eso lo voy a transmitir en mi país”, agregó Secall.

Para la actriz Arlette Torres, era la segunda vez que participaba de esta iniciativa, ya que en 2011 visitó la cárcel de Huelva con la proyección de la película venezolana El rumor de las piedras.

Torres repitió, porque siempre es “una experiencia increíble”. A los presos les compartió que deben “aprovechar la oportunidad que se les brinda aquí para aprender, superarse y evolucionar como personas”.

Al final, de los 16 títulos a concurso, quien obtuvo la Llave de la libertad fue la peruana La hora azul.

Quien viajó con esta cinta fue su protagonista, Jackelyn Vásquez, que luego de estar con los presos dijo que ese encuentro fue “uno de los mejores recuerdos como actriz y como persona” que tuvo en este festival que cumplió en 2014 sus 40 años de existencia.

La hora azul, ópera prima de Evelyn Pegot-Ogier, narra las pesquisas de un abogado que descubre el caso de un marino que violó y torturó a supuestos terroristas y a lugares de Ayacucho durante la década de 1980.

Más noticias de Vivir+

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código