El reto de crear música

Tres invitados al primer MusicArte comentan su experiencia en el oficio que los trae a este evento: la composición.

Para conocer en un pantallazo parte del repertorio y la trayectoria de Mario Lavista, sirve escuchar una de sus obras más apreciadas, la melodía del Salmo 150, la que será interpretada esta noche por el Ensamble de Música Contemporánea del Instituto Nacional de Cultura, en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Panamá a las 7:00 p.m. Entrada, libre.

“La única introducción posible a mi trabajo es el repertorio que van a tocar”, afirma el compositor mexicano. Y sabiendo de las obras que se tocarían en su honor, se encontraba esa pieza de carácter religioso.

“Es una obra a la que tengo aprecio porque la hice hace poco tiempo, ya que en ese Salmo se alaba a Dios por medio de los instrumentos musicales”, agregó, y confesó un gran gusto por la música sacra.

Tres cuadernos para violín y piano es la pieza del argentino Valentín Pelisch, que será interpretada por la violinista Graciela Núñez y Andrés Carrizo en el piano.

Esta obra se compone de tres piezas individuales que surgen de lugares diferentes y, para realizarla, Pelisch se inspiró en creaciones de Debussy, Schumann, Gandini y Ravel. Será interpretado el jueves 13 de junio en el teatro Amador a las 8:30 p.m.

Por su parte, For Instance Mozart es la propuesta del costarricense Pablo Chin, que será interpretada por los panameños Alexis Fong, en el clarinete, y Carlos Alvarado, en el violoncelo.

La pieza está compuesta de pulsos elaborados de diferentes duraciones, ataques fuertes de registros agudos que se desvanecen en registros más graves. Esta obra se podrá escuchar el sábado 15 de junio a las 7:30 p.m. en el hotel Riu.

la cercanía del compositor

Para Pelisch, su trabajo como compositor consiste en “una búsqueda permanente”, aunque a la vez no sabe lo que está buscando.

“Me parece que ahí está lo interesante. Mis partituras nunca están terminadas; podría seguir escribiéndolas, pero por ahora son eso”, dice, confesando que tiene un incesante interés en la opinión de la gente no experta en la música que realiza.

“Es claro que uno compone solo para un par de oídos, pero de alguna manera, esta música los transforma”, dice Lavista, y añade: “La música clásica contemporánea no desempeña un papel muy importante en el mundo del espectáculo. Los medios no se interesan mucho por esta música ni por la cultura. Creo que son mundos diferentes”.

Pelisch afirma que la cultura, en especial la de esta música, está en tener una comunicación directa con el público para que vaya teniendo un mayor interés.

“Quizás eso sea lo bonito de la música contemporánea”, añade Chin, “ya que es más fácil conocer a tu público; que vengan después de un concierto y puedas comentar sobre la música que haces, lo que en conciertos de entretenimiento masivo no lograrías porque no existe esa cercanía”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Jul 2017

Primer premio

6 4 1 5

BADC

Serie: 16 Folio: 8

2o premio

0129

3er premio

3908

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código