El ruido es mucho más que eso

La contaminación acústica, además de ocasionar pérdida auditiva, conlleva a la aparición de estrés, aumento del colesterol y problemas cardiovasculares.
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_20141202JvDlnE.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_20141202JvDlnE.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_20141202JvDlnE.jpg

La contaminación por el ruido vehicular es la más frecuente en Panamá.

Así lo afirma la fonoaudióloga y patóloga de la audición y el lenguaje Ivis Reina, jefa de salud auditiva de la Fundación Oír es Vivir, quien hoy, en el Día Internacional de Conciencia sobre el Ruido, define el ruido como todo sonido que perturbe la tranquilidad y que esté por encima de los 85 decibeles.

Un sonido se convierte en algo estruendoso, como lo es el ruido, cuando este molesta a las personas, explica la fonoaudióloga Aixa Lambert, de la Fundación Oír es Vivir. “Por tal razón, a la persona que escucha música en su auto a 105 decibeles le parece maravilloso, mientras al resto nos parece ruido, y muy contaminante”.

Además del tráfico vehicular, la contaminación acústica es producto de construcciones (reparación de calles o construcción de las mismas), las discotecas móviles, las industrias y los fuegos artificiales, agrega.

Entre los más peligrosos, enumera, están los ruidos producidos por el martillo neumático (conocido como yacama), los equipos pesados y el ruido de los fuegos artificiales (mechas, voladores, etc.).

Si se está en una discoteca o concierto, es mejor alejarse de las bocinas porque esta exposición podría causar daño auditivo, dice Lambert.

EL SENTIDO DE LA AUDICIÓN

Para que el sonido sea percibido por la persona, este emprende un recorrido.

La fonoaudióloga Reina lo explica: “El sonido entra por el pabellón auricular (oreja), pasa por el conducto auditivo externo, impacta la membrana timpánica y continúa por los huesecillos del oído medio (martillo, yunque y estribo); luego, pasa la energía de vibración por la ventana oval para después entrar a la cóclea donde está el órgano de Corti con sus células especializadas llamadas células ciliadas, las cuales convierten el impulso vibratorio en impulso eléctrico para luego enviarlo al Par Craneal VIII, que lleva lo que escuchamos al cerebro para que sea interpretado”.

Reina describe la pérdida auditiva como la disminución de la percepción de los sonidos del medio ambiente. “Los daños por ruido los denominamos trauma acústico, y si el individuo está expuesto diariamente al ruido por su tipo de trabajo, el daño es progresivo” si no se usan protectores auditivos.

En el caso de una explosión, explica, este ruido puede “causar la desarticulación de los huesecillos del oído medio, y esto produciría una pérdida de audición conductiva. La exposición prolongada a ruidos fuertes sin el uso de protectores auditivos hace que el reflejo de protección del músculo del estapedio se pierda y el impacto vibratorio del sonido impacte en la ventana oval y golpee el oído interno”.

OTRAS AFECTACIONES

No solo el oído se afecta con el ruido. Lambert aclara que el ruido produce estrés, así como aumento de glicemia, de colesterol y de presión alta. También ocasiona mal humor, irritabilidad, mal desempeño laboral o escolar, problemas digestivos, y estudios indican que puede retrasar el crecimiento intrauterino del bebé.

Una investigación alemana, presentada la semana pasada en un acto del European Society for Cardiology en Italia, reveló que la exposición a la contaminación del tráfico y el ruido de los carros puede elevar el riesgo de sufrir arteriosclerosis e infarto al corazón.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Rescatistas panameños se encuentran en México, con el objetivo de reforzar las labores de rescate y asistencia humanitaria.
Cortesía/Sinaproc

TRAS SISMO DE 7.1 GRADOS Panamá lidera uno de los equipos de rescate en México

Panamá lidera este jueves 21 de septiembre de 2017 uno de los grupos que –con el uso de equipo liviano– se encuentra apoyando las labores de búsqueda y rescate bajo los escombros de los edificios que colapsaron en la ciudad de México, tras el potente sismo de 7.1 grados ocurrido esta semana.

Así lo dio a conocer el director general del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), José Donderis, quien detalló el apoyo que está brindando el grupo de socorristas panameños, conformado por 35 especialistas.

El equipo de rescatistas panameños participó este miércoles 20 de septiembre en tareas de rescate en estructura colapsadas en el área de Linda Vista, en la ciudad de México. Allí se localizaron tres cuerpos y este jueves acaban de ser reasignados a dos sectores más, contó Donderis.

 


"Esperamos localizar a personas con vida en las próximas 48 horas, ya las tareas de rescate en superficie terminaron", agregó el funcionario.

Donderis dijo también que se prepara a un segundo equipo USAR (Urban Search And Rescue) Panamá, que fue asignado al área entre las calles de Quéretaro y Medellín. Este equipo va a trabajar en conjunto con los bomberos del estado de Tijuana, detalló el jefe del Sinaproc.

Más de 50 sobrevivientes han sido rescatados de varios sitios de desastre en ciudad de México, desde que el sismo de magnitud 7.1 sacudió la tarde del martes el centro del país, dejando hasta ahora al menos 245 muertos y mil 900 heridos.



Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código