Una sociedad y sus capas

Las distintas capas de la sociedad son estudiadas desde diversos géneros literarios por los ganadores del concurso Ricardo Miró.

Temas:

Octavio Tapia Lu.La Prensa\Eric Batista Octavio Tapia Lu.La Prensa\Eric Batista

Octavio Tapia Lu.La Prensa\Eric Batista

Ariel Barría. La Prensa\Gabriel Rodríguez Ariel Barría. La Prensa\Gabriel Rodríguez

Ariel Barría. La Prensa\Gabriel Rodríguez

Javier AlvaradoLa Prensa\Eric Batista Javier AlvaradoLa Prensa\Eric Batista

Javier AlvaradoLa Prensa\Eric Batista

Álex MariscalLa Prensa\Maydée Romero Sprang Álex MariscalLa Prensa\Maydée Romero Sprang

Álex MariscalLa Prensa\Maydée Romero Sprang

Enrique ChuezCortesía Enrique ChuezCortesía

Enrique ChuezCortesía

Octavio Tapia Lu. Octavio Tapia Lu.

Octavio Tapia Lu.

Ariel Barría. La Prensa\Gabriel Rodríguez Ariel Barría. La Prensa\Gabriel Rodríguez

Ariel Barría. La Prensa\Gabriel Rodríguez

Javier AlvaradoLa Prensa\Archivo Javier AlvaradoLa Prensa\Archivo

Javier AlvaradoLa Prensa\Archivo

Enrique Chuez Cortesía Enrique Chuez Cortesía

Enrique Chuez Cortesía

Álex Mariscal Álex Mariscal

Álex Mariscal

Las obras ganadoras del premio nacional Ricardo Miró 2015 tienen un sabor de llamado social y un reclamo de atención sobre el comportamiento del ser humano.

Ariel Barría triunfó con cuentos (Losa doce), que son crónicas de la ciudad. Octavio Tapia Lu venció con un ensayo (El panameño entre el malestar, la despreocupación y la esperanza) sobre el deterioro social y la necesidad de ser más solidarios; Álex Mariscal se quedó con el aparte teatro (Desaparecidos) por contar las historias de soldados que murieron durante la invasión militar de Estados Unidos a Panamá; Enrique Chuez conoció la victoria con una novela (La mansión de Drácula) sobre la llegada a la vejez; y Javier Alvarado hizo suyo el género poesía (Cartas arrojadas al Neva) con versos en torno a una poeta heroica sufrida.

LOS HABITANTES

Losa doce presenta una ciudad que muda la piel frente a los ojos de sus habitantes. “El efecto del roce entre el hormigón, el metal y el vidrio sobre la epidermis es previsible”, explica Ariel Barría.

Pretende entablar con el lector una propuesta para que “acerquemos los extremos sociales. En Panamá cada grupo pretende obtener logros para sí, olvidando la colectividad que nos enmarca. Esto llegó a su clímax en el último periodo de gobierno, cuando una mentalidad de rapiña prevaleció entre los encargados de manejar la cosa pública”.

Tiene la intención “de subvertir el orden reconocido en los libros de cuentos, extendiendo sus formas hasta avecinarlas con la poesía, la gacetilla periodística, la fotografía y ese nuevo formato que surge de la expresión locuaz y pintoresca de los chats”.

INSENSATEZ

Octavio Tapia Lu analiza la sociedad en su ensayo El panameño entre el malestar, la despreocupación y la esperanza.

“Pareciera que el egoísmo, la codicia, la violencia en sus distintas expresiones, lo inseguro, la insensatez, lo impolítico, el deterioro moral y lo corrupto estimulan malestares individuales y colectivos, que se imponen sobre la inteligencia, las actitudes de tolerancia y solidaridad, la decencia y al anhelo de paz, como principio de convivencia y de progreso social”, plantea.

De esta forma, “la inconformidad, la incertidumbre generada por el quehacer político, el aumento de la inseguridad, las condiciones vividas de inequidad social -desprendidas de modelos en crisis-, la ausencia de liderazgo, la desconfianza generalizada, la insatisfacción individual y social que se cierne sobre el país han influido e influyen en la percepción de la sociedad, en las relaciones entre los hombres, en la idea de futuro y el sentimiento de esperanza”.

GUERRA

La historia de una mujer, la desaparición de su esposo y los muertos tras la invasión militar estadounidense son los ejes de Desaparecidos.

Los personajes creados por Álex Mariscal “despiertan en bolsas sobre catres en un desolado espacio, que se presenta paulatinamente como un campo de concentración norteamericano para los prisioneros de guerra del régimen militar panameño”.

De a poco, los personajes toman “conciencia de que han sido abandonados en este campo de concentración donde ya no los cuentan, no les pasan revista, donde ya ni siquiera comen y donde cada día hay menos”.

Estos seres humanos cruzan “en una especie de limbo y retornan al mismo sitio una y otra vez. Al final vuelven a introducirse en unas bolsas sobre catres y se duermen. La metáfora es que el espectador reconozca que todos están muertos desde el inicio: son desaparecidos de la invasión”.

LA VEJEZ

La mansión de Drácula, de Enrique Chuez, se da en dos tiempos: “una especie de autobiografía, y en el presente sus últimos días en un asilo de ancianos”.

Chuez, de 81 años, siente el peso del tiempo y los cambios en el organismo que trae consigo el paso de los calendarios.

Se descubrió un día, luego de su jubilación, con la sensación de experimentar cierta inactividad. “Con esa experiencia, y porque es poco lo que se ha trabajado el tema de la vejez en la novela panameña”, se embarcó en su obra.

INDAGAR

Mientras que en Cartas arrojadas al Neva, Javier Alvarado “se posesiona de la voz, de los recuerdos, del sufrimiento y de las inquietudes y luminosidades de la poeta rusa Anna Ajmátova”.

A sus manos llegaron varios de sus libros. “Su universo poético y creativo me han maravillado siempre. Fue la maestra del premio Nobel de Literatura Joseph Brodsky”.

Tras leer sobre su vida y obra “surgieron las herramientas para la escritura de este libro. Indagando e indagando me enteré de que nombraron a un cometa con su nombre”.

Sobre el devenir de una época

Los cuentos que integran Losa doce, y la estructura que los sostiene, indica su autor, Ariel Barría, “narran nuestro tiempo, el hoy; sin embargo, en sus ejes centrales no aparta las historias del devenir de cualquier época, en cualquier sociedad global”.

El hilo conductor, indica, está en los “esfuerzos de un ingeniero y de su contraparte sindical obrera para acercar criterios que les permitan levantar las losas que constituyen el edificio más alto de la ciudad, dándose tiempo para hablar de arte de vez en cuando, un arte que para el ingeniero representa un hobby, mientras que para el sindicalista es el bálsamo a un dolor superior a sus fuerzas”.

En su opinión, un libro de cuentos es un “formato para exponer discursos. Renegaría de un libro mío que sienta ‘social o políticamente inofensivo’, o ‘para distraer’. Igual que un ensayo, un discurso de barricada o un artículo de opinión, aquí empaco mi propuesta, el necesario aporte que como ciudadano debo a la sociedad”.

Recuerda que este año el Premio Nobel de la Paz se le otorgó al Cuarteto para el Diálogo Nacional en Túnez, “integrado por personas con criterios opuestos que buscan alcanzar impensables puntos en común para, literalmente, salvar a su nación. No es distinto lo que yo busco proponer con este libro”.

CONDICIONES

De acuerdo a la experiencia de Octavio Tapia Lu, después de estudiar la conducta colectiva del panameño medio, está en la capacidad de distinguir entre los habitantes del país una serie de “malestares, insatisfacciones, angustias, pesimismos, despreocupaciones y apatías, desorientación sociopolítica, carencia de referentes válidos y el irrespeto a las normas de convivencia”.

Estas condiciones, en su conjunto, estimulan “en la conciencia colectiva un modo de interpretar la realidad, la política y las relaciones entre los hombres, validar sus simbolismos culturales y el modo de participar socialmente en la construcción de sus ideas de esperanzas”.

Así, las incertidumbres resultantes de la compleja realidad social, “influyen en esquemas mentales y comportamientos sociales que se expresan en niveles de despreocupación como mecanismo subjetivo de negación de esta, en la distracción social que la desestima y la disfraza, en la mitificación de su comprensión y en los diversos ‘narcóticos’ socioculturales que nos insensibilizan ante aquella”, indica el autor de El panameño entre el malestar, la despreocupación y la esperanza.

CONFUSIÓN

Álex Mariscal propone leer Desaparecidos porque guarda relación una realidad, la invasión de un país, que “no debe repetirse”.

Los personajes de esta pieza “reafirman que todo conflicto bélico está cegado por la confusión, la ignorancia y traición dentro de cada bando, y por designios que ellos mismos desconocen. Porque esa traición cuece la nobleza de seres humanos que no comprenden ni siquiera por qué luchan, excepto que fueron entrenados para esa absurda tarea de matar a seres humanos”.

Sobre el estilo de la obra, dice que está fundada “en la estética de la fragmentación y en la recepción. El montaje debería proponerse muy poético, entre lo surrealista y lo expresionista”.

DESAHOGO

La mansión de Drácula, en opinión de su creador, Enrique Chuez, es una forma de sacar de adentro sentimientos y emociones que experimenta en torno a la situación de los ancianos.

“Procuro un estilo ligero, de párrafos cortos, amenos y con algo de humor. La atmósfera no tiene nada de misteriosa como sugiere el título. Está al criterio del lector interpretarlo en el estado de vejez, en el asilo, en la vida escabrosa del personaje”, anota.

Su novela es una “forma de comprender la realidad, y la comprensión indica hallarle sentido a la vida”.

EPISTOLAR

Cartas arrojadas al Neva está concebida por Javier Alvarado de forma epistolar, “donde Anna Ajmátova habla de sus desesperaciones, de su hijo preso, hay coloquios con otros poetas y al final un homenaje a la gran dama de la poesía rusa desde mi voz”.

Admite que un poeta “desea llegar a los lectores, ser apreciado por su pueblo y que sus poemas toquen, remuevan sentimientos y conciencias, produzcan reflexiones y demás”, y su libro es una invitación a transitar por “el universo de Anna Ajmátova desde la perspectiva y creación de un poeta panameño”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código