El sonido del silencio

Poder detectar en los primeros días de vida de un bebé que este no escucha las voces de sus padres ni está alerta a los sonidos que ocurren a su alrededor, equivale a poder trabajar en su futuro.

Hoy 1 de octubre, en el Día Internacional de las Personas Sordas, especialistas aseguran que los niños con pérdida auditiva pueden comunicarse de manera oral, siempre y cuando se les detecte tempranamente.

La otorrinolaringóloga Stella Rowley, jefa del Departamento de Otorrinolaringología del Hospital del Niño, explica que desde el primer día de vida del infante se le puede hacer la prueba de tamizaje auditivo, lo cual no era posible hace dos décadas. “Los equipos y la tecnología han evolucionado hasta el punto que desde el día uno del bebé se puede saber si el niño oye mal. Ello permite tratar de confirmar ese diagnóstico y rehabilitar”.

De hecho, afirma la doctora Rowley, en algunos países se aboga por hacer el tamizaje auditivo antes del primer mes de vida del bebé, que se haga la confirmación diagnóstica antes de sus tres meses y se le suministre el audífono antes de los seis meses.

El porcentaje de éxito dependerá de la detección temprana de la pérdida auditiva. “Mientras más pronto se detecte, más rápido se actúa en beneficio de que el chico crezca con lenguaje, crezca sin trastornos y se eduque en un colegio regular”.

En Panamá, diversas instituciones de salud privadas y estatales proveen servicios de detección temprana.

El 22 de octubre, la Fundación Oír es Vivir, que desde 2008 ofrece tamizaje auditivo (prueba inicial), inaugurará gracias a una donación de la Embajada de Japón el Centro Integral de Salud Auditiva, con el que se ofrecerán exámenes auditivos completos, terapia de lenguaje y orientación a los padres, señala Giovanna Troncoso, su presidenta.

Hasta febrero pasado, cerca de 360 millones de personas tienen pérdida auditiva, de acuerdo con cifras de la Organización Mundial de Salud.

Según la doctora Rowley, en el planeta un promedio de tres recién nacidos de cada mil van a tener una pérdida auditiva de severa a profunda.

Tomando en cuenta lo anterior y que en Panamá nacen unos 70 mil niños por año, cerca de 210 bebés anualmente van a requerir el uso de un dispositivo para mejorar su audición y otros 200 pueden nacer con una pérdida leve o unilateral.

En la Primera Encuesta de Discapacidad, realizada en el istmo en 2006, se detectaron unas 78 mil personas con pérdidas auditivas.

“Sin embargo, sabemos que este número tiene que ser mayor”, dice la doctora Rowley, quien estima que en Panamá deben existir 175 mil personas con pérdidas auditivas importantes, de las cuales aproximadamente 160 mil serán adultos y 15 mil niños.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código