La terapia conyugal también es un arte

El psiquiatra y pintor Omar Biscotti, fundador y codirector del Instituto Sistémico de Buenos Aires, dictó en el país un taller sobre la pareja para terapeutas.

El argentino Omar Biscotti es médico psiquiatra, terapeuta de pareja, pintor, esposo, padre y abuelo.

Cuenta que desde el comienzo de su profesión como especialista de la salud mental en la década de 1970, las temáticas vinculares, las relaciones sociales y la posibilidad de eficacia que ofrecían los modelos sistémicos le atrajeron. “Después, paralelamente con mi convivencia en pareja que el año próximo cumple 40 años, me fue interesando el trabajo con este sistema básico de la organización social y familiar, que es la pareja”.

Biscotti, que estuvo en Panamá invitado por el Instituto Panameño de Terapia Familiar y de Pareja para dictar el seminario “La pareja: un desafío para los terapeutas. Actualización teórico-clínica”, concedió una entrevista a este diario en la que comparte intimidades de las relaciones sentimentales.

Este fundador y codirector del Instituto Sistémico de Buenos Aires y autor del libro Terapia de pareja: una mirada sistémica abordó en el taller temas como el valor de la pareja, la infidelidad y más.

¿Qué ingredientes son claves para una buena relación de pareja?

Para desarrollar una buena relación de pareja no alcanza con el amor, sino con las formas en que este amor se presenta. O sea, que es una condición necesaria, pero no suficiente. Un “buen amor” puede ser: tenerse en cuenta, respetarse, darse libertad para seguir eligiéndose o no, compartir ideología de vida, compartir proyectos, comprenderse, divertirse juntos, no estar demasiado locos (un poquito sí) y algo de magia.

¿Cuál podría ser la función de la pareja?

Podemos pensar que la pareja cumple funciones tanto para las personas que la conforman como para la sociedad o el contexto en que se desarrolla.

Algunas de ellas pueden ser la confirmación de la identidad; entendemos que la formación de la pareja está determinada por la necesidad de sus integrantes de confirmar una identidad.

Otra es la tendencia a la completud, determinada por las diferencias biológicas que permiten la procreación y la perpetuación de la especie.

La pareja actúa como la célula de organización social: así como se piensa a la familia como la célula de la sociedad, podemos pensar a la pareja como célula de la organización familiar y, por lo tanto, también como célula de la organización social.

La pareja permite acatamiento o rebeldía a mandatos sociales o familiares. Podemos decir que está en el imaginario colectivo, y tan es así, que muy frecuentemente los niños juegan a “ser novios” ya desde el jardín de infantes.

Otra función de la pareja va unida al sustento afectivo o económico: la pareja humana surgió en los tiempos como una alianza económica. La mujer cuidaba de la prole y de los animales, mientras que el hombre proveía lo que cazaba o recolectaba en tierras más remotas. Posteriormente, se incluyó el sentimiento del amor en su formación (según algunos autores a partir de la Edad Media), siendo así entonces y junto con el ámbito de confirmación de identidad, un lugar de sustento afectivo.

La pareja es también fuente de reaseguro sexual: la pareja se constituye en la organización que asegura, aunque no siempre, el desarrollo de una sexualidad activa.

¿Qué podría causar la infidelidad?

Hay autores que citan varias razones de la infidelidad, las cuales son: sentirse devaluado en la pareja, la monotonía, una vida sexual deficiente, dependencia emocional de los padres de parte de uno de los cónyuges, la búsqueda de nuevas sensaciones, sobre todo en relaciones furtivas o transitorias; sentimientos de tener amenazada la “libertad o autonomía individual” y alarde de poder.

¿Cuáles son los problemas más comunes?

En la actualidad y en Buenos Aires al menos, las parejas se acercan al consultorio porque sufren el malestar de la relación y de la convivencia.

El síntoma siempre presente son las discusiones, que provienen desde distintos temas: sexualidad, uso o destino del dinero, diferencias sobre los hijos, distintas modalidades de vivir la pareja, grado de libertad o independencia, relación con las familias de origen, modalidades de ejercer la autoridad, modalidades de género y episodios de infidelidad.

¿Los retos de la pareja actual son los mismos que los de otros tiempos?

Hay temas que permanecen y otros que se recrean, ya que la concepción del vínculo y lo que es ser “pareja” varía con las épocas y los contextos. Desde la posibilidad de la separación y el divorcio, la pareja tiene el desafío de la continuidad. Las tecnologías que atraviesan el mundo que vivimos también son una diferencia en la vida de las parejas actuales en relación con las de 20 o 30 años atrás.

Además de ser terapeuta familiar, es pintor. ¿Desde qué edad pinta?

Pinto desde muy pequeño; era el que en la escuela dibujaba en los pizarrones para las fiestas patrias. Estudié arte desde muy pequeño y en la adolescencia hice un impasse para definir mi carrera de médico. A los 29 años volví a pintar y con los años me siento cada vez más cerca de la plástica.

¿Cómo conjuga su faceta de terapeuta con la de artista?

La terapia es también un arte. Si ambas forman parte de mí y de mi expresión, no me preocupo por la integración, ya que se da sola, como las manos se conjugan con las piernas y el pestañear de los ojos. Se da, simplemente, así.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código