La torre Eiffel y su suelo de vidrio

El primer nivel de la torre Eiffel ha sido remodelado y ahora cuenta con una serie de atracciones.
Visitantes de la torre disfrutan de la vista desde el suelo de cristal. AP. Visitantes de la torre disfrutan de la vista desde el suelo de cristal. AP.
Visitantes de la torre disfrutan de la vista desde el suelo de cristal. AP.

La torre Eiffel de París, el monumento de pago más visitado del mundo, inauguró ayer una primera planta renovada, con un espectacular suelo de vidrio y un recorrido museográfico modernizado.

El más amplio de los pisos de la torre es, paradójicamente, el menos frecuentado. La Sociedad de Explotación de la torre Eiffel (SETE) espera que esta renovación lo convierta en un espacio de fin de visita, consagrado a los servicios (tienda, restaurante) y al conocimiento del monumento.

La renovación de la planta costó 37.5 millones de dólares y duró casi dos años, pero la torre Eiffel no cerró nunca durante las obras. En el medio de ese espacio de media hectárea, el suelo opaco que bordeaba el vacío fue reemplazado por un suelo de vidrio, y la reja de protección por una pared de vidrio inclinada hacia el vacío. La sensación, a 57 metros de altitud, es impresionante.

La altura total de la torre con las antenas es de 324 metros, la segunda planta se encuentra a 115 y la tercera a 276.

Dentro de su estructura de hierro se registra un incesante flujo ascendente y descendente, ya que la torre Eiffel es un gigantesco belvedere al que acuden cada año 7 millones de turistas del mundo entero para contemplar París a sus pies.

Espaciar y administrar ese flujo interminable de gente es uno de los objetivos de la renovación de la primera planta, ya que la tercera tiene una capacidad máxima de 400 personas.

“El objetivo es subir lo más rápido posible; es un circuito similar a un sistema sanguíneo”, describe Wilhelm Dubelloy, alias Wim, recepcionista en la torre desde hace 13 años.

En el primero, además del suelo de vidrio, se reconstruyeron los espacios de recepción del público y se modernizó el recorrido pedagógico. La SETE desea que los visitantes no solo vengan por la vista, sino por la propia torre Eiffel.

“No somos un museo, pero tenemos una historia”, declara una portavoz de la empresa administradora.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código