Lo que sí y lo que no trata el autismo

El Centro Ann Sullivan Panamá brindará el 12 de noviembre una conferencia para exponer qué métodos han sido aprobados por la ciencia para tratar los trastornos del espectro autista y cuáles no.

Temas:

Lo que sí y lo que no trata el autismo Lo que sí y lo que no trata el autismo

Lo que sí y lo que no trata el autismo

Hay que tener cautela ante las alternativas que, sin validez científica, se ofertan para los trastornos del espectro autista. Fotolia Hay que tener cautela ante las alternativas que, sin validez científica, se ofertan para los trastornos del espectro autista. Fotolia

Hay que tener cautela ante las alternativas que, sin validez científica, se ofertan para los trastornos del espectro autista. Fotolia

Los trastornos del espectro autista (TEA), que hacen referencia a un grupo de condiciones del neurodesarrollo  —que se caracterizan por alteraciones sensoriales, del desarrollo socioemocional, del lenguaje y la comunicación (lenguaje no verbal) y otros cambios en el comportamiento— que suelen detectarse durante los primeros tres años de vida, no tienen cura, mas sí se pueden tratar sus síntomas.

Existe una creciente presencia y promoción “irresponsable” de métodos para “tratar” o “curar” el TEA que no gozan de una validez científica y que, por ende, exponen a las personas que los presentan a riesgos.

Así lo afirma la psiquiatra Melina Mancuso Ortiz, directora general del Centro Ann Sullivan Panamá (Caspan), quien ante este panorama se ve motivada a brindar este jueves 12 de noviembre una conferencia a la comunidad en el auditorio del Hospital del Niño en la que expondrá sobre el abordaje farmacológico, no farmacológico y biomédico del TEA. El evento es organizado por el Caspan, de 6:00 p.m. a 8:00 p.m.

Los familiares de las personas con TEA, por el deseo de hallar una mejoría en sus seres queridos, han solicitado en el país intervenciones que carecen de respaldo científico y que se ofertan a cambio de un alto costo económico, señala.

Por ello, dicha conferencia busca orientar a las personas con TEA y a sus familiares sobre la vulnerabilidad emocional ante el diagnóstico del TEA, que “puede estar llevándolos a optar por estos procedimientos no seguros”, así como educar a la población general para que sus decisiones estén respaldadas por la evidencia científica necesaria y por profesionales idóneos en la materia, indica.

En palabras de Mancuso Ortiz, la TEA no constituye una enfermedad, sino una condición de etiología multifactorial y base genética que no tiene cura, por lo que “el tratamiento más adecuado se establece de manera particular para cada individuo, como resultado de una completa evaluación del desarrollo y diagnóstica integral”.

El autismo sí se puede tratar

Cerca del 1% de la población mundial padece algún trastorno del espectro autista (TEA), una condición que no tiene una cura divulgada por la comunidad científica, pero que se puede tratar gracias a algunas opciones de tratamiento recomendadas en la actualidad que gozan de aval científico.

Empero, se debe estar alerta para distinguir las opciones que sí están recomendadas para controlar los síntomas del TEA, de aquellas que no cuentan con evidencia científica ni respaldo.

La psiquiatra Melina Mancurso Ortiz, directora general del Centro Ann Sullivan Panamá, quien tiene un posgrado en autismo y otros trastornos del neurodesarrollo, menciona que entre las opciones recomendadas a la fecha están las terapias de estimulación temprana, dirigidas a estimular las áreas del desarrollo y aprendizaje típico de un niño durante los primeros tres años de vida. “Abarca estimulación sensorial, física, de recursos para la comunicación socioemocional, cognitiva, desarrollo de mecanismos de autoayuda, entre otras”, enumera.

La especialista indica que esta intervención se aplica a niños con factores de riesgo biológico o signos de alarma, sin importar que cuenten o no con el diagnóstico específico de TEA.

Así mismo, terapias conductuales y de la comunicación son otras alternativas válidas, las cuales incluyen el análisis conductual aplicado (a través de un método denominado ABA), el tratamiento y educación de niños con autismo y problemas de comunicación relacionados (método TEACCH), el sistema de comunicación por intercambio de imágenes (PECS), y el “tiempo de suelo” (floor time).

Según la doctora Mancuso Ortiz, otra opción para tratar el TEA son las terapias complementarias, como la terapia de lenguaje, la terapia de integración sensorial y la terapia ocupacional.

Así mismo, también se cuenta con tratamiento farmacológico, dirigido a tratar síntomas relacionados con la condición o la coexistencia de enfermedades médicas o psiquiátricas, afirma la psiquiatra.

“Estos incluyen los inhibidores selectivos de la recaptura de serotonina, antipsicóticos, medicamentos que promueven la atención y disminuyen la hiperactividad e impulsividad, y los anticonvulsivos”.

Sobre estos tratamientos farmacológicos, la psiquiatra menciona que existen criterios clínicos muy específicos para su uso, los cuales se deben reservar para personas a partir de los seis años, salvo que exista sintomatología muy grave, perturbadora o disfuncional (por ejemplo, violencia hacia sí mismo o hacia otros) para lo que se puede optar por los antipsicóticos y aquellos dirigidos a promover la atención y controlar la hiperactividad o la impulsividad.

Así mismo, subraya que el tratamiento farmacológico es coadyuvante del tratamiento conductual y terapéutico, no al revés sobre todo en niños pequeños.

La experta reitera que cualquier otra opción de tratamiento que no haya sido descrita previamente podría ser alternativa que se encuentre en “fase experimental”, por lo que, reitera, “no debe ser ofertado ni aceptado como una opción de tratamiento aprobada, confiable o segura (en el caso de los procedimientos invasivos), ya que podrían exponerlos a riesgos inesperados o desconocido”.

PRECAUCIÓN

Todo lo relacionado con las posibles causas del TEA es un tema de interés y estudio para la comunidad científica en el mundo, añade la doctora Mancuso Ortiz. Por ello, hay que tener cautela ante las alternativas que sin validez científica se ofertan para estos.

“Algunos de estos tratamientos alternativos surgen a partir de la combinación de conocimientos de anatomía y fisiología humana, con algunas de las tantas hipótesis reconocidas del TEA. Otras alternativas simplemente se contraponen a cualquier evidencia científica que existe sobre las posibles causas, y pueden ser propuestas e implementadas por personal no idóneo, por personas que no necesariamente cumplen con las guías y protocolos científicos nacionales e internacionales, o por personas que faltan a la ética médica al ofertar dichas alternativas como una opción de tratamiento aprobado cuando no lo son, o por quienes simplemente atentan contra la integridad emocional de la persona afectada o su familiar, al ofrecer la ‘cura’ para una condición para la cual no existe una”.

Por ello, la doctora Mancuso Ortiz recomienda que “desde el momento en que una persona con TEA llega a nuestras vidas, tenemos la responsabilidad de mantenernos informados”, de manera que se pueda discriminar entre toda la información disponible y así tomar las mejores decisiones a beneficio de los hijos y el resto de la familia.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Rescatistas panameños se encuentran en México, con el objetivo de reforzar las labores de rescate y asistencia humanitaria.
Cortesía/Sinaproc

TRAS SISMO DE 7.1 GRADOS Panamá lidera uno de los equipos de rescate en México

Panamá lidera este jueves 21 de septiembre de 2017 uno de los grupos que –con el uso de equipo liviano– se encuentra apoyando las labores de búsqueda y rescate bajo los escombros de los edificios que colapsaron en la ciudad de México, tras el potente sismo de 7.1 grados ocurrido esta semana.

Así lo dio a conocer el director general del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), José Donderis, quien detalló el apoyo que está brindando el grupo de socorristas panameños, conformado por 35 especialistas.

El equipo de rescatistas panameños participó este miércoles 20 de septiembre en tareas de rescate en estructura colapsadas en el área de Linda Vista, en la ciudad de México. Allí se localizaron tres cuerpos y este jueves acaban de ser reasignados a dos sectores más, contó Donderis.

 


"Esperamos localizar a personas con vida en las próximas 48 horas, ya las tareas de rescate en superficie terminaron", agregó el funcionario.

Donderis dijo también que se prepara a un segundo equipo USAR (Urban Search And Rescue) Panamá, que fue asignado al área entre las calles de Quéretaro y Medellín. Este equipo va a trabajar en conjunto con los bomberos del estado de Tijuana, detalló el jefe del Sinaproc.

Más de 50 sobrevivientes han sido rescatados de varios sitios de desastre en ciudad de México, desde que el sismo de magnitud 7.1 sacudió la tarde del martes el centro del país, dejando hasta ahora al menos 245 muertos y mil 900 heridos.



Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código