El triunfo de la falta de talento

Críticos argumentan que la vida desenfrenada que se muestra en Tv solo denigra al ser humano y abona los antivalores.
Kim acumula tres matrimonios, entre ellos la unión con el basquetbolista Kris Humphries (Izq.) que duró 72 días. Ahora Kardashian es la esposa del rapero Kaney West. AP. Kim acumula tres matrimonios, entre ellos la unión con el basquetbolista Kris Humphries (Izq.) que duró 72 días. Ahora Kardashian es la esposa del rapero Kaney West. AP.
Kim acumula tres matrimonios, entre ellos la unión con el basquetbolista Kris Humphries (Izq.) que duró 72 días. Ahora Kardashian es la esposa del rapero Kaney West. AP.

Kim Kardashian es influyente. Sus mensajes anclados en Twitter llegan a cerca de 26 millones de personas y su cuenta supera en seguidores incluso a los de la presentadora estadounidense Oprah Winfrey.

Según ha trascendido en medios especializados en espectáculos, Kardashiam puede generar 30 millones de dólares anuales tan solo con su aparición en el reality show Keeping Up with the Kardashians transmitido por E! en el que participan también sus hermanas Kourtney y Kloé, su madre Kris Jenner y su padrastro William Jenner.

Sin embargo, el pasado de Kim luce enmarañado y turbio. Sus primeras apariciones públicas fueron en forma de una sombra que perseguía a la socialité Paris Hilton; en ese entonces Kardashian fungía como organizadora del clóset de la acaudalada, de quien pronto se haría su íntima amiga para ir a fiestas de la alta sociedad.

Kim buscaba en Hilton más que una amistad, la fórmula para catapultarse al estrellato, no en vano siguió sus pasos al grabar su intimidad con el rapero Ray J, imágenes que terminarían en internet.

Fue justo después de ese video que obtuvo el contrato para dejar que su intrincada vida de lujos y festines se reflejaran en la pantalla chica.

Pese a todo, Kim comenzó a jugar con habilidad sus fichas, dos divorcios, entre ellos un matrimonio que duró 72 días con el basquetbolista Kris Humphries, generó murmullos de que todo había sido planeado para hacerse con 42.5 millones de dólares , entre sesiones de fotos, portadas y coberturas para revistas exclusivas.

Y aprovechando la lluvia de billetes, se decidió a empezar una etapa como empresaria con su hermanas en una tienda de ropa.

La dama de extraordinaria figura también aprendió a cobrar por cada lugar al que asiste y cuando se trata de promocionar una marca, unos 750 mil dólares van a parar a sus cuentas bancarias, según han detallado medios extranjeros.

Entre odiada y amada, Kardashian ha salido al paso de acusaciones como la de la deportista Ronda Rousey, destacada en artes marciales, quien lanzó un comentario de desprecio hacia la nueva millonaria de la televisión: “no estoy de acuerdo que la gente olvide de dónde viene su popularidad”.

Kardashian asumió sus actos con vileza, al ir al show de la presentadora Oprah Winfrey y declararse “Miss Incomprendida”. “Difícilmente bebo, voy a misa los domingos”, pronunció en su defensa.

Su actual matrimonio con el cantante y productor estadounidense Kanye West, y su hija North West de un año y medio, no la han hecho menos mediática.

Su deseo por mostrar su derrière la han llevado a tomarse las más reveladoras fotos para la edición de otoño de la revista Paper, en la que luce sus encantos con una lámina de aceite, que algunos comparan con el glaseado sobre las donas.

Catalogada como “una promesa vacía” en la revista Time, por no tener otra cosa que promover que su desnudez, la diva sin talento, que fracasó en su intento de cantante de pop y en sus actuaciones en papeles secundarios de algunas cintas cinematográficas, sigue ordeñando más ganancias, como las que logra desde su cuenta de Twitter por cada mención alusiva a una marca.

En Panamá, el fenómeno Kardashian se tradujo en “Las KarKashians”, una parodia incluida en el programa de humor La Cáscara. Su director Ubaldo Davis tomó el modelo para cimentar el segmento que trata de tres mujeres que “al igual que Kim carecen de cualquier atributo artístico. Las KarKashians es la sátira de tres hermanas que no tienen más motivaciones que vivir el día a día”, explica el creativo.

“El sensacionalismo es una buena estrategia de posicionamiento”, desmenuza Juan Francisco Bernal, presidente del Círculo de Creativos de Panamá, quien ve en los constantes escándalos la vía de Kardashian para lograr el empoderamiento de su marca personal.

Sobre el grado de aceptación del personaje, añade: “El mundo es un caldo de cultivo, hay de todo para todos y aunque parezca increíble muchos la aman por falta de educación, están pendiente de estos personajes que no aportan mucho a sus vidas”.

En tanto, el sociólogo Bolívar Franco dice “que solo personas con valores distorsionados admiran todo, especialmente la riqueza y la ostentación que tienen estas personas”.

El mensaje errado es lo que también incomoda al especialista en cultura de masas: “Lo que transmiten estos programas son antivalores, una forma que denigra al ser humano y que obviamente no es positivo para la juventud”.

Más noticias de Vivir+

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código