Los tropiezos de una vida sin olor ni sabor

La anosmia o la pérdida del sentido del olfato puede producirse por un golpe, un trastorno psiquiátrico o un tumor.

“Me ha dejado un sinsabor” es una frase que se escucha frecuentemente. Imagine ahora que alguien lo sienta a diario al no percibir olores ni sabores. Así es para Antonio Mock el vivir con anosmia.

El trastorno de la falta de olfato que padece lo asocia a un accidente automovilístico que le ocurrió en 1999. El impacto de un golpe en la cabeza le arrebató el sentido del olfato.

Mock es neurocirujano y sabe que su daño es irreversible, pero trata de sacar lo positivo de su experiencia. Una ventaja es que puede entrar al hospital sin que ningún olor lo perturbe.

Después de 14 años con anosmia, también ha encontrado la forma de sobrellevar el nulo sabor de las comidas, un síntoma de la condición llamada ageusia, que consiste en perder la capacidad de degustar lo que se come.

“Yo sazono las comidas con picante”, resuelve Mock, para ahuyentar el sabor incómodo a plástico con que asocia todo lo se lleva a la boca.

Por último, confiesa que prefiere comer los platillos que prepara su esposa en casa que pagar en un restaurante por un menú insípido a su paladar.

APARICIÓN Y DURACIÓN

La otorrinolaringóloga Usmaila Navarro divide las causas de la anosmia en transitorias, cuando está asociada a cuadros inflamatorios o infecciosos (rinitis, rinosinusitis, poliposis nasal), o permanente si es producida por algún tipo de trauma (golpe) o de tumor en el sistema nervioso central o en la vía olfatoria.

Navarro aduce que la mayoría de las personas que presentan alteraciones inflamatorias como rinitis aguda, rinitis alérgica y rinosinusitis crónica pueden experimentar la anosmia a partir de los 20 o 30 años.

Otros pacientes con alteraciones metabólicas, como la diabetes, son propensos a la anosmia, indica.

Plantea que la aparición de la anosmia puede ser “la primera manifestación de la presencia de una enfermedad tumoral”.

En declaraciones de Barry C. Smith, codirector y fundador del Centro para el Estudio de los Sentidos en Londres, suministradas a la BBC, “cuando las personas pasan los 75 años, las perturbaciones del olfato pueden estar relacionadas con enfermedades cerebrales como la esclerosis múltiple, Parkinson y Alzheimer”.

VIVENCIA MUNDIAL

En julio pasado, las investigadoras Andreas Keller y Dolores Malaspina de Nueva York, Estados Unidos, publicaron en la página web de BioMedCentral los resultados de una encuesta realizada por internet acerca de los trastornos de la olfacción a mil personas de 64 países. Unos 167 encuestados dijeron que experimentaban la pérdida del olfato o la distorsión de olores.

Aunque la cifra no parece impresionar, las investigadoras tomaron de referencia mil testimonios de los encuestados y concluyeron que “la disfunción olfatoria es frecuentemente trivializada e ignorada”.

Sin embargo, anota el documento, esta condición puede tener severas consecuencias para los afectados, como conducirlos al aislamiento y a experimentar anhedonia (falta de placer), depresión o ansiedad, además del riesgo latente de no poder identificar alimentos descompuestos por el olor.

TRATAMIENTOS

Para Navarro, la cura radical de la anosmia no tiene poción, debido a las plurales causas que la producen; cada caso debe verse de forma individual. “El tratamiento es individualizar a cada paciente. Si el paciente tiene una rinitis aguda, se maneja con medicamentos; si el paciente tiene alguna inflamación o infección crónica, puede ser que amerite cirugía; si el paciente tiene un tumor, hay que ver la posibilidad de cirugía, quimioterapia o radioterapia de acuerdo con su característica”, sustenta la especialista.

María Dolores Tamez, otorrinolaringóloga y especialista en cirugía de cabeza y cuello, conoce la augesia (inhibición del sentido del gusto), a través de los pacientes con tumores y que pierden este sentido debido a los tratamientos de radioterapia o quimioterapia que reciben.

En estos casos específicos, Tamez receta medicamentos que ayudan a aumentar la salivación, debido a que con la radioterapia las células de las glándulas salivares se comprimen y esto altera las terminaciones nerviosas que se encuentran en la lengua encargadas de detectar los sabores de los alimentos.

Comer frutas cítricas e ingerir mucha agua son las recomendaciones básicas que brinda a sus pacientes.

Con relación a la pérdida del sentido del olfato, Tamez advierte de que este síntoma también se asocia a trastornos neurológicos o psiquiátricos como la esquizofrenia. Con ello concuerda Navarro, quien explica que cuando la causa es por un trastorno psquiátrico, el olfato se puede recuperar porque es un asunto de tipo perceptivo o sensorial y no funcional.

Complejidades

Tener anosmia desemboca en situaciones difíciles para los afectados, que muchas veces son tildados de “locos”. Otros ven en riesgo su seguridad, porque pueden encontrarse en ambientes tóxicos, y debido a la incapacidad de percibir los olores sufren intoxicaciones o desmayos.

En el plano sentimental, muchos afectados confiesan que quisieran saber a qué huelen sus parejas o sus hijos cuando son unos bebés. Mientras que otros pueden borrar de sus mentes acontecimientos importantes por el simple hecho de no asociarlos a ningún olor en especial. El estudio reveló que el 59% de los participantes dijo que al mencionar los síntomas a su médico, este desestimó su problema.

REALIDAD PANAMEÑA

De acuerdo con reportes del hospital Santo Tomás, de 2011 a 2013, 13 pacientes manifestaron tener los síntomas de la anosmia. De ellos, ocho fueron personas que superaban los 40 años.

En muchos casos, la anosmia es menospreciada por los pacientes, una situación que comprende la otorrinolaringóloga Elinka Velásquez, quien recuerda a un señor de 45 años que llevaba seis meses sin detectar los aromas de la vida.

Velásquez le mandó a hacer exámenes para determinar la procedencia de la anosmia, pues no padecía algún cuadro rinosinusual, pero el paciente no volvió.

“Los pacientes no le brindan la debida atención a este problema”, concluye.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código