Más unión, menos fracasos

Los estudiantes del séptimo grado del IPT Río Hato vieron cómo sus notas mejoraron con un programa educativo que apuesta por el compañerismo.
Por medio de talleres los estudiantes se preparan para apoyarse académicamente y desarrollar habilidades sociales. LA PRENSA/Eric Batista. Por medio de talleres los estudiantes se preparan para apoyarse académicamente y desarrollar habilidades sociales. LA PRENSA/Eric Batista.
Por medio de talleres los estudiantes se preparan para apoyarse académicamente y desarrollar habilidades sociales. LA PRENSA/Eric Batista.

En el aprendizaje no se puede trabajar solo. Con base en esta premisa, se desarrolla el programa Coclé, unidos por la educación: Éxito seguro. Un modelo educativo que pone en manos de los estudiantes líderes el progreso de sus compañeros menos aventajados académicamente.

“Nos sentimos satisfechos porque ha habido un cambio de conducta y ha mejorado el rendimiento”, admite Sidia García, directora del IPT Río Hato, en donde se desarrolla el programa con 244 estudiantes de séptimo grado desde el segundo trimestre de 2014.

García recuerda que el grupo de estudiantes tenía problemas de disciplina, adaptación y problemas sociales. “Los resultados académicos del primer trimestre fueron escandalosos”, afirma.

En el segundo trimestre, sin embargo, los fracasos disminuyeron en 10 de las 11 asignaturas y el grupo que era el más indisciplinado del turno de la mañana lleva tres meses sin reportar problemas de conducta, según la directora.

“Escogimos el IPT Río Hato porque tiene un gabinete psicopedagógico (desde 2012) y era importante tenerlo trabajando con temas de psicología”, cuenta Ricardo González, presidente de la Fundación por un Mejor Panamá, que patrocina el proyecto en el que también participa la Universidad Especializada de las Américas (Udelas).

“El peso del programa lo lleva el gabinete”, considera por su parte la profesora de ciencias naturales Blanca Núñez, quien ha notado progresos en el rendimiento académico y asegura que es un proceso paulatino. “La situación es dura, pero sí se ha visto cambio de actitud en algunos estudiantes”, dice.

Iván Pardo, profesor de arte, concuerda en que ha habido avances en los grupos a los que imparte clases. “Se han dado cambios, no al 100% como nos gustaría, pero es el comienzo, que es lo más importante”.

Para Pardo, la clave de este avance es el enfoque hacia las inteligencias múltiples.

El proyecto es una adaptación del programa Juntos el fracaso no existe, que se aplicó el año pasado en una escuela de la provincia de Chiriquí.

“Sería bueno que se replicara porque es un modelo exitoso, de muy bajo costo y muy alto impacto”, afirma González.

Formación integral

La mejoría en los estudiantes es el resultado del trabajo conjunto de profesores, el gabinete psicopedagógico, estudiantes de psicología y supervisores.

“También hicimos talleres con los padres porque los padres son espejos para los hijos”, expresa Laura Nieto, estudiante de psicología de Udelas, quien trabaja en conjunto con el gabinete psicopedagógico del centro educativo.

Los talleres, explica el profesor asesor Irvin Guerra de Udelas, están basados en tres áreas: desarrollo humano, mentoría y disciplina.

Se propuso que fuera un proceso continuo y darle seguimiento a los estudiantes una vez por semana con cada grupo.

En los talleres, que tienen una duración de 40 minutos, se dictan estrategias de aprendizaje, valores, respeto y autoestima. Además se hacen actividades lúdicas de campo para fortalecer la convivencia.

“Hay que considerar que los chicos están en una situación de riesgo social por la influencia del turismo y el crecimiento de la región”, comenta Giselle Torrero, psicóloga del gabinete psicopedagógico.

menos deserción

No solo el rendimiento académico y los problemas de conducta son importantes dentro del programa. “Ha sido un proyecto muy positivo, porque el gabinete está en este colegio para tratar el problema de los fracasos, de las deserciones y los embarazos”, dice Torrero, psicóloga del gabinete.

El tercer trimestre será la última medición del programa y también se podrá hacer un estudio comparativo de los índices de embarazos y deserción escolar del año anterior en comparación con este para ver si han disminuido, afirma González.

Para Torrero, por otro lado, la labor que se está haciendo es importante porque “estos adolescentes son el futuro de nuestro país. Que sean ellos los más indicados para hacer productiva nuestra región”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código