En vigía de la arteriosclerosis

Se estima que para 2020 se producirán 25 millones de muertes a causa de enfermedades cardiovasculares. La arteriosclerosis es uno de los principales males.

La arteriosclerosis, una enfermedad silenciosa que tapa las arterias, puede estar apagando la vida de una persona que creía estar sana.

El sedentarismo, la obesidad, el tabaquismo, el colesterol y la presión arterial alta son factores de riesgo que conllevan a que sus víctimas padezcan un infarto de miocardio al arribar a los 50 años por no haber pensado en la forma en que esto repercutiría.

El cardiólogo Rodolfo Daniel La Greca, vicepresidente de la Fundación Cardiológica Argentina, visitó el istmo recientemente para presentar tres productos de la línea cardiovascular del laboratorio Asofarma (Nabratin, Nabila y Colmibe) dedicados para pacientes que han sufrido infarto de miocardio, así como también para reducir la presión arterial y controlar los triglicéridos y el colesterol, respectivamente.

La arteriosclerosis ha sido denominada por la Organización Mundial de la Salud como una enfermedad epidémica. En 1990 este organismo recopiló que 14 millones de personas fallecieron a causa de enfermedades cardiovasculares, y se estima que para 2020 se produzcan 25 millones de decesos por esta causa.

De acuerdo a La Greca, el 50% de las muertes de los adultos en Latinoamérica obedece a las obstrucciones arteriales, es decir, a la arteriosclerosis.

En 2009, las enfermedades isquémicas del corazón fueron la primera causa de defunción en Panamá, registrándose una mayor mortalidad en hombres (mil 3) que en mujeres (679), según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censo.

¿Qué es la arteriosclerosis?

Es una enfermedad que marca a tantos millones de individuos en el mundo que tiene que ver con nuestra dieta alocada, con nuestro hábito de vida sedentario, y a eso se le suman todos los demás factores de riesgo. Va produciendo un daño, pues va tapando nuestras ´cañerías´ a través de los años, y en un momento determinado el estrés, el tabaco y la presión rompen una de nuestras arterias y bruscamente se produce un evento. En el evento se rompe una arteria que está infiltrada por el colesterol, es decir, está enferma, es un ´caño´ enfermo que bruscamente se rompe y es tapado por un coágulo.

La arteriosclerosis es una enfermedad que tiene toda una vida de evolución. Por eso es tan difícil de tratar a un paciente que se siente bien, que cree estar sano porque es capaz de correr seis kilómetros por día, que juega al tenis y va al gimnasio, pero desconoce que en realidad tiene severísimas lesiones arteriales que lo van a llevar a la discapacidad y a la muerte.

¿Qué la causa?

Encierra todo el estilo de vida del paciente, sumado a sus genes y a su herencia. No es lo mismo tener padres vivos de 90 años que tener un padre fallecido a los 45 años de un infarto de miocardio. La arteriosclerosis va de la mano con factores genéticos y ambientales: lo ambiental sería nuestra forma de vida (mi peso, mi actividad física, lo que como); lo genético es lo que no se puede cambiar, pero si yo sé que mi padre tiene presión y colesterol altos, puedo comenzar más joven a controlarme, a prevenirlo, y yo podré prolongar mi vida.

En síntesis: la presión arterial, la diabetes, el colesterol, la obesidad y el tabaquismo tapan arterias. Estos factores son las patas de la mesa llamada arteriosclerosis.

¿Qué órganos afecta?

El órgano de choque depende del factor de riesgo, pero el sistema enfermo es el sistema arterial. Desde el cebrero hasta la punta de los pies existe un sistema conectado arterialmente por canales llamados arterias que sufren la misma enfermedad.

Es una enfermedad común que si pasa en el cerebro me va a dar demencia vascular, trastorno cognitivo, accidente cerebro vascular isquémico o hemorrágico. Si la misma enfermedad se me presenta en el corazón voy a tener infarto de miocardio, muerte cardiaca. Si se me presenta en el riñón voy a tener glomeruloesclerosis e insuficiencia renal. Si me da en las arterias de las piernas puedo tener una obstrucción arterial y puedo llegar a la claudicación al caminar y/o a la amputación de los miembros inferiores... pero es la misma enfermedad localizada en distintos órganos.

A los fumadores les predomina el infarto de miocardio y la enfermedad en sus piernas; a los hipertensos les predomina el accidente cerebrovascular; y a los diabéticos hipertensos les predomina la insuficiencia renal.

¿Quién tiene más riesgo de padecerla?

El hombre tiene más riesgo que la mujer. La mujer, hasta los 50 años, momento en que sus hormonas están altas, tiene un factor de protección muy superior y un riesgo menor por la presencia de sus estrógenos. El hombre comienza entre los 40 y 45 años a padecer la enfermedad, mientras que la mujer entre los 55 y 60 años.

¿Qué se puede hacer para evitarla?

Tenemos que indicar siempre que el paciente se proteja: que camine, que no fume, que adelgace, que no coma grasas, y eso es exitoso hasta un punto, porque el paciente aún haciendo todo puede no mejorar sus valores de colesterol. No solo se trata de la dieta (...) Por eso se han inventado drogas para el colesterol llamadas estatinas, cuya función es estimular la función de una enzima que crea como una manito que agarra el colesterol malo y lo saca de la circulación (...) Eso y la prevención de los factores de riesgo son las mejores medicinas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código