Experimentar con el teatro

Un melodrama sobre el amor y sus consecuencias cierra el Tercer Festival de Teatro Panameño.

Alguien que anda en esta interesante doble situación es Roberto Quintero, un joven de 25 años que lleva siete años en la escena nacional y un poco más de un año como reportero.

Cuando está involucrado en un montaje se hace llamar Winnie T. Sittón y cuando escribe en La Prensa utiliza el de Roberto Quintero.

Esta nota es sobre teatro, por lo que hablaremos con Sittón y a Quintero lo dejamos quieto. Su debut como director fue en el 2002 con ¿Existe el desván? , una adaptación de El desván , de Ramón H. Jurado, para el primer Festival de Teatro Panameño.

En Panamá tomó talleres de actuación y dirección con Daniel Gómez Nates y Edwin Cedeño, y en Costa Rica estuvo en un taller de entrenamiento actoral, y luego fue a España para estudiar dirección y dramaturgia.

Ahora regresa Sittón en su faceta de director y dramaturgo con Macramé (un título sin obra) , que cierra el III Festival de Teatro 2004. La pieza se presentará en el Teatro Anita Villalaz (barrio de San Felipe) del 28 de abril al 1 de mayo, a las 8:00 p.m. El boleto tendrá un costo de 10 dólares.

Su elenco está compuesto por Mónica Lauri, Rubén Sánchez, Carlos Caballero, Karla Quintero y Adair Domínguez.

Durante la temporada de Macramé se exhibirá en el lobby del Teatro Anita Villalaz una muestra fotográfica denominada "Todo ha pasado demasiado rápido", en la que Tito Herrera, David Mesa y Jihan Rodríguez, tres fotoperiodistas de La Prensa , interpretan el texto escrito por Winnie T. Sittón.

-¿Cómo surge Macramé?

- La pieza surge del interés por sumergirme irremediablemente en la dramaturgia fragmentada, experimentando con la forma, específicamente con el tiempo y el espacio. Y para eso lo único que tenía claro era que utilizaría una historia banal y superflua. De allí, no sé cómo quedé hablando de un tema como el amor, o la pasión del desamor. Ahora bien, no creo que el amor sea un tema trivial, pero definitivamente me sirve por ser sencillo, universal y ampliamente desarrollado por el arte a través de los tiempos; y así me mantenía fiel a mi inquietud primaria: experimentar con la forma.

-¿Qué nos puedes decir de la propuesta escénica de Macramé?

- Me estoy convirtiendo en un director muy ecléctico y de allí que sobre el escenario se puedan palpar una gran cantidad de estilos o parámetros de dirección distintos. Muchos de ellos no los tengo, ni remotamente, como referencias frescas o claras, pero al ver correr los ensayos los llego a reconocer, e intuyo que están en mí por simple herencia de los directores con los que he trabajado.

Por otro lado, he desarrollado una fascinación por el teatro íntimo, y Macramé tiene algo de eso, mezclado al mismo tiempo con toda la grandilocuencia y la teatralidad del medio. Y así como eso, se nota que soy un chico que creció viendo MTV , que le ha tocado ver el desarrollo del video y que le fascina el cine.

- ¿En qué se parece y en qué se diferencia este montaje de tu trabajo anterior?

- Entre uno y otro hijo hay dos años de diferencia, y no tienes idea cuánto he cambiado en ese tiempo. Lo digo tanto por mi vida personal como por mi desarrollo dentro del teatro. Hablando de códigos o corrientes estéticas, hay muchas cosas en las que ya no creo y eso se nota. Por otro lado, aunque aprendí mucho de mi primer parto y le tengo un cariño único, ahora tengo la entereza para decir que aquello no fue más que una gran catarsis. Ahora quiero contar historias.

Macramé tiene una sutileza y una economía de recursos que ¿Existe el desván? no conoció jamás. Macramé ha sido mucho más intenso, sobre todo emocionalmente. Con todo y eso se parecen, son hermanos y no se pueden negar.

- ¿Qué cuenta Macramé como historia?

-La obra nos presenta a Andrés y Claudia, su extraño encuentro y su inminente, fatal y apasionado desencuentro. Y a través de ellos nos conectamos con sus fantasmas, sus amores a destiempo y amigos peligrosos.

- Uno de los temas de Macramé es el amor y cómo afecta. ¿Cómo concibes este sentimiento a partir de lo que planteas en la obra?

- Soy de los que odia a la gente que siempre cita a los famosos, pero curiosamente me he topado esta semana con dos frases que van de maravilla. Decía Fernando Pessoa: "Nunca amamos a nadie: amamos, sólo, la idea que tenemos de alguien. Lo que amamos es un concepto nuestro, es decir, a nosotros mismos". Y en el otro extremo me encuentro a la Madre Teresa de Calcuta con: "Ama hasta que te duela. Si te duele es buena señal".

¿Qué es lo curioso? Que justo en eso me manejo en la obra, en los extremos del amor, de lo material y práctico llegando hasta lo espiritual, y de allí a lo patético. En todo lo lindo que puede ser, y en cómo nos empeñamos en ser esclavos de ese sentimiento, de cómo nos gusta a todos ser mártires en la batalla del amor y sufrir eternamente por cosas que conscientemente sabemos que no dan para más. Y con el desamor, como irremediable final, ando por la línea del estado de negación al que se somete el ser humano cuando todo se acaba.

- ¿Cómo manejas la dualidad de ser periodista y director y actor de teatro?

- He aprendido a separar mi labor y responsabilidad como periodista cultural de mi carrera como teatrista. A Roberto Quintero le preocupan sus lectores, a Winnie T. Sittón le preocupan sus espectadores. En la práctica es difícil, soy la misma persona y no estamos hablando de dobles personalidades, pero sí de planos muy distintos y lo único que espero es que nos juzguen por separado.

- ¿Qué pesa más en ti, el director, el actor o el dramaturgo?

- Yo moriré siendo un músico frustrado. Ahora bien, con el teatro no tengo una respuesta clara, porque disfruto creando en los tres roles, me dan gratificaciones muy distintas. Sin embargo, siempre fantaseo con irme a estudiar afuera, y siempre que lo pienso me ubico formándome y capacitándome como actor.

- ¿A qué se debe que el director de teatro panameño pocas veces sea el dramaturgo de sus montajes?

- Me atrevería a decir que es respeto y miedo al riesgo que eso supone, estética y emocionalmente hablando. Con lo cual puede que quieran, pero no se atreven. Entonces, lastimosamente, ese espacio lo han llenado escritores que ven el teatro como un género literario, sin ningún tipo de código escénico de por medio, y en la mayoría de los casos (no todos) producen textos inmontables para participar del premio Ricardo Miró.

Ahora bien, creo que la cosa está cambiando de ambas partes. Tanto por los teatristas y sus representantes jóvenes como Arturo Wong y Renán Fernández, por ejemplo, que ahora siguen los pasos de Edgar Soberón Torchía y Daniel Gómez Nates, dos de los directores dramaturgos más representados hoy por hoy, aunque poco o nunca hayan publicado.

- ¿Cómo se dio el proyecto de unir la exposición fotográfica con tu montaje?

- Como escribo sin acotaciones, el texto no da mayores referencias fuera de los diálogos. De allí que me pareció interesante que otros artistas lo interpretaran. Así se ofrecen cinco propuestas: la de los tres fotógrafos en la exposición, la mía y la que se lleva el espectador cómplice a casa. Ellos han trabajado ajenos a mi creación, solo participaron en la primera lectura con el elenco. Ya me enteraré el día que monten la expo.

Recuadro

Teatro gratis

El suplemento "Mosaico" y Topus Uranus Producciones Teatrales lo invitan a ver totalmente gratis una función de la obra Macramé .

La función será el 29 de abril, a las 8:00 p.m., en el Teatro Anita Villalaz. Las primeras 60 personas que escriban a la dirección ddomingu@prensa.com obtendrán una entrada válida para dos personas para la fecha indicada.

Más noticias de impresa.prensa.com

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

17 Nov 2019

Primer premio

2 0 5 9

BADD

Serie: 16 Folio: 15

2o premio

4777

3er premio

4109

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código