Llegar a salvo al trabajo

21 DE JULIO

Llevo días viendo cómo en el Corredor Sur se han desplegado policías de tránsito para evitar que los buses se estacionen a dejar pasajeros en los hombros de la vía, en el sector de Costa del Este. Las personas que se bajan allí son mayormente trabajadores de la construcción, pero también hay empleados de los locales comerciales y de las casas del lugar. Si bien es cierto no está permitido que transiten los autos por los hombros, es un hecho que esto ocurre a diario, porque la ciudad no tiene suficiente capacidad de carreteras para la cantidad de autos que circulan. Y estos trabajadores, la mayoría jóvenes, no deben estar sufriendo las consecuencias de esta incapacidad de la metrópolis. Aquí se ve una clara necesidad de transporte de estos ciudadanos que optan temerariamente por atravesar el Corredor a expensas de sufrir un accidente, después de que los buses los dejan en los hombros. Se debe exigir a las compañías constructoras que se encarguen de la movilización de sus obreros. Y la ciudad, llámese el alcalde o la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre, tiene la obligación moral de brindar una solución viable para que estos paisanos logren llegar a sus trabajos a salvo y a tiempo.

Más noticias de impresa.prensa.com

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código