Más allá de la matemática

Lo ideal sería formar grupos en el mismo centro educativo para que los estudiantes de grados superiores dicten clases de matemática y de otras asignaturas a los de grados inferiores.

11 DE NOVIEMBRE

El pasado 22 de octubre La Prensa publicó una noticia titulada “Alumnos, con fallas en matemática y lectura”, en la que se destaca los resultados del Tercer Estudio Regional Comparativo y Explicativo (Terce), realizado en 2013. En dicho estudio participaron los estudiantes de tercero y sexto grado de 187 escuelas en el ámbito nacional, tanto públicas como privadas. En matemática nuestros estudiantes obtuvieron puntajes similares a Nicaragua y Honduras, pero por debajo de Costa Rica.

Todos los años se realiza la Olimpiada Panameña de Matemática, en la que los estudiantes pueden obtener medallas de oro, plata y bronce, más la posibilidad de representar a nuestro país internacionalmente. En 2002 apenas se participaba en una competencia internacional; en los últimos años, hemos asistido a varios eventos en el exterior y hasta fuimos sede de las XXVIII Olimpiadas Iberoamericanas de Matemáticas en 2013.

Pero, ¿cómo se traduce el éxito logrado por los organizadores de la Olimpiada Panameña de Matemática en un aula de clase? ¿La respuesta estará en la jornada única? La jornada única es un elemento en la ecuación, pero no es suficiente sin el segundo elemento: docentes mejor preparados. Un educador debe ser capaz de explicar una regla matemática, no responder “es así porque sí” al ser consultado por un estudiante. Ese tipo de explicaciones deja al estudiante más confundido y hasta frustrado con la materia. Es cierto, la escasez de docentes en esta materia es un obstáculo y se ha tenido que recurrir a profesionales sin pedagogía. Sin embargo, al ser un problema que toma tiempo en resolverse, el Ministerio de Educación (Meduca) debe buscar formas para capacitarlos a lo largo del año y cerca de sus centros de enseñanza.

Otro elemento en esta ecuación es darle apoyo al estudiante, teniendo en mente al de escasos recursos de zonas rurales y padres de escasa o sin escolaridad. Un estudiante de clase media puede contratar un tutor; mientras que uno sin recursos, pero que vive en una zona urbana, puede solicitar apoyo a familiares con mayor escolaridad. Pero el de escasos recursos de zonas rurales carece de esas opciones. ¿Cómo ayudarlos? Lo ideal sería formar grupos de estudio en el mismo centro educativo, donde estudiantes de grados superiores brinden ayuda a los de grados inferiores. O bien, también abrir los grupos de estudio de los centros universitarios para que ayuden a estudiantes escolares. Y estos grupos no deben limitarse a matemática. Como la noticia lo destaca, los resultados del Terce también reflejaron una deficiencia en lectura y ciencias naturales. Nuestros estudiantes leen; pero, ¿están comprendiendo lo qué leen? La matemática y la lectura comprensiva son herramientas fundamentales en la vida estudiantil. Al alumno hay que enseñarle a leer y comprender lo que dice la oración; hay que guiarlo a utilizar la fórmula y no simplemente memorizarla. Hay que insistirle que las respuestas a los problemas no están en la parte trasera de un libro; sino que se obtienen a través del análisis e ingenio. Ojalá los correctivos se empiecen hoy y no con los resultados del próximo estudio.

Más noticias de impresa.prensa.com

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código