Los 18 ataques de los últimos 10 años

LA PRENSA/Archivo/Alvaro Reyes LA PRENSA/Archivo/Alvaro Reyes

LA PRENSA/Archivo/Alvaro Reyes

4_darienb 4_darienb

4_darienb

Cifras oficiales de los organismos de seguridad del Estado dan cuenta de 18 incidentes, entre secuestros, asesinatos y enfrentamientos, ocurridos desde 1993 y hasta la presente fecha, es decir, un promedio de poco más de un evento por año.

El primero de estos hechos ocurrió el 31 de enero de 1993, cuando tres hombres armados, supuestos miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), secuestraron a los estadounidenses Ricardo Tenenoff, David Mankins y Marchor Rich, todos integrantes de la misión Nuevas Tribus en la comunidad de Púcuru, cuyo paradero se desconoce hasta la presente fecha.

Dos años más tarde, el 21 de diciembre de 1995, un grupo de hombres no identificados, también armados, irrumpió en la comunidad de Corozal, en Darién, y asesinó al maestro Agapito Castillo.

El 7 de agosto de 1996, entretanto, más de 20 hombres armados, supuestamente colombianos, ocuparon la población de Boca de Cupe, en Darién, y secuestraron al pequeño comerciante Antonio Ramos.

Los registros señalan que el 16 de diciembre de ese mismo año, unos 15 ó 20 paramilitares colombianos, miembros de las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá (ACCU), penetraron en la población de Armila, comarca Kuna Yala, y en la acción mataron a una persona e hirieron a otras dos, a quienes acusaban de ser colaboradores de la guerrilla.

1997 fue el año en el que más eventos se registraron. El 1 de abril, 30 paramilitares de las ACCU asaltaron la población de La Bonga, asesinaron al colombiano Jorge Sánchez y a cuatro personas más, debido a su supuesta vinculación con grupos guerrilleros.

El 2 de junio, el agente Alonso Branda, de la Policía Nacional, murió tras batirse a tiros con un grupo de colombianos armados en el poblado de Vista Alegre, en Darién; y el 24 de junio, 80 paramilitares de las ACCU ocuparon el poblado de Yape, también en Darién, y ultimaron al promotor de salud colombiano José Acevedo. Durante dicha incursión, los uniformados pintaron en algunas viviendas el siguiente mensaje: "Guardia panameña si no combates la subversión, serás combatida. Att. Las ACCU".

Un par de meses más tarde, el 11 de agosto, la comunidad de Yape fue asaltada nuevamente por irregulares no identificados, mientras que el 13 de septiembre se registró una emboscada en la población de Río Chico, cerca de El Común y Yaviza, en Darién, durante la cual resultó gravemente herido un cabo de la Policía Nacional.

Más tarde, el 15 de noviembre de ese mismo año, un comando de militares no identificados asaltó por segunda vez la comunidad de Boca de Cupe, incidente durante el cual murió el funcionario Luis Alberto Madrid, quien desafortunadamente se ahogó en el Río Tuira cuando intentaba escapar de los uniformados.

Dos años después, el 16 de septiembre de 1999, antisociales no identificados irrumpieron en la comunidad de Canclón, en Darién, y secuestraron al capataz de una finca Domingo Samaniego; mientras que el 23 de octubre se llevaron de Metetí, también en Darién, al estudiante universitario Alexis Ortiz.

El segundo asalto a la población de La Bonga, en Kuna Yala, ocurrió el 19 de noviembre de ese mismo año y fue ejecutado por unos 15 efectivos paramilitares, quienes en esta ocasión no mataron a nadie, pero amenazaron a los habitantes y quemaron 25 de sus viviendas.

Ese mismo mes, el día 23, funcionarios de la Policía Nacional y presuntos miembros de las Autodefensas Unidad de Colombia protagonizaron un nuevo intercambio en la comunidad de La Bonga, a cuyo término, por fortuna, no se registraron heridos.

En el año 2000 se registraron tres incursiones, a saber, el 23 de febrero en la población darienita de Unión Chocó, que concluyó sin víctimas; el 6 de agosto en el sector de Río Tupisa, que también terminó sin muertos ni heridos; y el 15 de octubre en la comunidad de Nazareth, también en Darién, donde se registró un enfrentamiento que dejó como resultado una niña muerta y 10 personas heridas.

La última violación al territorio panameño ocurrió en enero de 2003, cuando una columna de paramilitares atacó los poblados de Paya y Púcuru, y asesinó a cuatro dirigentes indígenas.

Más noticias de impresa.prensa.com

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código