Felipe Baloy, abanderado del 3 de noviembre

Arropado por la bandera

El capitán de la selección viajó anoche a Medellín, Colombia, y se unirá el lunes al seleccionado nacional en El Salvador.
Baloy encabeza la delegación de la selección nacional. Baloy encabeza la delegación de la selección nacional.
Baloy encabeza la delegación de la selección nacional. Roberto Cisneros

La bandera panameña arropó ayer al futbolista Felipe Baloy como abanderado del 3 de noviembre en las festividades de los 113 años de la separación de Panamá de Colombia.

Como futbolista, Baloy siempre ha exhibido sobre su espalda la bandera cuando alcanzó títulos en canchas de Colombia, Brasil y México. Ayer, el presidente de la República, Juan Carlos Varela, le entregó la bandera en el Palacio de las Garzas, en el acto protocolar que dio inicio a las festividades del mes de la patria de 2016.

Con 35 años, Baloy recibió la bandera junto a los siete jugadores de la selección y el cuerpo técnico que se ha venido preparando desde el lunes para sus dos primeros compromisos de hexagonal contra Honduras y México, el 11 y 15 de noviembre, que forman parte de la eliminatoria para el Mundial de Rusia 2018.

La selección entrenó lunes, martes y miércoles en el Rommel Fernández, ayer hizo un alto para los actos del 3 de noviembre, en los que también tuvo que caminar y sentir el rigor de calor en una mañana sofocante, en lo que pudo ser un adelanto de lo que les espera el 11 de noviembre frente a Honduras en San Pedro Sula, cuando jueguen en horas de la tarde.

Estamos contentos y orgullosos de poder representar a mi país, y orgulloso de ser abanderado y de haber podido recibir la bandera de manos del presidente. Es un compromiso más que adquirimos, no solo yo, sino del resto de mis compañeros, de que tenemos que trabajar y luchar por un sueño, que no solo es de nosotros, sino de todo un país”, señaló el defensa de la selección y capitán del equipo en entrevista con TVN-2.

Baloy afirmó que el “ deporte y la educación son lo más importante en el crecimiento de cualquier persona”.

El capitán de la selección indicó que, al recibir la bandera, el compromiso, la meta y el sueño es llevarla a Rusia 2018.

EL CAMINAR DE BALOY

El caso del abanderado del 3 de noviembre puede considerarse como un ejemplo de perseverancia, en el que llegó a consolidarse primero en el plano internacional y después en la selección. En ella, ha tenido momentos para reír y también para llorar, como pasó el 15 de octubre de 2013 después de perder con Estados Unidos, que los dejó fuera del Mundial de Brasil 2014.

Hoy todavía se recuerda ese momento, en el cual se abraza con Blas Pérez en un llanto desgarrador que quedó registrado en una foto para la historia.

Baloy, junto a Blas Pérez y Gabriel Gómez, fueron los primeros jugadores panameños que partieron a Colombia en busca de un sueño cuando poco se conocía del fútbol istmeño. Los tres llegaron a Medellín, poco a poco fueron dándose a conocer hasta hacer un nombre y triunfar más adelante en diferentes plazas. Los tres abrieron las puertas para que otros panameños emigraran a probar suerte al fútbol cafetero.

El capitán de la selección, que juega en el extranjero desde hace 15 años, fue campeón en México y Brasil; con Medellín llegó hasta semifinales de la Copa Libertadores 2003, desde 2001 forma parte de la selección; hoy es uno de los baluartes de esa generación dorada, que viene jugando junta en la selección desde hace 11 años.

Sin embargo, con el pasar de los años fueron aparecieron las lesiones y las cosas comenzaron a cambiar en la vida de Felipe Baloy.

El nuevo técnico Hernán Darío Gómez lo llamó para sus primeros partidos con Serbia y Brasil en junio de 2014, pero luego una lesión de ligamentos en una de sus rodillas lo dejó fuera de las canchas por espacio de un año. Retornó a las canchas, pero no volvió a ser considerado para hacer parte del seleccionado nacional.

En algunos medios, se hizo campaña para su regreso; en otros y en las redes sociales, se llegó a tildar de viejo y acabado al jugador. Se decía que su ciclo en la selección había terminado y que no tenía que hacer nada en el equipo. Se dijeron tantas cosas de su no convocatoria, hasta se vinculó a la misma federación de la negativa, y cuando vino una lesión de Román Torres, se adelantó su inesperado regreso en la selección. Volvió para unos amistosos contra Trinidad y Tobago y México en octubre de 2015, y recuperó de nuevo la banda de capitán que había cedido a Torres.

Nuevamente con la selección, estuvo en la Copa América Centenario como capitán, y en la eliminatoria marcó un gol importante sobre el final del partido ante Haití en la fase anterior, que le abrió la clasificación a Panamá a la hexagonal final. Baloy tuvo un segundo aire.

BENDECIDO

Hoy Baloy es llamado para ser el abanderado de Panamá. Ayer recibió, además de la bandera, la bendición de José Domingo Ulloa en la iglesia San Francisco de Asís en el marco del tedeum de Estado.

Ulloa dijo al final de la homilía, que hacer patria es también lo que hacen los jugadores. “ Los muchachos de la selección hacen patria cada vez que se esfuerzan en los entrenamientos, en sus sacrificios, para estar preparados cada vez que entran a la cancha para un partido, sudando la camiseta y haciendo vibrar a esa marea roja en la que todos nos hacemos con un mismo corazón. Esto es lo que celebramos en este mes de la patria. Gracias por unir a nuestra nación, gracias por ser ejemplo para miles de jóvenes y de niños, y sobre todo, gracias por dejar en alto el nombre de nuestro país. ¡Y de aquí al Mundial de Rusia 2018!”, sentenció Ulloa en medio de un nutrido aplauso de los feligreses.

TATUAJES PATRIOS

Blas Pérez, uno de los ocho jugadores que estuvieron en el acto, fue uno de los que popularizó una muñequera con los colores de Panamá, que siempre luce en las canchas; además, lleva tatuado el escudo y la bandera en su brazo izquierdo.

Pérez señaló que de tanto estar en el exterior, le ha tomado más cariño al país, y “ llevar los tatuajes conmigo es un orgullo muy grande, el lema de nosotros es representar lo mejor que pueda a Panamá fuera del país”.

Señaló que el deporte “ es una de las opciones para ser alguien en la vida”, por eso aconsejó a los jóvenes que “hay que comenzar siendo un buen estudiante y un buen hijo”.

De La Catedral, los ocho jugadores: Alberto Quintero, Édgar Bárcenas, Luis Ovalle, Amílcar Henríquez, Michael Murillo, Aníbal Godoy, Blas Pérez y Felipe Baloy, más el cuerpo técnico, marcharon hasta la cinta costera. En su recorrido, el público los vitoreó y aplaudió. Hubo olor a selección en el desfile.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

CENTRO DE CONEXIONES AÉREAS DE TOCUMEN China, un reto para el turismo panameño

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Los empleados se mantuvieron fuera de sus puestos.
LA PRENSA/Alex E. Hernández

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código