una de las estrellas del baloncesto

Arruinado y alcohólico

Arruinado y alcohólico, la exestrella del baloncesto estadounidense Dennis Rodman, famoso por su total entrega en los partidos, sus piercings y tatuajes, es ahora una sombra del pasado.

Toda su aureola se esfumó cuando la antigua figura de la NBA compareció ante un tribunal para responder por el impago de la manutención de su familia.

Solo la gorra de los Chicago Bulls recordó en Orange (California) los tiempos de gloria del excéntrico baloncestista. Su tercera exesposa exigió 860 mil 376 dólares para ella y sus dos hijos en común.

En el peor de los casos, Rodman podría cumplir 20 días de cárcel cuando el 22 de mayo se dé a conocer la sentencia. Sería el poco honroso final de una vertiginosa cuesta abajo.

“Dennis está arruinado”, dijo su asesora financiera, Peggy Williams.

El antiguo multimillonario gana solo 50 mil dólares al año y está “lesionado y enfermo en extremo”.

“Aunque Dennis es una persona muy cordial, es alcohólico”, subrayó.

Hace solo unos meses, en agosto pasado, Rodman se presentó como le amaban su admiradores en el acto de ingreso al Salón de la Fama del baloncesto.

En su chaqueta negra brillaban en lentejuelas plateadas las iniciales de los Bulls y de los Pistons de Detroit, con los cuales Rodman, hoy en día de 50 años, ganó cinco títulos de la NBA.

“Este juego (el baloncesto) fue una bendición para mí”, dijo entonces entre lágrimas. “Podría haber sido un vendedor de drogas y una persona sin hogar”.

una historia de película

La historia de Rodman tiene todos los ingredientes de la clásica vida de ascenso social gracias a las hazañas deportivas.

Creció, sin padre, en Dallas y en muchas ocasiones el “nadie de ningún lado”, como él mismo se definió, durmió en la calle.

En un trabajo como portero en un aeropuerto robó una vez 50 relojes que luego regaló a amigos y tuvo que pasar una noche en la cárcel.

“Quería que ellos pensaran que yo era un tipo importante”, escribió en su autobiografía Bad as I wanna be (Tan malo como quiero ser).

La búsqueda del reconocimiento público, que llegó a ser adictivo, determinó toda su vida. Su droga en la cancha no fueron los puntos sino los rebotes.

En los 14 años en la NBA el “hombre con la envergadura de un saurio volador”, según lo describió The New York Times, logró el más alto promedio de rebotes desde que se implantó en 1973 el cálculo moderno, con 13.1 por partido durante toda su carrera.

En esa categoría encabezó la liga norteamericana siete veces consecutivas y fue elegido en dos ocasiones el mejor jugador defensivo.

Aparte de sus hazañas en la cancha, Rodman también causó sensación por su comportamiento fuera de ella. Salió con Madonna y su segundo matrimonio, con Carmen Electra (actriz de la serie televisiva Baywatch), duró solo medio año.

En sus tiempos en Chicago dilapidó en una noche 80 mil dólares en un local de striptease.

Pero incluso el propio Michael Jordan, un fanático de la disciplina, perdonó a Rodman cuando durante la serie final de 1998 contra los Utah Jazz se subió al ring con el famoso wrestler Hulk Hogan.

“Él sabía lo importante que era para el equipo y dejó en paz a Dennis”, contó el compañero de los Bulls Steve Kerr.

Tras terminar su carrera en el año 2000, Rodman no pudo o no quiso gozar con calma de su pensión.

Apareció en la televisión en un programa de desintoxicación para famosos y también fue condenado, en libertad condicional, por agredir a su novia de aquel entonces.

En un intento de hacer rentable su imagen ilustre del pasado, el expívot juega en un partido de All Stars en Bulgaria.

“He aprendido algo de vuestro país en internet”, dijo a su llegada a Sofía. “Vuestras mujeres son muy hermosas”.

Pese a todo estos problemas, el astro del baloncesto estadounidense entró el 5 de abril de 2011 al Salón de la Fama del Baloncesto estadounidense.

Además, luego de su paso por los Bulls, Rodman jugó en varios equipos.

Estuvo en Los Ángeles Lakers, los Dallas Mavericks y en México con la Fuerza Regia de Monterrey en la LNBP, creando más controversia que contribuyendo atléticamente, aunque sí causó furor y dio prestigio internacional a la franquicia más emblemática de la liga, destaca un extracto en la biografía de Wikipedia del atleta.

Después de su retiro, jugó para los Dragones de Tijuana de la recientemente formada American Basketball Association y compitió en dos partidos para los Bears de Brighton de la liga inglesa.

También luchó unas cuantas peleas para la World Championship Wrestling al lado de Hulk Hogan. Su primera lucha fue el 13 de julio de 1997 y perdieron contra Lex Luger y Paul Wight. Reapareció en agosto de 1999, y fue derrotado por Randy Savage.

Y por último, en 1997 Rodman realizó su debut cinematográfico en la película Double Team, al lado de Jean Claude Van Damme.

También participó en la película para televisión basada en su libro autobiográfico del mismo título (Malo como quiero ser: La historia de Dennis Rodman).

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

CENTRO DE CONEXIONES AÉREAS DE TOCUMEN China, un reto para el turismo panameño

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Los empleados se mantuvieron fuera de sus puestos.
LA PRENSA/Alex E. Hernández

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código