fútbol

El Boxing Day de los ingleses

Cuando en todas partes se está terminando de celebrar las fiestas del 25 de diciembre, los ingleses tienen una fecha especial en la liga premier.

Temas:

Ryan Giggs estampó su nombre en un partido del 26 de diciembre. Ryan Giggs estampó su nombre en un partido del 26 de diciembre.
Ryan Giggs estampó su nombre en un partido del 26 de diciembre.

Inglaterra es un país, a menudo, orgulloso de sus tradiciones y el Boxing Day es una de ellas: cada 26 de diciembre hay fútbol en el país, un día después de la celebración navideña, cuando el resto de grandes campeonatos europeos se toma un respiro.

En la historia del Boxing Day, ha habido momentos muy intensos, teniendo en cuenta que muchas veces han sido derbis para evitar a las familias largos desplazamientos.

Estos son algunos de los partidos jugados en un Boxing Day, que perduran en la memoria de los buenos aficionados:

Derby - Manchester United 4-4

Estamos en la “edad de oro” del fútbol inglés. Estrellas (Law, Mackay y Gemmill), leyendas (George Best, Bobby Charlton), un campo en pésimas condiciones bajo la nieve y un Baseball Ground lleno a reventar. Todo ello para asistir a una tormenta de goles.

En la historia del Manchester United, el duelo queda como el del adiós de Wilf McGuinness, despedido después del partido, y el regreso al frente del equipo del mítico Sir Matt Busby. En el imaginario popular, este partido representa la quinta esencia del Boxing Day, un duelo mítico que se recuerda desde hace décadas.

Sheffield Wednesday-Sheffield United 4-0

Ese día después de la Navidad de 1979, el Sheffield United se desplazó al campo de su vecino Wednesday siendo líder de la tercera división, pero recibieron un duro correctivo. Un hombre permanece en la memoria de esta batalla en el barro: Terry Curran, que había aceptado bajar dos divisiones para jugar con el club que idolatraba siendo niño. Marcó un gol y abrió una racha de 16 partidos sin derrota, gracias a la cual el Wednesday subió. El United, en cambio, solo fue duodécimo. Con 49 mil 309 espectadores, el partido ostenta el récord de asistencia en esa categoría.

Oldham-Manchester United 3-6

Dos hechos marcaron ese partido inolvidable y plagado de goles. Primero, el defensa irlandés Denis Irwin rompió un tabú del fútbol inglés, al celebrar casi enloquecido sus dos goles contra su anterior club. Por otra parte, el Boundary Park se rió al principio de la entrada en juego de un joven de 17 años desconocido, que saltó al campo para disputar la segunda mitad. Tras fallar el primer control, los rebuznos de asno se escucharon con muchísima intensidad. En el Oldham no podían ni imaginar que ese adolescente torpe y, aparentemente, negado para el fútbol iba a ser una súper estrella, Ryan Giggs. El galés, después de esos minutos catastróficos, pudo vengarse en la recta final del partido, firmando el sexto y último tanto del United.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código