Contrastes entre finalistas

Real Madrid y Atlético de Madrid son el orgullo de su ciudad, que hoy tiene a sus dos equipos peleando por el torneo de clubes más importante de Europa.

Temas:

AFP/Adrian Dennis. AFP/Adrian Dennis.
AFP/Adrian Dennis.

El duelo del 24 de mayo entre el Real Madrid y el Atlético de Madrid por la final de la Liga de Campeones es un partido en el que se expondrán los numerosos contrastes que ofrecen uno y otro equipo. Dos maneras de entender el fútbol y, quizás, la vida.

Lisboa será la sede de la mayor fiesta del fútbol madrileño. Nunca antes hubo una final de la Liga de Campeones con dos equipos de la misma ciudad. “Ni Londres, ni Milán, ni Manchester, con clubes de heráldica, han tenido los honores que se ha ganado Madrid. Mostrará sus palios, sus colores, en peregrinación a Lisboa, el 24 de mayo, pero para sus aficionados será como peregrinar de Madrid al cielo”, describió hoy el diario El Mundo.

Y en el caso de Real y Atlético, pocas veces coincidirán en un campo tantas diferencias. No es sorpresa que el Real Madrid haya accedido a la final de la Liga de Campeones, pues siempre es uno de los favoritos. Lo que sí sorprende es que hayan pasado 12 años desde la última vez. Pero más notorio es el caso del Atlético, que regresa a una final de la Copa de Europa 40 años después de la anterior y única. Nunca antes en la historia del torneo un equipo tardó tanto en regresar a una final.

Buena parte de la diferencia de oportunidades tiene que ver con el distinto presupuesto que maneja uno y otro club. Mientras el Real Madrid se mueve por los 500 millones de euros anuales (693 millones de dólares), el Atlético sobrevive con tres veces menos.

Pero no son sólo diferencias económicas lo que separa a uno y otro conjunto. También está el perfil sociológico de sus aficionados y la forma de entender el fútbol. El Real Madrid tiene su sede en el Paseo de la Castellana, zona exclusiva de la capital española donde comprar un simple apartamento de un dormitorio suele costar más de 300 mil euros (416 mil dólares). En cambio, el Atlético creció a orillas del río Manzanares, en el sur de Madrid, zona tradicionalmente obrera y foco de inmigrantes.

El Santiago Bernabéu es a menudo comparado con una “ópera” por el silencio de su hinchada y su alta exigencia. El club tampoco se esfuerza mucho en desmentir tal apreciación y antes de cada encuentro pone a todo volumen Vincere (venceré), cantada por Luciano Pavarotti. Muy diferente es el ambiente que se registra en el Vicente Calderón, uno de los campos más “calientes” de España. Antes de empezar cada encuentro, la hinchada interpreta el himno sin la necesidad de megafonía ni otros acompañamientos de la voz. Y por lo general la afición no para de cantar en todo el encuentro, y más en estos tiempos de victorias.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

POSIBLE DELITO CONTRA LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA Suspenden audiencia por el préstamo de la Caja de Ahorros

Felipe ‘Pipo’ Virzi
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

10 Dic 2017

Primer premio

1 7 9 9

CAAB

Serie: 10 Folio: 14

2o premio

6088

3er premio

4097

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código