Corinthias, por el honor sudamericano

El equipo brasileño hace su aparición en el Mundial de Clubes ante el campeón africano, en un partido donde están obligados a ganar.

El Corinthians brasileño se enfrentará en la madruga de hoy (4:30 a.m. hora panameña) al Al Ahly egipcio en la primera semifinal del Mundial de Clubes Japón 2012, su primer paso en el camino hacia el objetivo del segundo título en esta competición e igualar en el palmarés al Barcelona español.

Con arbitraje del mexicano Marco Rodríguez, en la localidad de Toyota, el Timao, campeón de este Mundial en casa hace 12e años, pretende defender el honor del campeón de la Copa Libertadores y acabar el reinado de los conjuntos europeos, dominadores del torneo en el último lustro.

Y no tiene un arranque en esta edición ni mucho menos sencillo, porque el campeón africano atesora lo mejor de una de las principales escuelas del fútbol de su continente y siempre se ha caracterizado por ser un equipo muy competitivo.

No obstante, el equipo brasileño parte como favorito para, al menos plantarse en la final y ahí intentar completar un ciclo glorioso estos dos años en los que antes ha logrado la Liga brasileña y la Copa Libertadores.

El Al Ahly tiene a su favor que ya está más rodado por haber disputado los cuartos de final, en los que venció por 2-1 al Sanfrecce Hiroshima japonés.

Más noticias de Deportes

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código