SUEÑA CON IR A SU SEGUNDO MUNDIAL

Empezando de cero

Milciades Molina espera volver a jugar al fútbol luego de recibir dos balazos el pasado mes de agosto.

Temas:

Milciades Molina (Izq.) tiene mucho que agradecer y quiere aprovechar las oportunidades de la vida. Milciades Molina (Izq.) tiene mucho que agradecer y quiere aprovechar las oportunidades de la vida.

Milciades Molina (Izq.) tiene mucho que agradecer y quiere aprovechar las oportunidades de la vida.

Su familia siempre ha estado pendiente de él. Su familia siempre ha estado pendiente de él.

Su familia siempre ha estado pendiente de él.

Minuto 45 del clásico nacional entre Plaza Amador y Tauro FC.

Milciades Molina recibe de pecho, encara a un defensor y asiste a Delano Welch para el gol del 1-0 en favor el Equipo del Pueblo sobre el cuadro taurino.

Lo que no sabía Molina es que ese iba ser su último partido del año.

Y es que solo horas después de que Plaza igualara 1-1 con Tauro por la fecha 3 de la Liga Panameña de Fútbol (LPF), una balacera en Monte Oscuro por poco acaba con su vida.

En el incidente en la madrugada del 1 de agosto, dos personas fallecieron y otras cuatro salieron heridas.

Molina terminó con un balazo en el estómago y otro en la pierna.

Cinco meses después, el mundialista con Panamá en el pasado Mundial Sub-17 de Emiratos Árabes Unidos en 2013 agradece a Dios que está vivo y confiesa no caer en los malos pasos otra vez.

“Aprendí que tengo que olvidarme de las parrandas y concentrarme en el fútbol”, explicó Molina.

Ese fútbol que lo llevó a ser el héroe y salvador de Panamá en el pasado Premundial Sub-17 en La Chorrera cuando vino de la banca para anotar el gol de la victoria sobre Jamaica en 2013.

Momentos como ese son los que lo empujan a trabajar fuertemente para volver en 2017 a jugar el deporte que tanto ama.

“Ya pasé por una mala experiencia y no vuelvo a pasar por eso”.

En estos momentos, Pacho todavía se encuentra en etapa de rehabilitación.

Tanto su técnico del Plaza, Jair Palacios, como el actual entrenador de la Sub-20 de Panamá, Leonardo Pipino, le aconsejan principalmente que no se desespere.

Pese a que todavía no puede correr, insiste en hacer abdominales y en fortalecer su pierna izquierda.

“Gracias a Dios hoy en día me siento bastante bien. Voy mejorando día a día, recuperándome para ser el mismo de antes”.

Su recuperación está programada para continuar el próximo 3 de enero en el estadio Rommel Fernández de la mano de los doctores de la selección de Panamá.

En cuanto a sus planes para 2017, el pequeño y habilidoso volante tiene dos fechas grabadas en la mente como objetivos a cumplir.

La primera es el mes de marzo, fecha en que los doctores le dijeron que podría estar de vuelta en las canchas.

Y la segunda es el próximo 20 de mayo, día en que se inicia el Mundial Sub-20 de Corea del Sur.

“Confío en mis compañeros y sé que Dios primero vamos a clasificar al Mundial y después me tocará a mí ganarme mi puesto en esa lista que va jugar el Mundial”.

Si bien es cierto que el segundo reto no depende de él, el oriundo del barrio de El Chorrillo confía plenamente en que sus compañeros puedan aprovechar la segunda oportunidad que le brinda la suspensión de Guatemala y hacerse con uno de los cuatro boletos que da el Premundial Sub-20 de Costa Rica 2017.

Molina estuvo en ese equipo de Pipino que fracasó en el pasado torneo clasificatorio de la Uncaf que se jugó en casa y donde el cuadro panameño solo pudo ganar un juego.

Al ser cuestionado sobre qué le faltó al equipo, una sola palabra salió una y otra vez de su boca: “unión”.

Por suerte, la mala administración de Guatemala favoreció al onceno panameño y ahora tienen la oportunidad de clasificar a su sexto Mundial de la categoría.

Panamá quedó ubicada en el Grupo B del Premundial Sub-20 junto a Estados Unidos, Haití y San Cristóbal y Nieves.

Los de Pipino se medirán ante los estadounidenses en su primer encuentro en San José el próximo 18 de febrero.

Después chocarán ante San Cristóbal y Nieves el martes 21 y cierran la primera fase el viernes 24 contra los haitianos.

Pero antes de pensar en eso, primero está recuperarse y eso lo sabe bien.

“Pipino me dijo que no me desesperara, que me recuperara bien”.

Por eso antes de pensar en la posibilidad de asistir a su segundo Mundial, primero está el paso uno que es volver a correr.

Y para eso agradece el apoyo de su madre, su padrastro, el extécnico de la selección femenina de Panamá Luis Diablo Tejada y su familia, por ayudarlo en estos momentos difíciles.

“Nunca me han dado la espalda, siempre han estado conmigo y eso siempre lo voy a agradecer”.

Por último, ante la pregunta del significado del fútbol en su vida, da gracias a Dios que le dio una segunda oportunidad de hacer lo que tanto le apasiona.

“El fútbol es mi sueño, es mi futuro. Y sé que tengo que aprovechar este don que Dios me dio para sacar adelante a mi familia”.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

15 Ago 2018

Primer premio

2 4 0 9

DCAD

Serie: 5 Folio: 8

2o premio

3610

3er premio

1029

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código