AÑO 1992.

HEXAGOL El ingrato y lapidario 5-1

Rommel Fernández Rommel Fernández
Rommel Fernández

Pocos partidos han impactado tanto sobre un proceso futbolístico de nuestro país como el tristemente recordado 5-1 entre Costa Rica y Panamá el 23 de agosto de 1992, un resultado que marcó el final de un grupo de jugadores y el inicio de un proceso para revitalizar el fútbol nacional.

En esa negra mañana dominical en el Estadio Nacional de la Sabana fuimos testigos junto a casi 5 mil panameños de una de las actuaciones más negativas de nuestra selección, muchas han sido las teorías del por qué perdimos de esa manera, hoy, esperando por otro clásico tico-panameño recordamos ese día en San José.

El domingo 16 de agosto se había derrotado acá a los ticos en el juego de ida en el Estadio Revolución con un gol de penal de René Mendieta.

El triunfo armó todo un alboroto y la televisión no fue excepción. Recuerdo que Dicky Paredes hizo los arreglos para que junto a Gabriel Castillo viajáramos a San José a transmitir el partido en directo para Panamá. No seríamos los únicos en viajar, también lo hicieron otros en excursiones, caravanas, hasta la Fuerza Aérea de Panamá llevó un avión la mañana del partido, el gobierno nacional, encabezado por el presidente de la República Guillermo Endara, estuvo representado en San José.

La selección estuvo concentrada en Panamá en el Riande Aeropuerto y luego viajó a Costa Rica un par de días antes del partido, el técnico del equipo, el uruguayo Gustavo De Simone, había dirigido a Costa Rica en la eliminatoria anterior, tenía muchos amigos ticos y eso preocupaba a algún sector de la prensa.

De Simone tenía que arreglar la zona defensiva, ya que el lateral derecho Rolando Botello había recibido tarjeta roja en Panamá y se perdía por suspensión el partido, se hablaba de jugar con Jorge Méndez ayudando en defensa o Noel Gutiérrez en la mitad de la cancha, nadie se imaginaba lo que más adelante iba a inventar De Simone.

Costa Rica contaba con un buen equipo, Macho Ramírez, Luis Diego Arnáez, Austin Berry, Mauricio Montero, entre otros y la verdad es que jugando en casa eran favoritos, el día del partido con medio Panamá en las gradas los equipos salieron al campo a las 11:00 a.m., en el túnel los jugadores se gritaron y dijeron de todo, casi se forma la pelea antes de los himnos.

El técnico uruguayo sorprendió en su nómina con la improvisada posición de Jorge Dely Valdés como lateral derecho. Necesitábamos jugar precavidos y esperar que los ticos atacaran y lo que sacó el técnico al campo fue un verdadero equipo suicida: Julio Dely Valdés con Rommel Fernández y René Mendieta en ataque, acompañados por Armando Dely Valdés en la mitad del campo, sólo Eric Chino Ortega para la contención y al margen del lateral derecho de lujo sólo tres defensas: Franklin Delgado, Alfredo Poyatos y Jesús Julio por delante de Carlos Bustamante. Al minuto de partido el árbitro Daquila de Estados Unidos amonestó a Chino Ortega y esto anunció lo que se venía, Panamá sólo pudo aguantar 14 minutos, la primera falta dudosa en el área nuestra fue de penal, Berry marcó el 1-0 y empató el global, el gol cambió todo, Panamá nunca reaccionó, perdió la pelota y los ticos cada vez que llegaron marcaron, fue un verdadero desastre, 4-0 al medio tiempo.

No podíamos creer que toda la expectativa que se había creado se derrumbara en tan sólo 45 minutos, el segundo tiempo fue mero trámite, Costa Rica bajó el ritmo, Panamá atacaba casi por inercia, los ticos anotaron el 5-0 tarde y un penal de Mendieta en el último minuto puso el definitivo 5-1.

Costa Rica era superior, pero no para 5-1. De Simone planteó un partido para golear cuando se debía defender, con tantos hombres de ataque Panamá no tuvo cómo sobrellevar el asalto tico, fue sin duda el partido más triste que me ha tocado transmitir.

Fue el último partido de Rommel Fernández con la selección de Panamá y obviamente que también de De Simone, el arquero suplente en ese partido, Ricardo James, sería el portero titular en la próxima salida de la selección, otros que estuvieron en el banquillo como Piggott y Tátara Guevara tendrían en la siguiente eliminatoria otra oportunidad, los hermanos Dely Valdés no volvieron a jugar juntos los tres en una misma selección, el 5-1 dejó muchas cosas, espero que este nuevo Costa Rica-Panamá a puertas cerradas no nos deje tantos recuerdos como ese 23 de agosto de 1992, esta vez seguro que será distinto.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

12 Dic 2018

Primer premio

6 1 5 2

DCCA

Serie: 16 Folio: 8

2o premio

1812

3er premio

7402

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código