padre e hijo

El Halcón Buitrago sufre igual por su Halconcito

Temas:

Ricardo ‘El Halconcito’ Buitrago (c) en acción en un partido con la selección nacional de Panamá. Ricardo ‘El Halconcito’ Buitrago (c) en acción en un partido con la selección nacional de Panamá.
Ricardo ‘El Halconcito’ Buitrago (c) en acción en un partido con la selección nacional de Panamá.

Ricardo El Halcón Buitrago sufre como cualquier otro padre que tenga un hijo en la selección. No importa que en tiempos mozos haya sido futbolista y seleccionado, el sentimiento es el mismo.

“Es una alegría grande, pero a la vez es motivo de preocupación, porque vamos para el Mundial y ahora hay que sacar jugadores y a uno le toca esperar tranquilo”, dice El halcón Buitrago, un sobrenombre que le puso el desaparecido periodista Ricardo Pittí, por su peculiar manera de jugar con los brazos abiertos.

“Yo quisiera que mi hijo fuera [al Mundial],” manifiesta, pero prefiere dejárselo todo a Dios.

“Cuando empezó a jugar yo estaba enojado, porque yo había descuidado mis estudios y pensaba en los de él, no quería que se repitiera con él lo mismo que conmigo. Pero gracias a Dios el fútbol cambió, ahora se les paga y a la selección se le trata mejor. Claro que debo sentirme dichoso y orgulloso, porque él siguió la carrera de su padre y lo ha logrado”, manifiesta.

A sus 32 años, el Halconcito Ricardo Buitrago superó a su padre. Mundialista con la Sub-20 en Holanda 2005 e integrante del equipo que consiguió la hazaña de clasificar al Mundial de Rusia ese 10 de octubre de 2017, aunque estuvo en la banca y no vio minutos. Además de jugar por varios años en el extranjero.

El Halcón Buitrago dice que entró a la selección en 1976, cuando la habían eliminado para Argentina 78. Estuvo en las eliminatorias para España 1982 y México 1986. Doce años en la selección. Participó en Juegos Centroamericanos, Juegos Centroamericanos y del Caribe y eliminatorias para las olimpiadas. Campeón como jugador con el Plaza Amador y también como entrenador del mismo club en la desaparecida liga de Anaprof.

Pero igual, Buitrago padre dice que en el fútbol siempre ha sufrido con su hijo.

“Antes se sufría cuando lo convocaban a la selección, pero hoy la preocupación es más por lo del Mundial, anímicamente uno piensa que se puede frustrar si no llega a formar parte de la lista final, pero yo siempre hablo con él y le digo que el fútbol es así. Nos chatéamos hasta Perú, él siempre me escribe antes y después de un juego”.

Señala que hoy se comunica más que antes con su hijo y el Halconcito no deja de pedirle consejos”.

Estilos

Futbolísticamente, explica que su hijo para nada sacó su estilo de juego. “El Halconcito es como un Riquelme, es más pausado, sabe poner las pelotas, yo era más ‘dribleador’, encaraba más, me gustaba llevarme dos o tres jugadores, a él le gusta tocar. Sabe cuándo hacerlo, creo que es un poco más inteligente que yo jugando”.

Como un aficionado más, el Halcón Buitrago señala que por el momento está a la expectativa con su hijo, que en esta oportunidad no fue convocado para los dos amistosos de la selección de esta semana contra Dinamarca y Suiza.

“No creas que cuando lo llamaban a la selección también sufría, porque no es igual estar sentado y ver a los otros jugando. Y cuando lo veía en la banca rezaba para que lo metieran. No crea, uno como padre sufre”, reafirma.

Enfatizó que “sufro cuando él está jugando. Uno acá en la casa le dice ¡llévatela tú mismo!, ¡bárrete a ese!, ¡no se la des!, ¡toca¡, todo eso lo digo en mi mente y gritando y la mamá (Tilcia) me dice que no grite, que me calle”.

De acuerdo con Buitrago, “el jugador de fútbol puede tocar tres pelotas, pero una es tuya. Tú tienes también que hacerte famoso, tú no puedes estar haciendo famoso al otro. Yo experimenté eso como jugador”.

Reconoce que un padre siempre quiere que su hijo lo supere, pero algunos no han podido con el nombre de su padre.

En el caso del Halcón Buitrago, reconoce que “mi hijo me ha superado. Porque las cosas han cambiado”.

Y lo explica con su estilo peculiar: “Si antes hubiese sido como hoy, los periodistas de antaño lo saben, yo creo que hubiera ido también a un Mundial”.

Indicó que siempre reza y se considera un creyente, “pero a veces Dios decide. Si las cosas no salen como nosotros pensamos, tenemos que seguir para adelante y deseando que Panamá quede bien en el Mundial, porque mi hijo todavía está joven (32 años), y vienen más mundiales”.

El Halconcito, que como su padre jugó en el Plaza Amador, estuvo dos años con el Elche de la segunda división de España y hoy juega en el Perú con con el Municipal.

Finalmente, Buitrago aconseja a los padres que hoy tienen a un hijo en la selección nacional. Les dice que “si las cosas no salen, que no se desesperen, ni que hablen mal del técnico ni de la federación, porque como sea tenemos que pensar que cuando el entrenador decida, por algo él decide”.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

18 Jul 2018

Primer premio

5 9 6 0

CABC

Serie: 19 Folio: 9

2o premio

3358

3er premio

4744

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código