LA TRAYECTORIA DEL TÉCNICO COLOMBIANO

‘Un Mundial para aprender’

 Hernán ‘Bolillo’ Gómez asumió como técnico de Panamá en febrero de 2014. Es la cuarta selección que dirige en sus 26 años de carrera como técnico.

Temas:

NUEVA ERA. El primer partido de Hernán Darío ‘Bolillo’ Gómez al frente de la selección panameña fue un empate 1-1 con Serbia, en un amistoso disputado en Chicago, Estados Unidos. LA PRENSA/Roberto Cisneros NUEVA ERA.  El primer partido de Hernán Darío ‘Bolillo’ Gómez al frente de la selección panameña fue un empate 1-1 con Serbia, en un amistoso disputado en Chicago, Estados Unidos. LA PRENSA/Roberto Cisneros
NUEVA ERA. El primer partido de Hernán Darío ‘Bolillo’ Gómez al frente de la selección panameña fue un empate 1-1 con Serbia, en un amistoso disputado en Chicago, Estados Unidos. LA PRENSA/Roberto Cisneros

Hernán Bolillo Gómez regresa a un Mundial después de 15 años, con una nueva medalla en sus credenciales: la de ser uno de los dos técnicos en la historia que ha clasificado a tres selecciones distintas a la mayor cita futbolera.

Primero fue Colombia (1998), después Ecuador (2002) y ahora Panamá (2018). Junto a él se encuentra el francés Henri Michel. Nadie más. Aunque pensar en técnicos trotamundos evoque por default a Bora Milutinovic, el yugoslavo tomó las riendas de Costa Rica cuando ya estaba clasificado para Italia 1990 y a Estados Unidos cuando era anfitrión en el de 1994.

Si hay algo que en el fútbol gusta tanto como los goles son las estadísticas. Y, en este caso, teniendo en cuenta que Panamá clasifica por primera vez a una Copa del Mundo, no es poca cosa.

Como dijo Bolillo a ESPN tras la clasificación, “Panamá va al Mundial a aprender, a crecer”, qué mejor que sentarse en la mesa de los grandes de la mano de un entrenador que, dejando de lado estilos y temperamentos (para los gustos los colores), ganó como asistente una Copa Libertadores (1989) y clasificó con el mismo cargo al Mundial de  1990 y como coentrenador al de 1994. En 1991, con 35 años, se proclamó campeón por primera vez como técnico con el Atlético Nacional en Colombia.

Ahora, con 61 años, le tocó a él liderar a una selección panameña que tuvo que jugar 94 partidos en 11 eliminatorias para lograr clasificar a un Mundial; para romper finalmente la maldición del minuto 80 y, de paso,  vencer al peor enemigo que persiguió  a  Panamá durante años a la hora de cerrar partidos: uno mismo.  

MÁS SABE EL DIABLO..

MUNDIALISTA. El técnico colombiano clasificó a Ecuador a su primera Copa del Mundo en Corea-Japón 2002. AP Expandir Imagen
MUNDIALISTA. El técnico colombiano clasificó a Ecuador a su primera Copa del Mundo en Corea-Japón 2002. AP

De estos 94 juegos de  eliminatorias (27 ganados, 22 empates y 45 derrotas), Bolillo dirigió 16: Panamá hizo 16 goles y recibió 15, que le sirvieron para ganar 6 y empatar y perder 5. No será el registro más ganador ni holgado, pero vale la clasificación. Gol es gol. Clasificación es clasificación. 

Bolillo cabe perfectamente como el ejemplo inverso del refrán “más sabe el viejo que por diablo”. Resulta irrefutable y evidente  la  enseñanza del mañoso fútbol sudamericano, además de haber vivido desde adentro a la generación dorada colombiana de principios de los años de 1990, llena de  egos y personajes excéntricos. Manejar un vestuario tampoco es poca cosa.    

Tampoco  duda en enfrentar a la prensa para cuidar a sus jugadores. Tal como explicó  a un medio televisivo tras la victoria 2-1 ante Costa Rica, sobre  lo sucedido días atrás en Estados Unidos: “Era bueno blindar, encerrarnos, que no haya mucho encuentro. Aproveché, los dejo encerrados, los dejo tranquilos. No entramos en controversia”. 

Y la jugada le salió perfecta: tiró la pared y el resultado le devolvió la pelota redonda y no un ladrillo.  

Reconoció que se equivocó en la alineación contra Estados Unidos; que tenía otra  en mente, pero que los jugadores estaban más cómodos con el 4-4-2 que con un 4-2-3-1; que fue el partido más feo de la selección panameña: la táctica para ganar partidos no es solo la que se aplica sobre el césped.     

Y, probablemente, esa es una de las grandes virtudes que aportó a la selección panameña. Criticado o no, temperamental o no, asume el filoso protagonismo    en pos de la calma para los suyos.  Los de todos. 

“Si me toca pelear con vos o cualquiera, o no estar de acuerdo, lo voy a hacer”, le dijo   el paisa al periodista en la misma entrevista. El que avisa no traiciona. Tal como respondía a las críticas en cada derrota o partidos flojos: “Mi objetivo son las eliminatorias”. 

UN TÉCNICO MUNDIALISTA

De regreso del Mundial de Estados Unidos con la amarga -y por qué no sorpresiva- eliminación de Colombia, el aprendiz de Francisco Maturana empezaría de lleno a escribir su propia carrera de entrenador, que ha estado marcada por goles a favor y en contra tanto dentro como fuera de la cancha.

Asumiría entonces la dirección de   la selección colombiana, con la que disputó la Copa del Mundo en Francia de 1998: dos derrotas y una victoria en la fase de grupos pondrían fin a su primera etapa  con Colombia.

Siendo uno de los técnicos sudamericanos más cotizados en ese momento, no pasó mucho tiempo para encontrar banquillo: llegaba el turno de dirigir Ecuador, selección que hasta entonces había visto los Mundiales por televisión.

Hasta que llegó Bolillo. Tal como sucedió el pasado 10 de octubre con Panamá, clasificó a los ecuatorianos a su primer Mundial. Lo consiguió tras quedar en segundo lugar en la competitiva eliminatoria sudamericana, por delante de Brasil, Paraguay  y Uruguay.

Pero la histórica clasificación estuvo marcada por un hecho lamentable, de vida o muerte: Bolillo podría haber sido  baleado en 2001 por negarse supuestamente a convocar a la selección Sub-20 a Dalo Bucaram, uno de los hijos del expresidente Abdalá Bucaram.

Como no podía ser de otra manera, el técnico renunció al cargo. Pero la insistencia de los ecuatorianos, los jugadores y del propio presidente en ese momento, Gustavo Noboa, hizo que Bolillo reconsiderara su decisión. El premio: el Mundial.

Tal como el pasó con Colombia en Francia 1998, en Corea-Japón Ecuador quedó eliminado en primera fase tras perder dos y ganar el de despedida a Croacia por 1-0. Un adiós con la frente en alto.

Después de dirigir a Ecuador, Bolillo tendría con Guatemala su primera incursión en el fútbol centroamericano que, a la vez, sería el paso  más perdedor en su carrera.

Luego de asumir en 2006, el técnico colombiano renunciaría dos años después, antes de iniciar el proceso eliminatorio para Sudáfrica 2010. Se marchó con cinco partidos ganados en 21 encuentros.

Despreocupado, justificó su decisión a la prensa guatemalteca al advertir que “no quiero señalar a nadie. Para mí la gente aquí ha sido 10 puntos, pero nunca vimos evolución. No es un fracaso porque Guatemala nunca ha ganado nada”. La estampa Bolillo.

Tras una temporada con el Independiente Santa Fe entre 2008 y 2009, el técnico volvería a responder el llamado de la selección de Colombia. Solo que esta vez hubo más controversia y penas que calma y glorias.

El camino hacia Brasil 2014 con Colombia se interrumpió en 2011, poco más de un año después de haber asumido la dirección técnica. Bolillo renunció al cargo tras conocerse que supuestamente  golpeó  a una mujer  en un bar en Bogotá.   

Lejos de ser el cotizado entrenador de finales de los años de 1990, Bolillo encontró sitio en su Antioquia natal, en  el Deportivo Independiente de Medellín. Pero la experiencia también sería corta: un año después dijo adiós.

En febrero de 2014 le llegó la propuesta  de la selección panameña, que  todavía sanaba las heridas de la dura eliminación en casa ante Estados Unidos. Más de tres años después, Bolillo volvió a encontrar la calma que ofrecen las victorias y Panamá su primera clasificación a una Copa del Mundo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PRD PIDE INVESTIGACIÓN Varela dice que es víctima de un ataque político

El mandatario planteó que a veces le gustaría ser candidato o un ciudadano más para poder defender su verdad y su historia de vida pública.
LA PRENSA/Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

10 Dic 2017

Primer premio

1 7 9 9

CAAB

Serie: 10 Folio: 14

2o premio

6088

3er premio

4097

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código