ESTADIOS EN EL INTERIOR SE LLENARON

Panamá respondió al Mundial

Edwin Cabrera, quien reconoció varias fallas organizativas, aseguró que Panamá quedó con una buena imagen.

CLIMA. Las nubes grises, que aparecieron en la mayoría de los partidos de este campeonato, fueron responsables de que en la ciudad capital el estadio no quedara a lleno completo. CLIMA. Las nubes grises, que aparecieron en la mayoría de los partidos de este campeonato, fueron responsables de que en la ciudad capital el estadio no quedara a lleno completo.
CLIMA. Las nubes grises, que aparecieron en la mayoría de los partidos de este campeonato, fueron responsables de que en la ciudad capital el estadio no quedara a lleno completo.

La recién culminada XXXIX Copa del Mundo de Béisbol que se celebró en Panamá tuvo de todo un poco. Despertó alegría, con los cinco triunfos al hilo del equipo panameño; tristeza, con la eliminación del conjunto local; frustración, por los juegos cancelados producto de las condiciones climáticas; y enojo, producto de las dificultades que se vivieron para conseguir boletos para los distintos partidos.

Además de los sentimientos que despertó en el público panameño y extranjero que asistió a los compromisos de esta importante competencia, la organización del torneo también dejó cosas importantes para el desarrollo del béisbol a nivel nacional.

La mejora del campo, no solamente del Estadio Nacional Rod Carew, sino también las remodelaciones que se dieron a nivel general en el Remón Cantera, en Aguadulce; en el Rico Cedeño, en Chitré, y en el Omar Torrijos, en Veraguas, servirán para presenciar una mejoría en el desarrollo de torneos nacionales de las distintas categorías.

También, según anunció Edwin Cabrera, presidente del comité organizador de esta justa, el torneo podría ser la puerta de entrada para intentar albergar una ronda eliminatoria del próximo Clásico Mundial de Béisbol, competencia organizada por las Grandes Ligas, y en la que, a diferencia del que ya se jugó en Panamá, pueden participar jugadores que militen en la gran carpa.

EN EL OJO DEL MUNDO

Según explicó Cabrera, esta XXXIX Copa del Mundo fue de vital importancia a nivel de imagen, ya que no solo sirvió para que la Federación Internacional de Béisbol (Ibaf) reforzara la confianza en Panamá, sino que el país fue visitado por periodistas y fanáticos de todo el mundo.

“Además de los más de 100 periodistas nacionales que se acreditaron, también lo hicieron más de 300 extranjeros. También, la señal de los partidos la recibieron 14 satélites, lo que asegura que el torneo se vio en varias partes del mundo”, señaló Cabrera. “También recibimos más de un millón de visitas en el sitio de internet del torneo”.

Incluso, el presidente de la Federación Internacional de Béisbol (IBAF por sus siglas en inglés), Riccardo Fraccari, le entregó ayer un reconocimiento al mandatario panameño, Ricardo Martinelli, en el que felicita la buena organización del torneo.

Además le agradeció a Martinelli por cumplir con las medidas para poder albergar con esta competencia.

“Ustedes son unos triples ganadores por regalarle este espectáculo deportivo a este país”, dijo Fraccari.

FALLAS ORGANIZATIVAS

Cabrera reconoció que, así como hubo varios aciertos en el desarrollo del torneo, también hubo aspectos negativos en la organización.

“Una de las principales fallas que tuvimos fueron los hoteles en el interior, ya que no tenían gimnasio, algo que todas las delegaciones necesitaban. Si aspiramos a organizar este evento, esto es algo que hay que mejorar”, apuntó Cabrera.

Sobre el tema de los boletos, uno de los más polémicos durante el campeonato, el presidente del comité organizador afirmó que efectivamente hubo puntos flojos. “En el caso de la venta de boletos, el sistema que utilizó Blockbuster se quedó corto debido a la gran cantidad de personas que compraban los tiquetes de forma simultánea. El sistema estaba diseñado para conciertos y otro tipo de eventos en los que los fanáticos acuden con un margen de más tiempo”.

Además, sobre el caso del Omar Torrijos, en el que aparecía en el sistema que ya todos los boletos se habían vendido y no era así, Cabrera explicó que fue otra de las fallas en el sistema de ventas. “Fue un fallo operacional del sistema”, dijo Cabrera, quien también señaló que en el Rod Carew sucedió que varias empresas compraban miles de boletos para regalar a sus empleados, quienes en su mayoría no fueron, por lo que, a pesar que ya no había más boletos para entrar, el coliseo se veía vacío.

Durante el desarrollo del torneo, la reventa de boletos afuera de los estadios despertó el enojo de muchos de los fanáticos que ansiaban ver los diferentes partidos. En el Omar Torrijos, por ejemplo, cuando ya se habían terminado los boletos en la taquilla para el partido entre Panamá y Cuba, que luego fue suspendido debido a la lluvia, uno no podía encontrar un tiquete por menos de 20 dólares, cuando el precio original era apenas de 5 dólares.

“La reventa no es un delito en Panamá, y no había posibilidad de controlarla”, dijo Cabrera.

Para Eduardo De Bello, presidente de la Confederación Panamericana de Béisbol (Copabe), el problema en la boletería fue uno de los que afectó más el torneo.

“El problema de los boletos fue uno de los más comentados y criticados, sin embargo nunca se pudo controlar ni solucionar”, dijo De Bello.

GRAN ASISTENCIA

“La gente de la Ibaf y yo estamos muy contentos por la asistencia durante este campeonato, aunque los partidos en la tarde se convirtieron en un problema, ya que a esa hora todo el mundo estaba trabajando”, apuntó. “En el interior, el público fue aún mayor. Eso es algo que me complació, ya que cuando solicitamos ser sede de esta Copa del Mundo, uno de nuestros argumentos fue la gran cantidad de personas que iría a los partidos afuera de la ciudad capital”.

Además, Cabrera reconoció que la lluvia, la que obligó a postergar y trasladar varios partidos, fue un dolor de cabeza para los organizadores. “La suspensión de los partidos debido a la lluvia fue un asunto traumático. La devolución de dinero, los cambios de boleto y la frustración de los fanáticos afectaron al campeonato”.

Por el otro lado, Eduardo De Bello aseguró que si bien hubo una asistencia aceptable, se pudieron hacer otras cosas para que más personas presenciaran los partidos.

“El horario vespertino de los partidos afectó mucho la asistencia. Esto se había prevenido y supuestamente se iba a invitar a colegios para que presenciaran los partidos, pero creo que se hizo solo un par de veces”, afirmó el presidente de Copabe.

“Además, faltó promoción. La poca promoción que se hizo, se hizo tarde y creo que con una mayor y mejor divulgación, más personas hubieran acudido al torneo”.

ACTUACIÓN DEL LOCAL

A pesar de haber finalizado último entre los clasificados a la segunda ronda, sus cinco victorias consecutivas en la primera fase despertaron la emoción entre los aficionados locales. “El equipo nacional me sorprendió por su buen bateo oportuno”, señaló Cristóbal Girón, director de la novena de Panamá Metro.

Sin embargo, Girón reconoció que el equipo basó mucho su desempeño en toletazos de la batería. “Dependíamos mucho de los batazos”.

Además, el timonel destacó que si bien el pitcheo no fue el arma del equipo, el que terminó con récord de seis victorias y seis derrotas en el torneo, los lanzadores cumplieron su labor. “La labor del pitcheo se manejó bien. Tuvieron una actuación regular”. Girón también enfatizó sobre la defensa nacional, una de las que más errores cometió durante la competencia. “Estábamos muy pesados y en los jardines había jugadores poco hábiles”.

Pero, a pesar de que Panamá no tuvo oportunidad de pelear por una de las medallas, Girón dice haber quedado contento con la respuesta de la afición nacional al ver a su selección de béisbol jugar en casa tras una larga ausencia.

VISTAZO

¡BIEN HECHO, PANAMÁ!

rafael calvo

rcalvo@prensa.com

OPINIÓN.

Han sido 15 días de béisbol en los que Panamá aprendió que no solo se gana en la cancha, sino también fuera de ella. Panamá no conquistó la medalla de oro del Mundial, pero sí triunfó en turismo, en organización, infraestructuras y técnica.

¡Que hubo fallos! Así son los mundiales, nada es perfecto, ¿o sí? Lo importante es dar seguimiento a las metas alcanzadas, por ejemplo, no descuidar el mantenimiento a los cuatro estadios -aprobados por la MLB- para jugar en este torneo.

También hay que recoger la idea de llevar gratis a los aficionados al estadio Rod Carew y garantizarles su seguridad. Hay que mejorar el sistema de boletería y la promoción, cuestionados al principio.

Debemos elogiar la labor de Edwin Cabrera, presidente del comité organizador, y de un grupo de hombres que trabajó silenciosamente para concretar de forma exitosa el evento.

Más noticias de Deportes

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código