FEDERICO AMADOR

Pasión y resistencia

Toda su vida ha sido consagrada al atletismo, en la especialidad de fondo, por sus manos han pasado grandes atletas nacionales.
Federico Amador, al fondo, junto a un grupo de deportistas de la Policía Nacional en una mañana cualquiera en el parque Omar, uno de los sitios donde siempre se ve al entrenador panameño. LA PRENSA/Roberto Cisneros. Federico Amador, al fondo, junto a un grupo de deportistas de la Policía Nacional en una mañana cualquiera en el parque Omar, uno de los sitios donde siempre se ve al entrenador panameño. LA PRENSA/Roberto Cisneros.
Federico Amador, al fondo, junto a un grupo de deportistas de la Policía Nacional en una mañana cualquiera en el parque Omar, uno de los sitios donde siempre se ve al entrenador panameño. LA PRENSA/Roberto Cisneros.

Siempre se lo ha visto en la pista del estadio Rommel Fernández, el parque Omar, Cerro Azul, con un cronómetro en la mano y acompañado por un grupo de atletas. Más de 30 años en el mismo ajetreo dedicados por entero al atletismo entre madrugadas y atardeceres.

Así ha sido la vida del entrenador Federico Amador, un teniente retirado que ha vivido para la enseñanza del atletismo en la especialidad de fondo. Algunos de los grandes fondista que ha tenido Panamá han pasado por sus manos.

Su rutina no ha cambiado, a pesar de sus 66 años de edad, Amador sigue levantándose a las cuatro de la madrugada todos los días para salir y comenzar la faena de una hora y media en cualquier lugar indicado.

Durante 25 años sirvió a la Policía Nacional, se retiró como teniente, desde 2008 es instructor de atletismo de la institución militar, porque se necesitaba formar nuevamente un equipo como se había hecho años atrás.

Hoy recuerda con mucho agrado atletas de la talla de Gilda Méndez, Agustín Morán, Raúl Miranda, Rolando Martínez (q.e.p.d), Cristóbal Méndez, Serafín Álvarez, Damián Rivera, Mario Rodríguez, Leonel Ramos, Yasir Cabrera, Juan José Tapia y Guillermo Ramírez, entre muchos otros, más una nueva camada que se está iniciando.

Amador dice que su pasión por el atletismo comenzó en 1969, en sus tiempos de universitario, cuando por primera vez incursionó como juez de atletismo para los Juegos Centroamericanos y del Caribe que se celebraron en Panamá en 1970.

“Era estudiante de la Escuela de Educación Física y como parte de la materia de atletismo con el profesor Oscar Suman Carrillo, teníamos que servir como juez, para lo cual tomamos un curso”, recuerda.

“Los sábados servíamos como jueces en eventos de atletismo y de allí nos fuimos formando como árbitros y juez de atletismo”, agregó.

Posterior a los Juegos, recibió el primer curso de entrenador de atletismo por parte de la Organización Deportiva Panamericana, en México, un curso de tres meses, siendo uno de los 14 estudiantes panameños que fueron invitados.

El curso fue el primer paso para lo que hoy profesa, más adelante recibió cursos en Panamá con Pedro Aguilar, Oscar Suman y otros, además en el exterior.

Como miembro de las Fuerzas de Defensa era agente de la quinta compañía Victoriano Lorenzo, que tenía su sede en La Chorrera, la especialidad de la unidad era resistencia, porque salían mucho a correr en las calles, por eso dice Amador de su inclinación en la especialidad de fondo.

Hoy Federico Amador agradece a la federación de atletismo y al Comité Olímpico (COP) que presidía Melitón Sánchez, por la oportunidad que le dieron para participar en cursos de nivel olímpico en Argentina, Estados Unidos, Brasil, República Dominicana y Venezuela.

En 1989 entró a la comisión técnica del COP hasta 2012, donde también estuvieron Troadio Fernández y el profesor Pedro Aguilar.

Federico Amador precisó que antes de ejercer el atletismo estuvo en el fútbol, donde jugó como volante de marca, fue además preparador físico de La Previsora y del Plaza Amador.

Amador recuerda que se involucró por primera vez como entrenador en 1979, cuando sacaron los primeros seis fondistas de la policía, que eran los que por lo general ganaban en las pruebas de atletismo de la liga provincial de Panamá, pero cuando lo hacían afuera del país, venían en puestos rezagados como el 30, el 35, entonces fue cuando el comando de entonces decidió que había que hacer algo, porque se veía una distancia abismal entre un primer lugar en Panamá y lo que sacaban afuera.

“Recuerdo que se buscó un entrenador, un médico, medicamentos idóneos, un conductor, el vehículo y con eso entonces pude ir a entrenar a Cerro Azul, Volcán, eso fue después de la vez que hice un curso de tres meses en México”, mencionó.

Como entrenador ha estado en los Juegos Deportivos Panamericanos, en Mar del Plata, en los de Caracas, Venezuela, Juegos Centroamericanos y del Caribe en La Habana, Juegos Bolivarianos, en Barquisimeto, Venezuela y en Maracaibo; en los Juegos Panamericanos de 1991 estuvo de juez.

Hoy es entrenador nacional nivel 1, pero debido a los cursos y experiencia bien puede ser uno de nivel 3.

“Nosotros nos levantamos a las cuatro de la madrugada, entrenamos a las 5:30 en el parque Omar, calzada de Amador, la cinta costera y otros lugares, y en la tarde vuelven a hacerlo como a las cuatro, son dos sesiones de lunes a viernes y una los sábados y los domingos”, explicó.

Amador señala que para mantener esa costumbre hay que tener una buen educación deportiva.

“Hay que querer lo que se hace, hay que tenerle amor y estimación al trabajo, pero además debes tener conocimientos adquiridos”, aunque ahora la tecnología lo facilita un poco más, dice.

Vive en Mañanitas, en Santa Mónica, se crió en El Chorrillo, en calle 23, tiene cuatro hijos hombres y una dama, todos ya mayores de edad.

¿Cuál es la diferencia de sus tiempos al actual en esta modalidad?

“Lo real, antes en la especialidad de fondo cuando venían las competencias todo el mundo participaba por trofeo no por el dinero como ahora, no había categorías para poder correr, los siete primeros recibían premios que eran trofeos que llegaban a la cintura, cuando uno se daba cuenta en la casa había muchos trofeos grandes”, comentó.

Y agregó: “antes no se cobraba, después como dos o tres dólares en la Mc Donalds, ahora son 15 dólares y hasta los estudiantes pagan. Ha cambiado”.

Pero como sea, todavía hay gente para entrenar fondo, al menos en la Policía Nacional no se pierde la costumbre y qué mejor que con la dirección de un entrenador que lleva el atletismo en la sangre.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código