FACEBOOK LIVE: ¿Qué quieres saber del Cepadem? Ver aquí

Representación de Panamá

Remando al Mundial

Los atletas panameños necesitan recaudar 90 mil dólares para costear su participación en el evento en el cual competirán 36 países.

Temas:

La playa de Veracruz se ha convertido en el cuartel de entrenamientos de la representación panameña que irá a Tahití La playa de Veracruz se ha convertido en el cuartel de entrenamientos de la representación panameña que irá a Tahití

La playa de Veracruz se ha convertido en el cuartel de entrenamientos de la representación panameña que irá a Tahití Foto por: Gabriel Rodríguez

Parte de la delegación panameña. Parte de la delegación panameña.

Parte de la delegación panameña. Foto por: Gabriel Rodríguez

Atletas comienzan a prepararse para dar sus primeras remadas. Atletas comienzan a prepararse para dar sus primeras remadas.

Atletas comienzan a prepararse para dar sus primeras remadas. Foto por: Gabriel Rodríguez

En una mañana soleada en la playa de Veracruz, 14 remeros panameños entrenan a todo vapor para competir por primera vez en el Mundial de canoas polinesias.

A cada uno le costará cerca de 6 mil dólares participar en la competencia, que se realizará en Tahití, a unos 8 mil kilómetros aproximadamente de distancia en avión.

Todos saben remar muy bien, vienen de más de 10 años de estar competiendo en las temporadas de cayucos de Panamá, en las que pusieron todo su empeño, igual que ahora en esta nueva modalidad.

Su entrenamiento les ha tomado meses de sacrificios, ejercicio de coordinación y fuerza; además de dietas y acondicionamiento físico.

Todavía tienen que esmerarse más, porque el Mundial se disputará del 25 al 30 de junio próximo y competirán contra remeros de 36 delegaciones en Taaone Bay, Tahití, la isla más grande de la Polinesia Francesa.

Para llegar allá, el equipo entero necesita recaudar cerca de 90 mil dólares, con el fin de cubrir todos sus gastos para entrar al Mundial de Va’a, canoa hawaiana o canoa polinesia, cualquiera de los tres nombres vale.

Los jóvenes tienen previsto inscribirse en las modalidades de botes de seis atletas, V6, y de uno, V1. Son rápidos y muy livianos.

Para esto, han hecho de Veracruz su campamento base donde pueden subirse en un bote de dos piezas extrañas y hermosas a la vez, unidas por un ama, que sirve para darle estabilidad a la embarcación en mares picados.

El ama es la parte que va sujetada al bote por medio de iakos, unos palos que deben ir amarrados con hilos de caucho para que no se suelten y por seguridad de los ocupantes.

Las características de la embarcación son semejantes a los cayucos panameños; de hecho, las posiciones de los atletas dentro de la embarcación, confeccionada de madera, a veces de fibra de carbono o de fibra de vidrio, son casi las mismas.

En el bote debe existir una estricta coordinación. Es una danza en la que todos los integrantes del equipo bajan sus remos para impulsar la nave. En el trayecto, se reparten algunas responsabilidades; uno achica el agua, el que va al final da la dirección y otro pide el máximo esfuerzo, todo en una perfecta armonía.

Son ciclos de remar muy rápido y descansar.

Las embarcaciones pueden alcanzar 12 kilómetros por hora, y su construcción es un misterio que se guarda celosamente. La historia cuenta que los pobladores de Tahití las usaban como medio de transporte y, en otras ocasiones, para la guerra.

Los botes polinesios se desplazan rápidamente sobre el agua y parecen insumergibles, ya que en la mayor parte de la carrera les entra mucha agua y su punta se hunde bajo las olas.

Ana Almanza es uno de los integrantes del equipo que tiene pensado participar en Tahití bajo la bandera de Panamá.

Almanza comenzó a remar desde los 14 años y, actualmente, entrena a marcha forzada para llegar en la mejor forma. Sabe que la prueba es exigente.

Allá en Tahití estarán los mejores remadores del mundo, agrega.

Ella estuvo participando en la temporada de cayucos de Panamá, y ahora dedica su tiempo a su trabajo y a aprender la mejor técnica para dominar el bote polinesio.

Su rutina no es fácil. “Esta nueva meta requiere de mucho sacrificio físico y económico”, destaca la remadora, que agrega que los gastos del viaje son costeados por cada atleta.

Ninguna organización gubernamental, por el momento, ha mostrado interés.

Los ejercicios en Veracruz se dan dentro y fuera del agua. Unos corren y otros reman.

Almanza explicó que los integrantes del equipo de Panamá se escogieron con base en un ranking y que todos están comprometidos en este proyecto, incluso, han tenido que ir a entrenar en la costa atlántica para tener una realidad más cercana a las condiciones que enfrentarán.

Armando Gundin, de Panamá Outtrigers, destacó que esta modalidad del remo llegó a Panamá en 2011 y que, desde entonces, están luchando para mantenerse.

El dirigente comentó que es la primera vez que un grupo de panameños asistirá a esta cita mundialista, en la que se competirá en distancia de fondo y velocidad, y se realiza cada dos años.

Gundin contó que las canoas polinesias o va’a, como también se les conoce, sirvieron para que los guerreros se trasladaran rápidamente de una isla a otra en mares con altas olas.

“Nuestro club es el único por el momento en el área centroamericana. Estamos creciendo, y cada año incrementando la flota”, dijo.

“Esta versión del Mundial contará por primera vez con la carrera de fondo de 19 kilómetros, ya que antes era solo de velocidad, 500 y mil 500 metros de distancia”, destacó.

Todos los integrantes del equipo son jóvenes profesionales o estudiantes universitarios. El de varones está encabezado por Daniel Wileczek.

Wileczek estudia ingeniería industrial administrativa, y asegura que es el deporte más completo que ha practicado. Además, dice que te hace aprender a trabajar en equipo y valorarlo.

El atleta estuvo en Chile compitiendo y logró varios puestos de honor en un sudamericano. Así consiguió su clasificación.

También asistirá Alberto Matos, que estudia ingeniería industrial administrativa; Nathaniel Jean Francois, ingeniero mecánico; Rodwell Chang, licenciado en logística; Jeison Tovar y Adolfo Herrera, que se instruyen en gestión marítima y operaciones portuarias.

En la categoría femenina, además de Almanza, que es nutricionista; van Ximena Boza, bióloga; María Vergara, antropóloga; Nimia Gómez, ingeniera comercial; Fantina Arce, ingeniera industrial; Carolina Botero, diseñadora gráfica; Camila Boza, estudiante de nutrición; y Vannesa Ferreira, diseñadora de interiores.

Todos ellos con más de 10 años de experiencia en las carreras de cayucos en Panamá, y en la tradicional prueba de Outrigger New York Liberty Challender, en Estados Unidos.

A Tahití se le considera una de las islas más grande de la Polinesia Francesa, ubicada en ultramar francés, en las islas de la Sociedad, en el sur del océano Pacífico.

La mañana en Veracruz se escapa, y de los ejercicios pasan al descanso. Pronto uno a uno abandona la playa.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código