EL RÉCORD DE AUDIENCIA FUE más bajo en 9 años

Súper, pero no tanto

La audiencia televisiva del Super Bowl entre los Philadelphia Eagles y los Patriots fue la más baja desde 2009.

Temas:

Zach Ertz, de los Eagles, se lanza para anotar el ‘touchdown’ que al final resultó ser la diferencia. Zach Ertz, de los Eagles, se lanza para anotar el ‘touchdown’ que al final resultó ser la diferencia.
Zach Ertz, de los Eagles, se lanza para anotar el ‘touchdown’ que al final resultó ser la diferencia.

Un Super Bowl de alto puntaje que se dirimió en un pase largo en el último segundo no logró revertir la disminución de la audiencia televisiva de la NFL, con los niveles más bajos en 9 años.

El campeonato del domingo por la noche, en el que los Philadelphia Eagles vencieron a los New England Patriots por 41-33, atrajo 103.4 millones de televidentes en NBC, según el canal, un 7.1% menos que el año pasado. Incluyendo a quienes lo siguieron online, la audiencia fue de 106 millones, una caída de 6.8% respecto de 2017 y de todos modos no tan alta como la que siguió el Super Bowl de 2010.

Esta caída en la audiencia fue la tercera consecutiva para el partido, pese a ser casi seguramente el espectáculo más visto del año.

El récord de público para un Super Bowl fue en 2015, cuando lo vieron 114.4 millones de televidentes.

La audiencia menguante para el máximo encuentro del año ejerce más presión sobre la NFL y sus emisoras asociadas, que tuvieron una caída de 9.7% de público en la temporada habitual después de una baja del 8% el año anterior.

Los espectadores tienen más opciones de entretenimiento que nunca, desde Netflix hasta Snapchat, y los niveles de audiencia de la televisión tradicional han venido bajando en general.

Anunciantes como Papa John’s International Inc. atribuyeron la disminución de los niveles de audiencia de la NFL a las protestas de los jugadores durante el himno nacional, en tanto otros apuntaron a las lesiones en la cabeza, a las prolongadas revisiones de las jugadas por parte de las autoridades y a las frecuentes pausas comerciales.

Pese al menor número de espectadores, los distribuidores están dispuestos a pagar más cada año porque el partido es uno de los raros eventos que atraen un público tan masivo.

Los anunciantes gastaron $414 millones durante el partido –el segundo mayor monto de la historia, superado solamente por el Super Bowl del año pasado–, según estimaciones de Kantar Media. Si se incluyen los anuncios anteriores y posteriores al partido, el cálculo sobrepasa fácilmente los $500 millones, dijo la firma investigadora.

Este año hubo más de 49 minutos de avisos comerciales, el tercer total más alto registrado hasta ahora.

Anheuser-Busch InBev y Fiat Chrysler Automobiles compraron la mayor cantidad de tiempo de anuncios, si bien la unidad Dodge Ram de este último desató controversias por emitir un comercial de una camioneta con una grabación de un sermón de Martin Luther King Jr. de 1968.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

19 Sep 2018

Primer premio

7 4 7 2

CBBA

Serie: 5 Folio: 5

2o premio

8555

3er premio

0439

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código