Xtra 2014: Las dos esperanzas de Brasil

Su nombramiento como seleccionador de Brasil no fue una casualidad, Luiz Felipe Scolari había sacado del atolladero a Brasil antes de su participación en el Mundial de Corea-Japón 2002 donde a duras penas consiguió clasificarlos y más tarde llevarlos a su quinto campeonato.

Once años después regresa en circunstancias parecidas, con la diferencia de que hoy este Brasil que será anfitrión de la Copa del Mundo 2014 no presenta a figuras de la talla de antaño, solo un jugador marca la diferencia tanto futbolística como mediáticamente: Neymar.

Aunque la responsabilidad sea de todos, hoy parece como si Scolari y Neymar cargaran sobre sus espaldas todo ese peso de coronarse en el Maracaná para sacarse el fantasma del Maracanazo de hace 64 años.

Como era de esperarse, el técnico dejó por fuera del mundial a jugadores de la talla de Ronaldinho, Kaká y Robinho, que si bien no son ni la sombra de lo que fueron en otros tiempos, en Brasil tenían esperanzas en los tres, lo que es una muestra de la falta de figuras de las que adolece la verdeamarela. Sin embargo, Scolari echó mano de los que no les defraudaron en la pasada Copa Confederaciones donde derrotaron al campeón España.

Es decir que si Scolari y Neymar cumplieron el primer objetivo con Brasil ahora vendrá la hora de la verdad.

Si bien Scolari ya es un entrenador curtido en estos menesteres, le toca ahora a Neymar afrontar su reto más grande, porque sobre él es quien cae todo el peso de este Brasil. A sus 22 años pareciera que es mucho pedirle a un jugador que si bien no deja de ser la figura que hoy tiene el país anfitrión, la carga de responsabilidad es enorme.

Ronaldo, en el Mundial de Francia 98, con más edad y más experiencia, no pudo hacerle frente a esa carga cuando cayeron en la final con los franceses en un desenlace dramático, cuando el jugador fue presa de los nervios y una situación atípica antes del partido decisivo.

Hoy Neymar todavía no ha mostrado todo lo que de él se esperaba en el Barcelona, en cierta parte es explicable, es un equipo de estrellas y él fue el último que llegó, es obvio que no es lo mismo la selección que el Barça.

En Brasil Neymar es otro, tiene más libertad, lo demostró en la Copa Confederaciones, tal vez en Barcelona es más cauteloso e introvertido.

Pero más allá de los pro y los contras, la pregunta es si mentalmente Neymar esté preparado para soportar semejante presión de darle la Copa más esperada a todos los brasileños, aunque hoy un sector esté en contra del mundial y planea movilizaciones en pleno torneo.

Esa es la interrogante que muchos nos hacemos y que Neymar tendrá que respondernos con su rendimiento. Ganarlo lo destaparía internacionalmente a pesar de jugar en un club grande, mientras que a Scolari lo haría más especial.

Veremos qué pasa.

Más noticias de Deportes

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código