boxeo

El adiós del Cieguito Maravilloso

Familiares, amigos y compañeros estuvieron presentes en las honras fúnebres del excampeón Jaime Ríos.

Temas:

Las honras fúnebres se realizaron en la iglesia San Judas Tadeo. Las honras fúnebres se realizaron en la iglesia San Judas Tadeo.
Las honras fúnebres se realizaron en la iglesia San Judas Tadeo. Pastor Morales

Hilario Zapata recuerda haber servido de sparring de Jaime Ríos. En sus cruces de golpes se dio cuenta del porqué le apodaban el Cieguito y le atribuían ser el creador del famoso “pai pai y no estoy”, un estilo de boxeo que hasta hoy día distingue a los panameños a nivel mundial.

Zapata, miembro del Salón de la Fama del Boxeo Internacional, le dio el último adiós al ex campeón mundial minimosca de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), en el sepelio realizado ayer en la iglesia San Judas Tadeo.

Ríos murió el pasado miércoles 20 de marzo, a los 65 años de edad, dejando entre su legado boxístico el haber sido el primer campeón minimosca de la AMB.

También conocido como el Cieguito Maravilloso, debutó en 1973 venciendo a Ramón Montenegro y se mantuvo imbatible por nueve combates más, antes de perder con Enrique Torres en 1974.

“Él [Ríos] era muy rápido y esto me ayudó a pulir mi boxeo. Cuando hacíamos guantes yo tenía problemas para pegarle, como él a mí también”.

Hilario Zapata, miembro del Salón de la Fama del Boxeo.

Zapata, un ex campeón mundial de boxeo panameño, contó que le ayudó a Ríos en su preparación para enfrentar combates titulares, uno de ellos contra el japonés Yoko Gushiken.

“Cuando intercambiamos golpes, Ríos no paraba de tirarlos, arriba, abajo y solo me tocaba dar un paso atrás, era incansable, él no se cansaba y seguía con su andanada de golpes”, destacó Zapata. El salón de la fama agregó que Ríos no veía bien y que por eso le lanzaba golpes, sin parar, a sus oponentes, a quienes podía distinguir como una “ silueta o bulto”.

“Por eso se entrenaba muy, pero muy bien, para tener suficientes condiciones físicas para compensar la desventaja que tenía con su visión. Su preparación intensa también le aportaba para no cansarse al lanzar su lluvia de golpes, que iba acompañada de sus rápidos desplazamientos para no ser impactado por sus rivales”.

“Con él nació el famoso ‘pai pai y no estoy’. Esa rapidez incansable para tirar sus golpes y sus desplazamientos causaron sensación, y los locutores de radio de ese entonces comenzaron a corear sus golpes ‘pai pai y no está, se movió’. La verdad, era muy rápido”, agregó Zapata.

Ríos peleó dos veces con Gushiken y en las dos ocasiones Zapata, que en ese momento se perfilaba como una de las figuras a futuro del boxeo panameño, le sirvió de sparring.

Ríos (Izq.), junto a Roberto Durán y Rafael Ortega, leyendas del boxeo panameño. Archivo Expandir Imagen
Ríos (Izq.), junto a Roberto Durán y Rafael Ortega, leyendas del boxeo panameño. Archivo Archivo

Combates

Ríos, nacido en esta capital, peleó con Gushiken en 1977 y 1978, la primera pelea la perdió por decisión unánime y la segunda por nocaut en el capítulo 13 de 15. Zapata comenzó su carrera profesional en 1977 y ganó sus primeros seis combates en fila. Fue tres veces campeón mundial en dos categorías distintas y exaltado al Salón de la Fama en 2016.

“Se nos fue un gran peleador”, dijo Zapata sobre Ríos, quien también pasó momentos difíciles en su vida.

El sepelio del Cieguito maravilloso fue organizado prácticamente por Pandeportes, entidad que la pasada semana realizó una rueda de prensa para dar a conocer los detalles de las honras fúnebres del boxeador, que terminó su carrera profesional con récord de 22-5-1, con 10 KO, con un porcentaje de nocauts de 36%.

“Siempre me gustó el estilo de Jaime, y cuando hacía guantes con él me ayudaba a mí también, porque así afinaba mi boxeo”, comentó Zapata”.

Luego de su derrota con Gushiken en 1978, Ríos estuvo ausente de los tinglados hasta 1992. Ese año peleó dos veces, primero venció a Andrés Sánchez y después perdió con Jaime Díaz, combate con el que colgó los guantes definitivamente.

Campeón

A destacar que en 1975 la AMB realizó peleas eliminatorias para la recién creada categoría minimosca, Ríos ganó una de ellas y después derrotó al venezolano Rigoberto Marcano para proclamarse primer monarca de la categoría de 108 libras.

Las honras fúnebres de Ríos se celebraron temprano y después su cuerpo fue trasladado al cementerio.

Este año también falleció Eusebio Pedroza, ex campeón mundial, quien junto a Zapata, Ismael Laguna, Roberto Durán y Panamá Al Brown son los panameños exaltados al Salón de la Fama.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

22 Sep 2019

Primer premio

9 2 8 4

BADD

Serie: 3 Folio: 14

2o premio

2952

3er premio

8947

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código