CUARTO BATE

No fue un buen consejo, señor Varela

HARMODIO ARROCHA Jr. harrocha@prensa.com

OPINIÓN

Es lamentable que los peloteritos que le dieron al país la alegría de un campeonato que se ganaron a pulso en el torneo panamericano Sub-10 celebrado en México, el año pasado, todavía al día de hoy no se les haya dado nada, a pesar de que se le prometieron muchas cosas.

Incluso, hasta donde conozco, le tocó al propio mandatario de la nación saludarlos en el palacio presidencial después de que estos niños desfilaron el martes 4 de noviembre a lo largo de la ruta 1 del Casco Antiguo.

Recuerdo perfectamente que este equipo Sub-10, que se preparó solo una semana y que casi no hace el viaje a México, contra todos los pronósticos fue campeón panamericano invicto.

Ayer, horas antes de emprender vuelo hacia Puebla, México, el timonel Elpidio Pinto se quejó por la promesa incumplida. “Todavía hoy estos niños están esperando que le den siquiera una ‘bequita’, ya que el año pasado hubo promesas que aún están esperando para ver si se pueden cumplir”, dijo Pinto tras el último entrenamiento en Panamá. Estas son las cosas que no entiendo en un país donde no solo este gobierno, sino todos los que le antecedieron han hecho lo mismo: utilizar al deportista como un trampolín y cada vez destinan menos presupuesto al deporte.

A estos pequeños campeones el día que llegaron al aeropuerto-un 3 de noviembre- les prometieron becas para seguir estudiando. A Pinto solo se le ha dicho que están esperando el presupuesto para darles a estos niños lo que se les prometió.

Entonces, definitivamente fue un mal consejo que le dieron al presidente Juan Carlos Varela, que ayer entregó un aporte de 20 mil dólares para cada uno de los integrantes del equipo de fútbol que logró el tercer lugar en la Copa Oro.

Pero eso no es todo, el mandatario dio la orden a Pandeportes para que se asigne una partida de un millón de dólares para el seleccionado nacional en su ruta a las eliminatorias y desarrollar fútbol en las provincias.

Desde luego que fue una metida de pata. Claro que hay que reconocer el esfuerzo del atleta, pero también hay que guardar proporciones y no podemos irnos a los extremos.

Señor Varela, gánese un poroto, dele a estos niños lo que se les prometió.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código