Ángelo y Nelson Smith

La conquista de los mares

Dos panameños de Guna Yala representan a Panamá en un Mundial de Vela, que se desarrollará en España.
La representación panameña ya se encuentra en España esperando la hora para competir. CORTESÍA La representación panameña ya se encuentra en España esperando la hora para competir. CORTESÍA

La representación panameña ya se encuentra en España esperando la hora para competir. CORTESÍA

Nelson (Der.) y Ángelo Smith CORTESÍA Nelson (Der.) y Ángelo Smith CORTESÍA

Nelson (Der.) y Ángelo Smith CORTESÍA

Nelson (Der.) y Ángelo Smith en Girona-Costa Brava, en Barcelona. CORTESÍA Nelson (Der.) y Ángelo Smith en Girona-Costa Brava, en Barcelona. CORTESÍA

Nelson (Der.) y Ángelo Smith en Girona-Costa Brava, en Barcelona. CORTESÍA

Nelson en plena faena. CORTESÍA Nelson en plena faena. CORTESÍA

Nelson en plena faena. CORTESÍA

Los atletas con el presidente Varela. CORTESÍA Los atletas con el presidente Varela. CORTESÍA

Los atletas con el presidente Varela. CORTESÍA

Grupo de jóvenes que comenzó la aventura. CORTESÍA Grupo de jóvenes que comenzó la aventura. CORTESÍA

Grupo de jóvenes que comenzó la aventura. CORTESÍA

La aventura tiene final feliz. Después de seis meses de duro entrenamiento en vela, un deporte que poco se practica en aguas panameñas, dos jóvenes de Ailigandí representan al país en un Mundial.

Ángelo y Nelson Smith son hermanos y crecieron al retumbar de las olas, sumergidos en los mares y fortalecieron sus piernas y brazos caminando en la blanca arena de Guna Yala, en el sector Atlántico panameño.

Por primera vez, dos navegantes, uno de 16 y el otro de 19 años de edad representan a Panamá en una competencia mundial de la categoría splash en España.

“Estoy asustado, contento y orgulloso, porque sé que este viaje cambiará mi vida”, destacó Nelson, el mayor de los dos hermanos que se han labrado su futuro a punta de esfuerzo y también con un toque de suerte.

Ailigandí es uno de los corregimientos de Guna Yala, en sus aguas Nelson vio los primeros tiburones y jugó a ser pescador; sin embargo, tuvo que migrar hasta la isla Taboga, donde sus padres se radicaron buscando mejores oportunidades.

Nelson siempre se inclinó por los deportes y el fútbol lo practicó antes de que comenzara a estudiar en una escuela multigrado.

“En Taboga pasé buenos momentos, pero ahora estoy viviendo en Veracruz para arreglar todos los papeles para viajar a España”, detalló el joven velero antes de partir a conquistar nuevos mares.

El capitán de una pequeña embarcación de color blanco, que surca velozmente el agua con una bandera panameña ondeando, no olvida cuando se sumergía para pescar langostas para comerlas o venderlas.

Ellos serán los primeros representantes de Panamá en un Mundial de la categoría splash y por tal hazaña fueron recibidos por el presidente Juan Carlos Varela, quien les deseóéxito en su nuevo reto.

Martí Ferrer, su instructor y quien está con ellos en España, reveló que los hermanos ya están entrenando para el compromiso y que sus padres avalaron el viaje.

“El agua está más fría y estamos tratando de que no se resfríen”, añadió. “Ellos están muy felices y practican todos los días”.

un largo y difícil camino

La infancia de Nelson fue difícil, tuvo que abandonar la escuela por problemas económicos y además trabajar desde muy temprano, no recuerda cuándo; pero sí que en el mar encontró uno de sus mejores “amigos”.

“Mi vida siempre ha estado ligada al mar”, revela con nostalgia Nelson, quien se tuvo que mudar a Veracruz junto a una tía para prepararse para viajar hasta las aguas del mar Mediterráneo, de Sant Feliu de Guixols (Girona, España), donde competirá en el Mundial.

Nelson es tímido, pequeño, pero de gran corazón. No olvida a sus familiares, con los que quiere compartir sus triunfos, su nuevo oficio y su nueva vida.

Su espíritu aventurero y guerrero lo motivó para llegar a una playa de Taboga y unirse a un grupo de jóvenes, que más tarde supo que tenían los mismo problemas que él.

Nelson y Ángelo, de 16 años de edad, se entrenaron en una escuela de vela que está ubicada en la isla Contadora e isla Saboga, en el archipiélago de Las Perlas.

En esa escuela, Sailing Club Panamá, Nelson y Ángelo aprendieron a marcha forzada el arte de navegar a vela, pero también reforzaron su educación y recibieron valores éticos y morales para desenvolverse en la sociedad.

Ninguno ha podido completar la secundaria por los bajos ingresos de sus padres.

Los hermanos Smith compartieron los entrenamientos de vela junto a Carlos Augusto Ovalle, Emilsa Eufracia Alfaro y Ashley Dioselín Vergara, los tres últimos no pudieron terminar la aventura por motivos personales.

APRENDIZAJE Y ENTRENAMIENTO

El mayor de los hermanos Smith confiesa que los primeros días fue difícil dominar el viento para lograr que inflara la vela para impulsar su bote.

Sin embargo, a su vez advierte que “fue divertido aprender ese deporte, antes solo había jugado el fútbol –todavía me gusta– y el baloncesto en las playas donde vivía”, agregó.

Martí Ferrer y su esposa Yaiza Homs, que tienen más de 15 años de experiencia en esta disciplina, fueron los encargados de preparar a los jóvenes.

“Entrenamos al primer equipo de regatas de Panamá y buscamos apoyo para conseguir la meta que terminaría en el Mundial”, dijo Pau Llopart, uno de los organizadores del proyecto Mundial Vela, como lo denominaron.

“Dentro del ámbito de responsabilidad social empresarial se tomó la decisión, hace ya más de seis meses, de entrenar a jóvenes de escasos recursos económicos y con ciertas dificultades en el ámbito familiar-social, con el fin de que representen a Panamá en el Mundial”, agregó.

“Lo que empezó como un sueño y una ilusión, ya es una realidad y el equipo se desplazó a Barcelona”, destacó.

El proyecto comenzó con los jóvenes Ángelo Jodon Smith, Carlos Augusto Ovalle, Emilsa Eufracia Alfaro, Nelson Reyes Smith y Ashley Dioselín Vergara, pero poco a poco por diversas razones el grupo se fue reduciendo.

“Por el momento Nelson y Ángelo son oficialmente los que fueron”, dijo Ferrer.

La delegación panameña ya se encuentra en Barcelona, España, para entrenar por casi un mes y medio de preparación para la cita mundialista, que arranca a mediados de julio.

Ferrer reveló que luego de disputar el Mundial los jóvenes se quedarán en España para convertirse en instructores de este deporte.

Nelson sonríe. Frota sus manos, ásperas por su labor en el mar y asegura que tendrá trabajo formal cuando regrese a Panamá. “Quién lo diría, que después de tantos problemas viajo a España, conoceré un nuevo país y además a la vuelta seré instructor de botes de vela”.

Nelson no tiene dedos en las manos para agradecer el esfuerzo de muchas personas, pero menciona a Reyner Díaz, de Helly Hansen, como uno de sus padrinos. Ellos los surtieron de ropa tanto para las prácticas como para las competencias en España.

El joven da sus primeros pasos hacia el avión, es un largo viaje, pero no hay lágrimas en la despedida, sabe que la aventura junto a Ángelo tendrá un final feliz.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Donderis instó a la población del país a seguir los informes oficiales.
LA PRENSA/Archivo

Se recomienda mantenerse alejado de las zonas de playa Hay aviso de prevención por incremento de oleajes y vientos

POSIBLE DELITO CONTRA LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA Suspenden audiencia por el préstamo de la Caja de Ahorros

Felipe ‘Pipo’ Virzi
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

10 Dic 2017

Primer premio

1 7 9 9

CAAB

Serie: 10 Folio: 14

2o premio

6088

3er premio

4097

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código