DECIRLE ADIÓS A LAS GRANDES LIGAS

Su decisión más difícil

Iván Rodríguez admitió que durante su carrera como receptor jugó con Carlos Lee en el mismo equipo y con muchos otros en contra.
El exreceptor boricua estuvo recientemente en Panamá, en donde compartió breves momentos con Carlos Lee y regresará el próximo año. El exreceptor boricua estuvo recientemente en Panamá, en donde compartió breves momentos con Carlos Lee y regresará el próximo año.

El exreceptor boricua estuvo recientemente en Panamá, en donde compartió breves momentos con Carlos Lee y regresará el próximo año.

Su familia siempre ha sido lo primero en su vida y no deja de consultar todo con ellos. Su familia siempre ha sido lo primero en su vida y no deja de consultar todo con ellos.

Su familia siempre ha sido lo primero en su vida y no deja de consultar todo con ellos.

Un lunes 23 de abril de 2012, Iván Rodríguez, también conocido como el Pudge, decide anunciar su retiro de las Grandes Ligas como pelotero profesional tras 21 años jugando en la Gran Carpa del béisbol estadounidense.

Hoy, casi dos años y medios después, Rodríguez, exreceptor, admitió que no fue fácil tomar dicha decisión. “Fueron 21 años como profesional, contando las menores, es difícil aceptar que la pelota terminó”, indicó Rodríguez, quien recientemente estuvo de visita en Panamá. “Fueron varios meses de conversaciones con mi familia y de meditación”, acotó.

Pero eso no fue lo más difícil, todo comenzaría después del 23 de abril. “Me costó casi siete meses adaptarme a que ya no estaba jugando pelota”, sostuvo el boricua, quien además admitió que desde su retiro no ha bloqueado más el home en un juego.

“Yo tuve una carrera muy bonita, gracias a la salud que papito Dios me dio y la habilidad. Tuve una buena carrera, no me gusta hablar de mí, solo agradezco”.

“Es difícil, muy difícil olvidarse de qué se siente. No me he puesto más la máscara desde el retiro, pero sí he ayudado a muchos muchachos, a mi hermano que trabaja en un highschool, a veces voy allá y le doy consejos a los muchachos”, sostuvo el exreceptor.

Después de hacer ejercicios matutinos, ya no debe pensar que debe regresar al parque de pelota o a la próxima serie del club. Todo lo contrario, se queda en casa descansando junto a su familia, algo para lo que no tenía mucho tiempo antes.

“Ya lo superé, ya esa etapa pasó y ahora disfruto de todo. Mi familia y todo lo que Dios me ha dado”, indicó.

“Es diferente, pero es bonito, ahora trabajamos con los Rangers de Texas y como comentaristas, no hay esa presión de antes”, manifestó Rodríguez, quien para 2015 será la cara principal de un torneo por la paz junto a otras estrellas retiradas del béisbol de Grandes Ligas.

Tras varios años de retiro, Rodríguez no descarta la idea de llegar a ser mánager en la Gran Carpa. “Eso es algo a lo que uno nunca le dice que no, es algo que el tiempo lo dirá, la oportunidad llegará, el momento llegará y cuando eso llegue tendría que sentarme a analizar”, comentó el expelotero.

Tras echarle una breve mirada a lo que fue su extensa carrera deportiva (Rangers de Texas, Marlins de Florida, Tigres de Detroit, Yankees de Nueva York, Astros de Houston y Nacionales de Washington), Rodríguez cree que su carrera “fue muy bonita”.

Es considerado por los expertos como uno de los mejores receptores en la historia del béisbol profesional, pero su ingreso al Salón de la Fama aún está en veremos.

Al cuestionarle sobre su futuro ingreso siempre responde igual: -entre risas-, “bueno eso es algo que yo no decido, lo deciden ustedes (los periodistas), así que hay que esperar, la decisión es suya, no mía”. El Pudge también ha dicho que su meta, como todo jugador retirado, es llegar allí, pero hay que esperar a ver qué sucede.

La duda sobre la inclusión de Rodríguez al Salón de la Fama no es por sus números, ya que ofensivamente se mantiene como uno de los mejores de la historia. Terminó con promedio de .296, con 311 jonrones y mil 332 impulsadas. Ganó el premio de Jugador Más Valioso de la Liga Americana en 1999 y lideró a los Marlins de Miami, entonces de Florida, al título en la Serie Mundial de 2003.

Pero su inclusión al Hall of Fame aún está en duda, pues Rodríguez, quien en sus inicios como pelotero se caracterizó por la defensiva, desarrolló y marcó todos sus números al bate en una época empañada por el dopaje en las Grandes Ligas.

Aunque su nombre nunca estuvo ligado oficialmente a un dopaje, el cubano José Canseco afirmó que él lo inyectó, rumor que marcó su carrera y podría definir su ingreso al Salón de la Fama.

“Creo que MLB ha hecho tremendo trabajo, si se ve el béisbol ahora, está en buenas condiciones”, dijo Rodríguez en referencia al actual trabajo de las Grandes Ligas contra el dopaje.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código