MUNDIAL DE CLUBES

No se despeinaron

El campeón alemán hizo su aparición ayer como era de esperarse, con una victoria. Hoy le tocará el turno al Atlético Mineiro.
Plantel del equipo alemán que derrotó ayer al Guangzhu chino. REUTERS/Amr Abdallah Dalsh. Plantel del equipo alemán que derrotó ayer al Guangzhu chino. REUTERS/Amr Abdallah Dalsh.
Plantel del equipo alemán que derrotó ayer al Guangzhu chino. REUTERS/Amr Abdallah Dalsh.

El Bayern Múnich prosigue su racha triunfal y, casi de paseo por Marruecos, goleó hoy por 3-0 al Guangzhu chino para plantarse en la final del Mundial de Clubes, y ofrecer a Pep Guardiola la oportunidad de sumar el tercer trofeo de este torneo a los dos que ya logró con el Barcelona.

El conjunto de Guardiola, campeón de invierno por anticipado en Alemania, espera ahora rival para la final del sábado, que saldrá de la semifinal que disputará hoy el Raja Casablanca contra el Atlético Mineiro de Ronaldinho, en Marrakech.

Como estaba previsto, el Bayern no tuvo problemas para deshacerse de un rival demasiado endeble, de los que no ayudan a que crezca el limitado prestigio de este Mundial, porque no presentó más argumento que el inquilino de su banquillo.

Marcello Lippi, técnico del campeón chino, aseguraba la víspera que, de 100 partidos que su equipo jugase ante el Bayern, lo normal es que perdiese 99. Y se aferraba a esa única oportunidad para alimentar las esperanzas del conjunto, un nuevo rico que, con el apoyo de un potente patrocinador, ha reclutado a un entrenador de renombre y tres jugadores sudamericanos (los brasileños Muriqui y Ekelson y el argentino Darío Conca).

Pero, ni su planteamiento pareció apoyar ese 1% de posibilidades que se reservaba, ni el voluntarioso ejercicio defensivo de sus jugadores fue suficiente para frenar al exitoso conjunto de Pep Guardiola.

Lippi, campeón del mundo con Italia y ganador de la Intercontinental con el Juventus, encerró a los suyos junto a su área, sin más intención que retrasar lo más posible el desenlace previsto.

Guardiola se encontró con un partido que ya vivió en su época barcelonista. Su equipo monopolizó el balón con Thiago en el papel de Xavi y Ribery como Messi. Y sentenció el pase a la final antes del descanso.

El Bayern envió un balón al palo (Thiago, m.16) y otro al larguero (Kroos, m.25), antes de que acertase Ribéry con una volea (m.40) y el bosnio Mario Mandzucic, de cabeza en plancha tras un buen pase de Thiago (m.44).

Como al comienzo del segundo tiempo, Mario Goetze aumentó la ventaja desde fuera del área, segundos después de que Muriqui se “asustase” en el único contragolpe asiático, ni al Guangzhou le quedaron ya fuerzas para evitar la goleada, ni el Bayern -que envió otros tres balones a los palos - tuvo puntería para aumentar el castigo.

Más noticias de Deportes

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

18 Jul 2018

Primer premio

5 9 6 0

CABC

Serie: 19 Folio: 9

2o premio

3358

3er premio

4744

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código