Habrá desquite

Temas:

No sé hasta cuándo vamos a estar hablando de lo que pasó en la noche del pasado martes en el Rommel, pero será una huella que aparecerá regularmente en todas las conversaciones futboleras nacionales hasta que un hecho sobresaliente de la selección la remita a un lugar lejano de la conciencia colectiva.

Vivir ese vaivén del partido aquí y el del otro en Costa Rica, ascender a la alegría y descender trepidante hasta estrellarnos contra el dolor, palpar el respaldo de la afición y luego conmoverse con la desolación en la tribuna y en los jugadores, ha sido una experiencia que ojalá logremos no repetir.

¿Qué hicimos tan mal como para no amarrar un cupo que nos coqueteó siempre con benevolencia hasta el final de la hexagonal? ¿Qué hicimos bien que sea necesario volver a repetir en un nuevo ciclo? Son algunos de los muchos interrogantes que se pueden ir planteando y dándoles diversas respuestas, pues considero que hay no una sino muchas aristas, que si se plantean de buena fe contribuirán a encontrar el horizonte.

Desde mi humilde opinión podría hacer una lista de errores que aprecié se cometieron, como por ejemplo el olvidarse de ensanchar o achicar la cancha según las necesidades del momento, seguir atacando cuando se logró el objetivo debiéndose tácticamente encogerse, enredar el partido y contragolpear, etc.

Pero también podría hacer una lista de aciertos, porque se nos puede olvidar que el equipo se entregó en todos los encuentros, que no fue un rival cómodo para ninguno de sus oponentes, que logró pasajes brillantes en su proceso producto del buen trabajo de todos sus integrantes, etc.

Hubo una percepción durante la conferencia de prensa de que algunos periodistas pretendían que Julio Dely Valdés se sometiera en ese momento a un ´juicio final´ sobre su trabajo, no me pareció acertado. Como tampoco estaré del lado de quienes puedan creer que Julio Dely Valdés por no lograr la clasificación perdió méritos como nuestra gran figura futbolística. Podré disentir de él, pero mi admiración y respeto al igual que por su hermano Jorge y los jugadores siguen intactos.

Hay una toma televisiva del final del partido frente a Estados Unidos con la que decidí quedarme como la imagen para contrarrestar el enorme vacío que me quedó en el alma, mientras trataba de consolar a mi desconsolado hijo de 12 años. La toma de una joven con un suéter rojo en la tribuna, tenía la tristeza marcada en su rostro, aunque aplaudía con cariño a los jugadores.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código