Toco y me voy

El éxtasis en 15 minutos

Temas:

Tenía el corazón en la mano. Levantado hacia la selección panameña de fútbol. Comenzaba el medio tiempo del partido contra Bélgica y fue ese instante, quizás el más importante del debut istmeño en el Mundial.

Era el momento en el que la esperanza se volvía cierta, palpable. Para los optimistas, era la confirmación de que habían estado siempre en lo cierto, que jugar contra Bélgica no era sinónimo de goleada inminente, que por ahí Panamá incluso podía estrenarse en el marcador. Para los pesimistas, era una ducha de agua congelada, la manifestación de que la selección no era tan mala como ellos anunciaban, ni que no tenían el espíritu para plantar cara a Bélgica.

Fue un medio tiempo de especulación, suposiciones, de dibujar futuros prósperos, una vida plena. Tiempo de imaginar una victoria sobre Bélgica. ¿Y por qué no? Había terminado la mitad del partido y el marcador seguía intacto, inmaculado, al alcance de nosotros, un equipo debutante, pequeño, inexperto.

Era un escenario perfecto. Empató Brasil, empató Argentina, perdió Alemania. Bélgica también podía trastabillar, y quién mejor para aprovechar ese desliz si no Panamá.

Pero después llegaron Mertens y Lukaku a bajarnos los humos, las aspiraciones utópicas de debutar en el Mundial con un triunfo osado e insolente. El triunfo de esos jugadores que vienen de la pobreza -extrema para algunos-, que tenían que buscar dinero para el bus, que les tocaba preocuparse si habría o no almuerzo en sus casas cuando volvieran del colegio, que fueron a escuela pública. Pero no sucedió. Perdimos. Con dignidad, pero perdimos.

Un gran amigo me contó que después del partido se fue con un centenar de otros panameños a celebrar el resultado. No sabía él si la fiesta era un signo de mediocridad o de algún otro síntoma tercermundista.

El medio tiempo, entonces, más que un periodo de descanso y relajación, fue un instante en el que pensamos que todo era posible. Fue quizás el momento en el que más hemos creído en la selección. El marcador mostraba que no eran cuentos chinos.

Por eso me quedo con ese instante, esos 15 minutos en los que si bien la pelota no rodó, fue cuando más amor sentí por ella.

El autor es periodista

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

11 Nov 2019

Primer premio

2 2 3 9

CBCC

Serie: 19 Folio: 9

2o premio

8910

3er premio

2616

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código