Un fracaso de todos

Junio 22 de 2008. Octubre 15 de 2013.

Dos fechas que quedarán grabadas en el álbum de las pesadillas del fútbol panameño.

Dos rivales: El Salvador y Estados Unidos.

Cinco años de separación entre una y otra dolorosa experiencia, pero mismas conclusiones.

Y digo esto luego de remontarme al pasado y revisar las críticas y lamentos tras la nefasta experiencia en el Cuscatlán.

Que si los cambios fueron malos, que al equipo le faltó malicia, que pagamos el derecho a piso, que no tenemos una liga digna, que no tenemos estadios suficientes, que necesitamos un psicólogo... Excusas, excusas y más excusas.

La realidad es que cinco años pasaron y fueron muy pocas las lecciones que aprendimos y eso es un fracaso de todos.

El no haber llenado el estadio Rommel Fernández en un partido de vida o muerte difiere mucho con lo vivido ante los salvadoreños, donde sin la necesidad de un animador con micrófono en mano como sucedió el pasado martes en coloso de Juan Díaz, alentaron a los suyos durante los más de 90 minutos que duró el partido.

¿Dónde quedó esa llamada Marea Roja? Es muy fácil estar solo en las buenas.

Conclusión: fracaso de la afición.

Los jugadores. Pensaron que el partido había terminado con el gol de Luis Tejada. Incluso les rogaron a los estadounidenses que tuvieran misericordia. Parece que Jaime Penedo fue el único que recordó lo sufrido hace cinco años. Ni el capitán Felipe Baloy, nadie en cancha enfrió el partido, ni calambres ni llevar la pelota al córner. Puro descontrol. Fracaso de los jugadores.

Y qué decir del banquillo.

La inteligencia emocional brilló por su ausencia. No hubo nadie que calmara el caos y el éxtasis que se vivía en las gradas. Faltó un general para decir tranquilo, esto es nuestro.

La imagen de los hermanos Dely Valdés descontrolados con el papel de los cambios y más pendientes de arengar al público que estudiar el juego es la clara visión de la falta de experiencia y trayectoria en un día importante como el último de la hexagonal.

Al final, la clara lección es que simplemente le quedó muy grande la hexagonal al técnico Julio Dely Valdés.

Puede ser que en un futuro tenga su revancha, y ojalá ese sea el caso, pero lo cierto es que su currículum necesita muchas más experiencias para nuevamente tomar el desafío de liderar a Panamá en una eliminatorias.

¿Quién será el próximo entrenador? Se habla del colombiano José Cheché Hernández. Interesante pasado, pero un presente con muchísimas interrogantes.

Mi apuesta: esperar hasta el final del Mundial y luego ir detrás del colombiano Luis Fernando Suárez. Doble experiencia mundialista y conocedor del área.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código